Análisis 'The Dancer': el show de Lola Índigo que más que 'Fama' es un 'Got Talent' de baile
  1. Televisión
  2. Programas TV
crítica

Análisis 'The Dancer': el show de Lola Índigo que más que 'Fama' es un 'Got Talent' de baile

El nuevo talent show de Televisión Española con Sandra Cervera e Ion Aramendi como presentadores, a examen

placeholder Foto: Mimi Doblas. (RTVE)
Mimi Doblas. (RTVE)

La 1 de Televisión Española ya ha estrenado 'The dancer', su nuevo talent show centrado en el mundo del baile. Producido por Fremantle España ('Mask singer', 'El precio justo'), este innovador espacio de entretenimiento creado por Simon Cowell (‘Got Talent’, ‘Factor X’) aterriza en nuestro país tras triunfar en Reino Unido, China y Dinamarca.

Bajo la batuta de Sandra Cervera e Ion Aramendi como presentadores y con Lola Índigo, Rafa Méndez y Miguel Ángel Muñoz como capitanes, desde El Confi TV, la sección de televisión de El Confidencial, ofrecemos sin spoilers la crítica del nuevo show del ente público que llega con ganas de hacer bailar a sus todos sus espectadores.

Es el show de Lola Índigo

De los tres capitanes de 'The dancer' destaca Mimi Doblas, es decir, Lola Índigo. La que fuera primera expulsada del resurgir de 'Operación triunfo' ('OT 2017') es hoy en día una de las artistas españolas que más triunfa en las listas de éxito, desarrollando ahora (tras pasar también por 'Tu cara me suena') su faceta de jurado, puesto para el que se siente capacitada.

Sin sobreactuar ni intentar ofrecer una cara que realmente no tiene, la joven cantante y bailarina se convierte en el centro del programa, brillando por sí misma ante la pasión que siente por el baile. No estamos ante una show-woman porque ella no tiene ese tipo de carácter quizá más protagonista, pero logra contagiar el entusiasmo a base de espontaneidad e ilusión. Al haber estado tantas veces del otro lado le resulta imposible no empatizar y conectar con los concursantes, dejándose llevar por sus emociones e impulsos.

placeholder Capitanes de 'The dancer'. (RTVE)
Capitanes de 'The dancer'. (RTVE)

Rafa sigue siendo Rafa, pero MAM está muy encorsetado

Rafa Méndez y Miguel Ángel Muñoz son los compañeros de Mimi en esta nueva aventura televisiva. Del primero poco podemos objetar como jurado al tener una amplia experiencia en este tipo de programas. Rafa sigue siendo Rafa y sabe dar espectáculo, generar expectativas, ofrecer opiniones tanto objetivas como subjetivas... su presencia es necesaria y su papel, guste más o menos, sigue estando vigente.

Y por otro lado está el caso de Miguel Ángel Muñoz, el cual ya declaró frente a los medios de comunicación que él realmente no es ni se siente bailarín, tan solo es un actor que puede llegar a bailar. Y puede ser justamente por este hecho que no logra destacar en 'The dancer'. Está demasiado comedido, correcto, encorsetado... en no pocas ocasiones está como fuera del show y le falta el ritmo que requiere un espacio de baile. Habrá que esperar para ver si es algo del primer día y termina sacando algo de Rober, el recordado personaje que encarnó en 'Un paso adelante', culpable de que esté relacionado con este mundillo del baile y en este talent.

