Erundino Alonso: "En 'El cazador' tenemos un momentazo televisivo a la altura del rosco"
  1. Televisión
  2. Programas TV
ENTREVISTA EXCLUSIVA

Erundino Alonso: "En 'El cazador' tenemos un momentazo televisivo a la altura del rosco"

El veterano concursante se sincera: "No suscribía en absoluto hacer de malo en 'El cazador' y así lo dejé claro desde el inicio, afortunadamente la dirección del programa lo entendió"

placeholder Foto: Erundino, en 'El cazador'. (TVE)
Erundino, en 'El cazador'. (TVE)

Hablar de Erundino Alonso es para muchos espectadores sinónimo de sabiduría y éxito, ya que en el imaginario colectivo todavía perdura su gesta en '¡Boom!': dos récords Guinness y un premio de casi 6,7 millones de euros a repartir entre los cuatro miembros de 'Los Lobos'. Sin embargo, su vida ha cambiado mucho desde ese mágico 8 de julio de 2019 cuando se alzaban con el codiciado bote, aunque los espectadores continúan teniéndole muy presente gracias a 'El cazador': "Antes me paraban para hacerme fotos por 'Los lobos' y ahora cada vez más me llaman 'cazador', me dicen que vaya a por todas frente a los concursantes o que tenga clemencia con ellos", comenta el veterano participante en declaraciones exclusivas para EL CONFI TV.

Y es que Erundino se ha ganado a pulso un hueco en la televisión gracias a su carisma, su personalidad y, sobre todo, a ese carácter didáctico que mantiene en todas y cada una de sus intervenciones: "Para mí es importante, creo en la virtud didáctica de los concursos porque es algo que me gusta. Me gusta hacerlo y verlo como espectador", reconoce Alonso, confesando que la segunda prueba de 'El cazador' es su favorita precisamente porque se presta a ellos: "Esa parte permite explicar un poco las cuestiones y eso es algo que a mí me parece fundamental. Ese es el apartado que más me atrae y en el que mejor me muevo".

"Me duele ganar a los concursantes y ver sus caras, pero es la dinámica del concurso"

Pese a esto, los inicios en el formato no fueron sencillos, como él mismo revela, aunque parece que tuvo una señal del destino con este programa: "Lo vi un día por casualidad en Alemania y me quedé enganchadísimo, por eso me hizo cierta ilusión cuando me lo propusieron. Lo que no llevé tan bien fue tener que hacer de 'malo', creía que no era necesario salir ahí con esa pose de 'cargarse' al concursante, que ser competitivo podía ser compatible con salir con una sonrisa. Afortunadamente la dirección del programa lo comprendió enseguida y eso hizo que las cosas saliesen bien, porque si no haces algo en lo que no crees al final se acaba notando".

placeholder Erundino, en 'El cazador'. (TVE)
Erundino, en 'El cazador'. (TVE)

Además de todo esto, Erundino analiza y pone en perspectiva 'El cazador' frente al resto de concursos de nuestra televisión, valora la eliminación de 'Los Dispersos' (sus sucesores en '¡Boom!') o avanza la emocionante nueva etapa que emprenderá en TVE de la mano de 'La noche de los cazadores'.

PREGUNTA: Superado ya el primer año en 'El cazador'. ¿Qué valoración haces tanto de su rendimiento como a nivel personal?

RESPUESTA: El programa va creciendo, y eso es agradable verlo. En ese sentido estoy muy contento porque vamos evolucionando, las cosas se van puliendo cada vez más. El poco margen que deja el formato para la creación lo estamos utilizando también, así que digamos que lo que empezó siendo algo que no sabemos muy bien a donde se dirige está yendo a buen puerto con el esfuerzo de todos.

A nivel personal la valoración es parecida, porque noto evolución en mí, que voy progresando porque cada vez tengo más fluidez. El programa está siendo cada vez más maduro y coherente, y se nota que, cuando estamos a gusto, el resultado es mucho mejor. Los pequeños detalles están marcando la diferencia, y creo que el público se está dando cuenta de la evolución y disfrutan el concurso en casa.

