'La casa fuerte' | Las lágrimas de Albert 'Álvarez al destapar su pasado oculto: "He estado a punto de ir a la cárcel"
  1. Televisión
  2. Programas TV
'EL ESPEJO DEL ALMA'

'La casa fuerte' | Las lágrimas de Albert 'Álvarez al destapar su pasado oculto: "He estado a punto de ir a la cárcel"

El concursante se abrió con los espectadores para recordar los momentos más complicados de su vida en la sección 'El espejo del alma'

Foto: Albert, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)
Albert, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)

Albert Álvarez fue este martes, 24 de noviembre, el protagonista de 'El espejo del alma' en 'La casa fuerte', sección donde los concursantes comparten con los espectadores aspectos hasta el momento desconocidos de su vida. De este modo, el joven rompió esa fachada gélida que le caracteriza, profundizando entre lágrimas en los episodios más complicados de su vida.

La primera palabra que el espejo le reflejó fue "soledad", un término que permitió al joven empezar a abrirse frente a la audiencia: "Hubo un momento que pasé mucho tiempo en soledad. Para mí es fundamental y necesaria porque aprendí mucho sobre quién soy yo en esa etapa, cuando estaba interno en el centro deportivo. Ahora la sigo usando casi a diario. Pero como todo, en exceso puede dañar".

"Tuve problemas por los que podría haber acabado en la cárcel, pero, afortunadamente, un tribunal estimó que no era suficientemente malo"

Sobre esa época deportiva, en la que llegó a ser siete veces campeón de España de pértiga, Albert reconoció sentirse enganchado al triunfo: "La frustración me ha acompañado a diario. El mundo deportivo gira en torno a una calificación, el primero gana y todos los demás pierden. Cuando uno gana, afecta a muchos que pierden. Me vi envuelto en ese examen continuo y no supe gestionarlo bien. Para ser siete veces campeón de España, tuve que perder mil veces y ser el hombre más triste del mundo en esas ocasiones".

"Solo quería ganar y disfrutar de los aplausos, estaba enganchado a ese sentimiento de grandeza. Cuando ganas, viene el político de turno a darte la palmadita en la espalda, llegan los patrocinadores... Y después, cuando tuve un accidente y estaba en una cama de hospital, me di cuenta de que tenía solo a cuatro personas a mi lado: mi madre, mi padre, mi hermana y mi entrenador, que en paz descanse. Es a ellos a quienes nunca voy a fallar", aseveró Álvarez, con lágrimas en los ojos ante este doloroso recuerdo.

Posteriormente el espejo le arrojó la palabra cárcel, un recuerdo muy duro para Álvarez: "Reconozco que cometí muchos errores cuando era joven. No entré a la cárcel, pero estuve muy cerca", matizó el participante antes de explicar por qué el programa le planteaba esa palabra. "La sociedad siempre te pone una etiqueta y, cuando era estudiante, me dijeron que no era lo suficientemente bueno; a partir de ahí tuve problemas por los que podría haber acabado en la cárcel, pero, afortunadamente, un tribunal estimó que no era suficientemente malo y por eso me salvé. Estuve arrepentido mucho tiempo. Me juntaba con personas que no me hacían bien, olvidé quién era", explicó el joven.

Por último, Albert Álvarez se derrumbó hablando del peor momento que vivió su familia fruto de la enfermedad de su madre: "Esto es lo que más me duele, porque la pobreza la hemos vivido todos en casa. Hubo una temporada muy larga en la que no teníamos ni para llenar la nevera. Mi madre se encontraba con una enfermedad con la que no podía tirar hacia delante, y ahí recuerdo unas Navidades donde solo teníamos para un bocadillo. En invierno, cuando no hay dinero para calefacción, se pasa mal. No fue fácil".

"En esos momentos tan duros, cuando no teníamos nada, recuerdo la honradez de todos los vecinos que, sin decir quienes eran, hacían que cada día encontrásemos una bolsa de comida en la puerta. Eso es compartir de manera desinteresada. Cuando ves que una familia lo está pasando mal y hay una bolsa de comida es de agradecer. La pobreza a mí me sirvió para compartir cuando las cosas no van bien", concluyó el catalán.

Programas TV La casa fuerte Telecinco
El redactor recomienda