Foto: Foto promocional de Miguel Ángel Muñoz para 'The dancer'

Sandra e Ion, el gran acierto

La actriz Sandra Cervera ('El secreto de Puente Viejo') y el periodista Ion Aramendi ('El cazador', 'Sálvame') son los presentadores del espectáculo. A diferencia de lo que estamos acostumbrados en España, no son presentador/a y copresentador/a, ambos desarrollan la misma función, ya sea juntos o por separado. Y al margen de este acierto están ellos, ya que aportan aire fresco a la pequeña pantalla, su química es más que patente y desprenden buen rollo y energía. Este tipo de jugadas, es decir, contar con rostros no tan conocidos para nuevos programas, son arriesgadas, pero ambos consiguen el sobresaliente.

placeholder Sandra Cervera e Ion Aramendi. (RTVE)
Sandra Cervera e Ion Aramendi. (RTVE)

Más que 'Fama' es un 'Got talent' de baile

Al tener de regreso un gran formato de baile muchos pueden pensar que estamos ante algo parecido a 'Fama', pero no, 'The dancer' es un 'Got talent' de baile. Aquí hay números musicales de todo tipo, no solo aquellos espectaculares del reality de Cuatro que dejaban a todo el mundo con la boca abierta (aquí algunos incluso resultan flojos y visualmente aburridos). Lo mismo ocurre con los participantes, existe una gran variedad de géneros y estilos para llegar a todo tipo de público, no solo el juvenil.

Lo que sobra

Como ocurre en 'Got talent', 'The dancer' da espacio a los comentarios y apreciaciones del público a través de varias parejas seleccionadas que están sentadas en un lugar determinado de las gradas, algo que sobra totalmente. No solo sus opiniones son predecibles y no aportan nada, sino que te llegan a sacar de la magia de la actuación y la emoción que sienten los concursantes y el jurado. También es prescindible la defensa de familiares y amigos y la historia (casi siempre dramática) que cada uno lleva detrás, hecho que por cierto se muestra a los capitanes y al público antes incluso de ver el número. Estos aspectos restan tiempo a lo que debería ser lo más importante: el baile.

Lo mejorable

'The dancer' incorpora la figura de una recepcionista que da paso a los talentos a una sala de espera antes de demostrar su destreza bailando. En este caso se trata de Mariu, una mujer que forma parte del equipo del programa y que fue elegida para asumir este rol. La idea en sí no está mal, pero se podría haber mejorado con una personalidad fuera de lo común, con una persona más extrovertida que diera juego con sus comentarios y forma de ser. El humor y el cachondeo desmedido hubieran encajado aquí perfectamente.

placeholder Equipo de 'The dancer'. (RTVE)
Equipo de 'The dancer'. (RTVE)

Lo mejor

En esta primera fase el público que se encuentra en el plató es quien determina si el aspirante que está bailando en una sala de ensayo merece ser recibido en plató o no. Para tener la opción de ser elegido por los capitales al menos el 75% de los asistentes han tenido que pulsar el botón que tienen disponible al lado de su asiento. Cuando se llega a este mínimo se abre el espejo de la citada sala y aparece en el impresionante plató, algo que sin ninguna duda es lo mejor de 'The dancer'. La emoción se apodera de todos, Mimi, Rafa y Miguel Ángel no pueden evitar el brillo en los ojos y por un instante los bailarines tocan el cielo con las manos.

Ya luego todo vuelve a su ser y son conscientes de que es un programa de televisión porque de todos los que logran cruzar el espejo tan solo tres pasan a la siguiente fase. Al final de la velada cada capitán solo puede quedarse con un participante, siendo el orden de elección algo aleatorio. Asimismo y como parte de la mecánica existen los 'pases directos'. Al comienzo de cada entrega se informa qué capitán tiene el poder de llevar a alguien directamente a la semifinal, privilegio que debe gastar ese día.

La fuerza del espejo

En definitiva estamos ante un talent show que como ocurre en 'La voz' con sus asientos giratorios, pone casi todo su peso en un elemento: el espejo. El gran giro reside en que esa toma de decisión recae en el público y ya luego los capitanes van haciendo sus equipos según sus preferencias. El juego en sí de pasar de una sala de ensayo a un gran escenario tiene mucho potencial. Ahora solo queda esperar a ver la recepción de los espectadores, los que realmente mandan en la pequeña pantalla tradicional que tanta guerra sigue dando.

Programas TV Rafa Méndez Miguel Ángel Muñoz Ion Aramendi TVE