"No suscribía en absoluto la figura de un tío que sale ahí a cargarse al concursante"

P: ¿Cómo recuerdas los inicios? ¿Te sorprendió la propuesta?

R: Fui al casting con la mente abierta, dispuesto a interesarme por el formato. Curiosamente me cuadro, en un viaje a Alemania, ver el programa. No tenía intención de ver la tele, pero lo puse y me quedé enganchadísimo, por eso me hizo cierta ilusión cuando me lo propusieron. Me había gustado, así que lo que deseaba era que en España se hiciera el formato parecido, que se hiciera bien. Venía de hacer televisión en '¡Boom!' y me sentía muy cómodo continuando en la pequeña pantalla.

Foto: Paz Herrera, en 'El cazador'. (TVE)

P: Varios de tus compañeros han confesado que les costó meterse en la piel de "malo". ¿Te sucedió lo mismo?

R: Creo que ese ha sido uno de los principales crecimiento del programa. Yo no suscribía en absoluto, o no me sentía nada identificado, con la figura de un tío que sale ahí a "cargarse" al concursante, que sale con mala cara y tal. Creía que no era necesario. Creo que la gente es lo suficiente madura e inteligente como para pensar que puedes mantener un perfil simpático, agradable y educado, y sin embargo que quieras ganar al participante. Eso lo defendí desde el primer momento, porque si estás haciendo algo en lo que no crees, antes o después no va a salir bien.

Afortunadamente, la dirección del programa enseguida compartió que eso era razonable y que nos sentíamos mucho más cómodos apareciendo con una sonrisa, dándole un tono más desenfadado sin dejar de lado la parte culta de las preguntas, que siempre aportan algo de conocimiento a la gente. Veía que era perfectamente compatible con que el programa resultase coherente, y creo que así ha sido.

placeholder Erundino, en 'El cazador'. (TVE)
Erundino, en 'El cazador'. (TVE)

P: ¿Llevas bien el hecho de que tu trabajo consista en que los concursantes se marchen sin nada?

R: Es difícil, te soy sincero. Cuando veo que los que están ahí pierden me da pena, sinceramente, pero soy concursante también y quiero ganar. Eso lo tengo clarísimo, y la dinámica del programa es así. Por otro lado, tampoco le estás quitando el pan a sus hijos, al fin y al cabo cuando alguien va a un concurso sabe que puede volverse a casa sin llevarse nada y no pasa nada. Eso no quita que a mí me cueste ver las caras de la gente cuando pierde. Me cuesta ver sus caras de desilusión y me duele, pero tengo claro que yo soy concursante también y quiero ganar.

P: En este sentido, los 'cazadores' partís un poco en desventaja en la 'Caza final' al no tener rebotes y participar en solitario...

R: El programa trata de equilibrar las cosas dándole a ellos una serie de ventajas, como los rebotes o competir en grupo. Muchas veces yo me sé las respuestas que ellos fallan, pero nosotros no tenemos rebotes. Comprendo que si los tuviéramos no ganarían nunca, por lo que el formato tiene que tratar de hacer más parejos los duelos, porque nosotros somos concursantes experimentados y no tenemos esos nervios frente a las cámaras que tienen ellos.

"No creo que el formato de 'El cazador' me beneficie especialmente"

P: ¿Pensaste en algún momento que podrías profesionalizar la figura de concursante, vivir de ello?

R: En la televisión no hay nada fijo, porque no nos pueden asegurar que 'El cazador' vaya a seguir mucho tiempo. Vamos temporada a temporada en función de la audiencia, pero la verdad es que nunca se me habría pasado por la cabeza poder vivir de esto. En absoluto pensé nunca que lo que es un divertimento para mí pudiese convertirse en algo tan estable y tan serio. España no es un país donde se aprecie mucho el conocimiento, por lo que estoy más contento aún de poder vivir de ello.

