Juanra Bonet se moja: del gran hándicap de 'El millonario' a la polémica de los 'youtubers'
  1. Televisión
  2. Programas TV
ENTREVISTA EL CONFI TV

Juanra Bonet se moja: del gran hándicap de 'El millonario' a la polémica de los 'youtubers'

Hablamos con el presentador catalán, maestro de ceremonias del regreso del mítico formato con famosos como concursantes en esta ocasión

placeholder Foto: Juanra Bonet, presentador de '¿Quién quiere ser millonario?'. (Atresmedia)
Juanra Bonet, presentador de '¿Quién quiere ser millonario?'. (Atresmedia)

'¿Quién quiere ser millonario?'. Esta es la pregunta que se le planteará a la larga lista de personajes públicos que se sentarán en la silla de uno de los concursos más míticos de la televisión a partir de este viernes, 12 de marzo, a las 22:00 horas. Antena 3 vuelve a recuperar el formato de preguntas y respuestas y pone contra las cuerdas a personajes tan conocidos como David Broncano, Antonio Resines, Ana Milán, Alberto Chicote, Javier Sardà o Loles León. Un reparto de lujo para una ocasión que promete ser muy especial.

La cadena ya superó la prueba de fuego del 'prime time' hace más de un año, con una serie de entregas especiales emitidas entre enero y marzo de 2020. Nada mal salió este experimento con Erundino Alonso o Manuel Zapata (Los Lobos), Jero Hernández ('Pasapalabra') y demás 'supercampeones' de los concursos televisivos en España. Gracias a los buenos resultados de este regreso puntual, con el que se celebraba el 20º aniversario del aterrizaje de 'El millonario' en nuestro país, las cuatro emisiones iniciales previstas se convirtieron en ocho. Un 16,2% de 'share' medio y el superar la barrera de los dos millones de espectadores son los datos que hablan por sí solos.

"Somos el formato más humilde de este horario en A3, pero el juego es apasionante"

Y, frente a los famosos, repite un maestro de ceremonias que lleva casi siete años siendo un pilar fundamental de las tardes de Atresmedia. Antena 3 deposita de nuevo su confianza en Juanra Bonet, con quien hemos tenido oportunidad de hablar en El Confi TV, la sección de televisión de El Confidencial. El también conductor de '¡Boom!' es consciente de la dificultad y la competencia que existe en el horario estelar, pero hace hincapié en el componente de tensión que encierra el juego y que no pierde con los años: "De los formatos de los viernes por la noche en el canal, como 'Tu cara me suena' o 'El desafío', somos el más humilde. Esos platós enormes, ese despliegue de luces. Ese espectáculo y esa cantidad de famosos. Nosotros somos dos personas mirando una 'tablet', pero el juego es apasionante".

La dinámica relativamente sencilla del concurso no resta emoción al desarrollo de un juego que, además, no se queda anticuado con el paso del tiempo. En estos nuevos programas, 'El millonario' rescata uno de sus elementos más recordados y lo ajusta a los avances tecnológicos que eran impensables hace dos décadas. Hablamos del famoso comodín de la llamada, es decir, la posibilidad que tenía el participante de recurrir a un familiar o amigo cercano para elegir la respuesta correcta. En una época en la que tan solo unos segundos bastan para encontrar una información en un buscador, ¿cómo se han desenvuelto los concursantes cuando se han visto en esta situación?

Las "inseguridades" de los concursantes

Bonet lo explica y hace referencia al hándicap principal del formato, algo que no varía a pesar de los años: el tiempo. "Este comodín no ha hecho mucha falta. Hay un cronómetro para la llamada, pero la pregunta es larga y hay que leer cuatro opciones. Entre que lo teclean en Google y lo buscan, van justos de tiempo. Además, tampoco puedes fiarte de la primera entrada que te da Google. Pasas más tiempo contrastando que buscando. O se sabe la respuesta o no se sabe. Si alguien tiene la tentación de teclear, ya se ve que el tiempo se pierde", nos cuenta el presentador.

placeholder Juanra Bonet, en '¿Quién quiere ser millonario?'. (Atresmedia Televisión)
Juanra Bonet, en '¿Quién quiere ser millonario?'. (Atresmedia Televisión)

Lo que sí es seguro es que Juanra se siente como pez en el agua a los mandos de este concurso en el que participarán grandes compañeros de televisión, algunos incluso colegas muy cercanos. Eso sí, el catalán matiza que 'El millonario' no será algo así como una reunión de amigos. Los famosos van a jugársela, a "exponerse" y a implicarse al máximo. Todo por conseguir el millón de euros que luego podrán donar al proyecto benéfico que ellos consideren. Por otro lado, se muestra anonadado por la cantidad de rostros que lograron cuadrar horarios en su agenda y accedieron a concursar.