Foto: Lilit, en 'El cazador'. (TVE)

P: ¿Sigues preparándote y estudiando para mantener el listón alto en el programa?

R: Sin ninguna duda, eso es imprescindible. La versión concursante no la suelto en ningún momento del día, ni lo voy a hacer, porque una de las cuestiones básicas es sentar siempre actualizado para estar al día de todo lo que me puedan preguntar. Trato de organizarme ciertas cuestiones, como leer la prensa para estar actualizado de lo que sucede en el mundo o buscarme ciertos temas que de otro modo nunca aprendería. Además también sigo habitualmente muchos concursos, tanto el nuestro como otros, porque salen preguntas continuamente que nos pueden salir, que nos dan pistas sobre otras cuestiones o que nos generan entrenamiento. En 'El cazador' es muy importante la velocidad, y eso no es tan sencillo. De hecho, es lo más complicado para mí, sin duda alguna.

No creo que sea un formato que me beneficie especialmente porque lo que a mí me gusta de los concursos es contestar sabiendo lo que estoy contestando. No me gusta responder a algo de lo que no tienes la menor idea de lo que estás hablando, a mí me apetece saber de lo que hablo. Eso no es un entrenamiento dirigido a tener velocidad, sino a tener un poco de fondo. Este formato no es especialmente adecuado para eso, por lo que me obliga a prepararme para la velocidad.

placeholder Erundino, en 'El cazador'. (TVE)
Erundino, en 'El cazador'. (TVE)

P: A estas alturas ya tienes más que identificados tus puntos débiles, ¿tratas de contrarrestarlos de algún modo?

R: Tengo identificados mis puntos débiles, pero también tengo claro que el 100% del conocimiento no lo voy a tener, quiera o no, porque la cabeza y el tiempo son limitados. Entonces si algo no me genera ningún tipo de placer, paso de ello y ya cuento con que es una pregunta que voy a fallar. Aun así eso ocurre con muy pocas cuestiones, como pueden ser las "frikadas" tipo esa gente que se sabe de 'Star Wars' o 'El señor de los anillos' hasta el último dato. A mí esas cosas me atraen tirando a poco. Pero en este sentido también influye conocer el funcionamiento de los concursos. La mayor parte de las cosas que existen en el universo no se pueden preguntar, entonces lo que tienes que hacer es estudiarte lo que sí se puede preguntar, lo que tiene una respuesta relativamente sencilla, rápida y con cierto atractivo para el espectador. Así, tú le puedes pillar el truco a estudiar cosas que, aunque sean de materias que no te interesan, te pueden preguntar sí o sí, por lo que me las estudio.

P: Se nota la pasión por los concursos es tus palabras. ¿Te gustaría dar el salto al otro lado, como guionista de estos formatos quizás?

R: Me vería como guionista sin ninguna duda, tengo hiperclaro que sí, porque además es uno de los puestos clave para que el concurso sea entretenido y tenga sentido. Otra cosa es que me vea haciéndolo, porque de momento estoy muy contento haciendo esto. Aquí estoy cómodo, pero es una opción que no descarto, me gustaría.

"La 'caza final' es un momentazo televisivo, al nivel de 'El rosco' de 'Pasapalabra"

P: ¿Qué análisis harías sobre cuáles son las virtudes de 'El cazador'?

R: Me parece un concurso rápido, que tiene una amplia variedad de preguntas, de las más simples que se contestan rápido a las más complicadas, como las de la fase dos con múltiples respuestas, que permite preguntar cosas más complejas. Además, esa parte permite explicar un poco las cuestiones y eso es algo que a mí me parece fundamental. Ese es el espacio que más me atrae y en el que mejor me muevo, en lo de contestar algo y explicar por qué. Eso me encanta.