"De entrada, me sorprendió que participaran desde amigos íntimos de toda la vida, como Edu Soto o Gonzo. Pensé: '¡Ostras, qué chulo, mis amiguitos aquí! ¡Qué sensación de intimidad!'. Pero de repente ves nombres como Sardá, que es un referente en televisión, a Resines, a Aitana Sánchez Gijón, a escritores como Lorenzo Silva o Espido Freire... Me sorprendió la cantidad de gente que se atrevía a jugar a esto, porque es un concurso muy arriesgado y te expones mucho. Más que alguna actuación en concreto, me impacta la cantidad de famosos que aceptaron venir. Me parece gente que está mucho más allá de la Primera División", reconoce Bonet.

"Broncano vino muy juguetón"

Si echamos la vista atrás y recordamos la versión de 'QQSM' que emitió Telecinco entre 1999 y 2001, es imposible no reparar en el que era el presentador, Carlos Sobera, y su movimiento de ceja, un gesto que ponía nerviosos a los concursantes. Juanra da la vuelta al mito y piensa que la labor de quien lleva las riendas no es desconcentrar a quien aspira a llevarse el suculento premio: "El presentador de 'El millonario' tiene que tener al concursante relajado para que juegue. Lo bonito es que todos y todas venían divertidos y con ganas de pasárselo bien".

"En 'El millonario', dejas de ver a Resines y empiezas a ver a un señor preocupado"

Por supuesto, el humorista no niega que el nivel de tensión vaya 'in crescendo' a medida que avanza el programa: "Lo más bonito es que todos y todas venían divertidos y con ganas de pasárselo bien, pero luego veías cómo iban apareciendo sus inseguridades. Eran conscientes de que estaban jugando para alguien que no eran ellos. Veías lo que le importaba cada pregunta, cada euro, cada acierto y cada comodín. De tener una lista de gente que todos queremos mucho, pasamos a ver concursantes sufriendo para ganar ese dinero para la ONG correspondiente. Ver a Resines y luego dejar de ver a Resines y ver a un señor preocupado por acertar la pregunta. Verlos sufrir, emocionarse y desmontarse".

Además de Bibiana Fernández o Antonio Resines, sin lugar a dudas, el cómico que mejor romperá el hielo en esta tanda de especiales es uno de los nombres más jugosos de la lista. David Broncano cambia el sofá de 'La resistencia' por el asiento de '¿Quién quiere ser millonario?' para protagonizar todo un cara a cara con Juanra Bonet. Acostumbrado a sonsacar a otros sobre cuestiones como el sexo o el dinero, ahora será el presentador de Movistar+ quien se enfrentará a las 15 preguntas que le separan del millón de euros. En lo que a Broncano respecta, el conductor de Barcelona afirma que, de entrada, los nervios no pudieron con él: "Fue muy divertido. David vino muy juguetón, tranquilo y a divertirse", confiesa, aunque parece no descartar que más tarde hicieran acto de presencia esas "inseguridades" anteriormente mencionadas.

Foto: Juanra Bonet, en una imagen reciente. (Getty)

Sobre el éxito de 'Pasapalabra'

Aunque Bonet ha preferido no mojarse en cuanto al número de entregas especiales que tiene la cadena entre manos o incluso si está sopesando la opción retomarlo de forma definitiva, lo que puede sacarse en claro es que Antena 3 está haciendo del género de los concursos su auténtico estandarte en la franja de tarde con 'Ahora caigo', '¡Boom!' y 'Pasapalabra'. Este último, el 'recién llegado' tras tener que dejar de emitirse en Telecinco, obviamente desencadenó cambios de horario que afectaron a los dos anteriores. No obstante, Juanra piensa que siempre ha habido hueco para todos y que la continuidad de '¡Boom!' no llegó a peligrar.

Incluso guarda un buen recuerdo de la época en la que su programa y el del rosco eran rivales directos: "Siempre hemos estado tranquilos. Hace relativamente poco competíamos con 'Pasapalabra' de tú a tú. Costó, pero hubo una época en la que 'Pasapalabra' estuvo mirándonos a los ojos. Fue muy bueno para todos, una época emocionante. Ahora, la suma de los tres es muy buena".

"Siempre estuve tranquilo por nuestra continuidad tras la llegada de 'Pasapalabra"

Ahora, el grupo de San Sebastián de los Reyes apuesta por '¿Quién quiere ser millonario?' en horario de máxima audiencia temporalmente. Como no podía ser de otra manera, estos movimientos son seguidos con lupa por Mediaset, que ya prepara la resurrección de otro programa histórico, 'El precio justo'. Bien puede surgir la duda de si la fiebre de los concursos provocará un sentimiento de saturación en el espectador. Nadie tiene la respuesta, por lo que Juanra se mantiene cauto: "Nunca sabemos cómo nos vamos a comportar como espectadores. Hay cosas que decimos que no vamos a ver y a las que luego nos enganchamos, y al revés. Todo depende de cómo se haga, de cuándo caiga y de que ese día haya pasado algo o no. Siempre vamos a merced de lo que pueda ocurrir fuera de la tele. Somos impredecibles, los que hacemos televisión y los que la ven".

'¡Boom!' aguanta y resiste

Lo que es seguro es que Juanra Bonet se ha convertido en uno de los presentadores más destacados de la televisión. Cada tarde se cuela en la casa de millones de espectadores con '¡Boom!' para tratar de ofrecer pequeñas píldoras de cultura general a través de la pantalla. Ahora bien, el barcelonés no presume precisamente de haber asimilado todos esos conocimientos y bromea con ello: "Ojalá, pero todo lo contrario. Cada programa es más humillante. Cada programa me doy más cuenta de que no he aprendido nada. No soy una esponja, soy una pizarra mojada donde la tiza no marca".

Y es que, como conductor del programa que produce Gestmusic, tiene que estar al tanto de todo cuanto sucede en plató. "Estoy pendiente de las cámaras. De si los concursantes van lentos o van rápidos. Que si este foco, que si la distancia de seguridad, que si la posición de los concursantes. Siento que debería saber más. Cuando me encuentro con gente a la que le gusta el programa, siento que esperan que el presentador se quede con cosas, pero no es así", desvela entre risas Bonet.

placeholder Los Lobos, en '¡Boom!'. (Antena 3)
Los Lobos, en '¡Boom!'. (Antena 3)

Está claro que hacer '¡Boom!' no es fácil, ni para el presentador ni para los concursantes. Óscar Díaz, miembro de Los Dispersos de '¡Boom!', declaraba a este medio que las jornadas de grabación se prolongaban prácticamente "desde las ocho de la mañana a las nueve de la noche" y que "el cansancio llegaba ser más físico que psicológico". El equipo suma ya 301 programas y aun así continúa dejándose la piel cada día. Desde el punto de vista de Juanra la cosa cambia: "Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo y estamos las horas que hay que estar, pero un concursante tiene que competir y es durísimo. No es tanto lo que sabe, sino cómo resiste la tensión y la presión. Son muchas horas seguidas".

Sucede algo parecido con Bonet en 'La voz kids', donde tuvo la oportunidad de ser copresentador y colarse en el 'backstage' para animar a los pequeños aspirantes antes de su actuación. El catalán no oculta sus "ganas de que se estrene la siguiente temporada" y afirma que volverá encantado si se lo piden: "Si la cadena y la productora lo ven bien, yo voy a seguir estando. Es uno de los trabajos más agradecidos que puedes tener. Estás en un 'talent' con unos chavales ilusionados. Yo no tengo que juzgarles, les deseo suerte cuando salen y luego les recojo cuando acaban. El marrón lo tienen los 'coaches' o Eva González".

"Me encanta pagar impuestos"

'¡Boom!' tiene el privilegio de ser el programa que entregó el premio más alto de la historia de los concursos de televisión. La gesta fue mérito del equipo de Los Lobos, que, el 8 de julio de 2019, ganaron un total de 6.689.700 euros entre el bote del programa y el dinero acumulado en sus más de 500 programas. Pero no es oro todo lo que reluce, nunca mejor dicho, ya que Hacienda se llevó más de un 47% de lo ganado por Manu, Erundino, Alberto y Valentín. Así las cosas, los ganadores se embolsaron realmente 3.421.000 euros 'limpios'.

Foto: Miguel Ángel, miembro de Los Dispersos. (Atresmedia)

Han pasado dos años, pero la cuestión está más en boga que nunca. La marcha de algunos 'youtubers', como El Rubius, a Andorra con el fin de pagar menos impuestos sobre sus fortunas, ha vuelto a abrir el debate. Bonet, a quien le tocó muy de cerca el caso de Los Lobos, es rotundo en su respuesta: "A mí me gusta pagar impuestos. Mi madre es pensionista, voy a la Seguridad Social cuando me pongo malo. Me gusta que la gente esté allí bien tratada y bien pagada. Me gusta pagar impuestos, me encanta. Prefiero hablar de mí antes que de otros, y yo me siento bien cuando pago. Es lo correcto".

Sus recuerdos de 'CQC'

Trajeado, como ahora en '¡Boom!', pero en un papel muy distinto, el de reportero de calle. Juanra Bonet dio el gran salto a la televisión nacional en 2005 de la mano de 'Caiga quien caiga' y guarda un buen recuerdo de ello: "De repente hubo un 'boom' de programas con reporteros y todos funcionaban. Yo me encontraba con cinco o seis reporteros de distintos sitios. De 'Sé lo que hicisteis...', de 'El hormiguero', de 'Salvados', de Buenafuente...".

Teme a afirmarlo rotundamente, pero el catalán no tiene demasiado claro que un formato así funcionara hoy en día: "En la tele todo vuelve, pero también es verdad que ahora, con los avances tecnológicos, una persona con un móvil ya puede hacer un reportaje prácticamente. Pero, no sé, igual mañana se estrena en Francia algo así, lo peta y estamos todos como locos comprando el formato".

Juanra Bonet Antena 3 Programas TV David Broncano
El redactor recomienda