Además, Ion Aramendi me encanta como presentador, me parece que hace un papel bestial en el concurso y además tengo una muy buena relación personal con él. Por si fuera poco, 'El cazador' dura relativamente poco, es rápido y dinámico. Por último, el momento de la 'Caza final' es un gran momentazo televisivo, como el de 'El rosco' de 'Pasapalabra'. Es un punto muy alto de tensión al final de cada entrega. En general, el formato me parece muy atractivo.

placeholder Erundino, en 'El cazador'. (TVE)
Erundino, en 'El cazador'. (TVE)

P: ¿Y qué grado de dificultad dirías que tiene en relación con otros concursos?

R: 'El cazador' tiene una dificultad alta. La gente no percibe lo difícil que es contestar rápido. Cuando la gente en el programa ve un fallo tiene que pensar que este igual sabe lo que no ha sido capaz de contestar, simplemente que no le ha venido la respuesta con la rapidez suficiente. Eso ocurre muy habitualmente en nuestro formato. A veces se puede intuir por la cara que ponemos.

P: ¿Has notado un cambio en el 'feedback' del público desde '¡Boom!'?

Hay bastante diferencia, y eso que es un concurso que leva mucho menos tiempo y que la gente lo tiene mucho menos interiorizado. '¡Boom!' es un formato en el que había mucho más lugar para hablar de cuestiones personales, contar anécdotas y demás, y eso te acercaba un poco más al público en lo personal. Creo que es un poco pronto, pero cada vez más la gente me habla del programa. Antes me paraban para hacerme fotos por 'Los lobos' y ahora cada vez más me llaman 'cazador'. Entre estos, hay gente de todo tipo, desde los que me animan a ir a por todas hasta los que me piden clemencia con los concursantes.

Foto: Ruth de Andrés, en 'El cazador'. (TVE)

Por Twitter, sobre todo, me gusta estar en contacto con la gente iberoamericana porque es algo que me interesa mucho. Tienen bastante participación y eso es algo que especialmente me hace ilusión. Las redes sociales generan posibilidades que de otra manera serían imposibles.

P: Ya que hablamos de '¡Boom!', ¿te costó pasar de competir en equipo a hacerlo en solitario?

R: Sí, me costó mucho. Me costó en cuanto a que eso lo echo un poco de menos. Fuimos muy felices en '¡Boom!', porque crecer juntos entre los cuatro concursantes es algo muy bonito. El trabajo en equipo tiene otras recompensas que el trabajo en solitario no tiene, pero una vez que te das cuenta de que estás haciendo una cosa diferente solo hay que cambiar el chip. Aquí estamos solos ante el peligro, y eso era lo difícil en los primeros programas. El momento en que estás ahí sentado solo ante la 'Caza final' es duro. A día de hoy me sigue costando, aunque mucho menos que cuando empezamos. Te da mucho reparo tener un resbalón gordo. Hace falta tener una concentración absoluta. Luego también hay días, como todo el mundo, que son mejores o peores, y eso quizá la gente no lo entiende.

"El público tiene que saber que somos humanos y a veces cometemos errores"

Hace poco salió un programa en el que tuve tres fallos con un concursante en la segunda fase, y en las redes la gente empezó a decir que si era tongo o si me había dejado ganar. La gente cuando dice estas cosas no está siendo nada empático, porque todos podemos tener un mal día. Otra cosa de la que la gente no se da cuenta es de que también podemos equivocarnos a la hora de darle al pulsador. Con el botón del medio, el de la respuesta B, no hay duda, pero con los otros a veces, por la velocidad que requiere el programa, la lateralidad te juega una mala pasada y pulsas la opción que no querías pulsar. Eso pasa poco, pero hay veces que sucede y los espectadores no lo tienen en cuenta. El público tiene que saber que somos humanos y cometemos errores.

placeholder Erundino, en '¡Boom!'. (TVE)
Erundino, en '¡Boom!'. (TVE)

P: ¿Has continuado viendo el programa desde vuestro adiós? ¿Qué opinas de la eliminación sin bote de 'Los Dispersos'?

R: '¡Boom!' es a la misma hora que 'El cazador', por eso lo he visto menos, aunque sí estoy bastante al tanto porque a veces lo sigo por internet y porque conocía a todos los integrantes de 'Los Dispersos'. Los concursos son así, es duro y lo sientes por ellos, obviamente, pero así es la vida del concursante. El que piense que ir a un concurso de estos es llegar, esperar a que le bote esté maduro y llevártelo a tu casa se equivoca porque muchas veces no es así. Duele no llevárselo, pero bueno, ellos han ganado cerca de 1,6 millones de euros, un pico de casi 400.000 euros para cada uno. No está nada mal, es algo que todo el mundo firmaría por obtener en un año y pico. Su participación ha sido brillante, pero dependen de con qué lo compares. Si es con 'Los Lobos', su paso ha sido peor, pero eso no les quita mérito. Yo estaría encantado de que ellos siguieran o eventualmente se hubieran llevado el bote.

P: ¿Ves a alguno de ellos como compañero vuestro en 'El cazador'?

R: Claro que me lo imagino porque son muy buenos. Yo soy más amigo personal de Óscar Díaz, le tengo cariño y, como concursante, me parece excepcional, por eos creo que me decantaría por él. Pero, sinceramente, antes que por uno de ellos, me decantaría por uno de 'Los Lobos'. Insisto en esto porque para mí es importante, creo en la virtud didáctica de los concursos porque es algo que me gusta. Me gusta hacerlo y verlo como espectador, que no todo el mundo es así. Yo creo que uno de los grandes puntos fuertes de 'Los Lobos' es que éramos didácticos, comunicábamos bien con el espectador lo que respondíamos, explicando todo lo que podíamos las respuestas. En ese sentido, aunque no suene humilde pero sí sincero, como creo que nosotros éramos así, me parecería una gran opción como 'cazador' cualquiera de los miembros del grupo.

Foto: Orestes y Erundino en 'El cazador'. (TVE)

P: ¿Te daría especial morbo enfrentarte a un grupo de exconcursantes de '¡Boom!', como en su día le sucedió a Paz Herrara con compañeros de 'Pasapalabra'?

R: Sí, yo estaría encantado. Esas cosas molan, estaría encantadísimo de ponerme a prueba porque he sido muy feliz en '¡Boom!', tengo muy buen recuerdo del programa. Muchas veces nos daban pena los participantes a los que nos enfrentábamos, porque teníamos que ganarles como fuera, pero eso significada durar solo un día en televisión.

P: Concluimos con 'La noche de los cazadores', ¿qué puedes adelantar sobre este salto al 'prime time'?

R: Creo que puede tener mucho atractivo porque es todavía mucho más rápido que 'El cazador', más trepidante. Como es todo muy rápido, tenemos cimas y resoluciones muy rápidas. Igual que decimos que 'El rosco' de 'Pasapalabra' es el momento culminante de un programa que ha durado una hora, que es solo un momento, o 'La caza final' en 'El cazador'; aquí tenemos muchos finales trepidantes que creo que pueden estar muy bien.

"A mí me costó particularmente adecuarme al ritmo de 'La noche de los cazadores"

A mí particularmente me costó un montón la grabación, porque era adecuarse a un formato todavía mucho más rápido que 'El cazador' y eso es algo que no llevo tan bien. A mí no se me da especialmente bien ser rápido, es lo que más me cuesta, por eso me resultaron muy difíciles estas entregas especiales, con lo cual espero que el resultado sea bueno y así lo creo. Me gustaría grabar más, así que ojalá tengan buena acogida entre la audiencia.

Lo que más me gustó de 'La noche de los cazadores' fue estar con los compañeros, porque en la versión diaria nos vemos muy poco. Nos cruzamos muy poco en los camerinos, porque cada uno graba sus entregas individualmente y los demás no pintamos nada. Eso fue lo que más me gustó, poder estar con ellos durante la grabación y compartir tiempo con ellos.

Programas TV TVE
El redactor recomienda