'Pasapalabra' mantendrá vigente su norma más 'injusta' en esta nueva etapa de Antena 3
  1. Televisión
  2. Programas TV
ESPECIAL EL CONFI TV

'Pasapalabra' mantendrá vigente su norma más 'injusta' en esta nueva etapa de Antena 3

El exitoso concurso mantiene intactas sus bases, por lo que cuando uno de los dos concursantes logre alzarse con el bote el otro resultará automáticamente eliminado

Foto: Pablo Díaz, el concursante veterano de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)
Pablo Díaz, el concursante veterano de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)

El 14 de marzo de 2017 Julio Escartín hizo historia en 'Pasapalabra' tras completar el rosco con sus 25 preguntas y llevarse el bote del programa, un total de 318 000 euros. Contra todo pronóstico, el concursante zaragozano logró 'vencer' a un jovencísimo Pablo Díaz.

El tinerfeño, que durante 47 programas consecutivos demostró estar a la altura de los mejores tras quedarse en repetidas ocasiones a las puertas del bote, se vio obligado a abandonar 'Pasapalabra' con el dinero que llevaba acumulado hasta ese momento, 49 800 euros.

Debido a las bases del programa, Pablo Díaz no tuvo ocasión de regresar el día siguiente y, por tanto, se le privó de la posibilidad de pelear por su permanencia en la llamada 'Silla azul'. La eliminación automática de un concursante cuando su rival se hace con el bote de 'Pasapalabra' es, sin duda, la norma más injusta del programa. De esa forma la han visto desde siempre los espectadores y también una gran mayoría de concursantes.

Pablo llevaba 24 aciertos cuando Escartín le superó. (Mediaset)
Pablo llevaba 24 aciertos cuando Escartín le superó. (Mediaset)

Según ha confirmado EL CONFI TV, 'Pasapalabra' mantendrá intactas sus bases, de modo que en esta nueva etapa en Antena 3 seguirá vigente esta cuestionada norma, que habitualmente sale a relucir cada vez que uno de los concursantes logra hacerse con el bote. No obstante, esta norma tiene su razón de ser, tal y como nos explica con detalle Carlos Adán, uno de los concursantes históricos de 'Pasapalabra'.

Foto: Pablo Díaz y Luis de Lama. (Atresmedia)

"Antes de que pusieran 'La silla azul' (julio de 2015), el concursante que perdía el programa se iba y lo mismo sucedía cuando uno de los dos resolvía correctamente el rosco. Uno ganaba y el otro como perdedor abandonaba el programa. Era lo normal", nos recuerda Carlos, que precisamente tuvo ocasión de concursar con y sin la opción de la repesca.

Julio Escartín, junto a Pablo Díaz en Telecinco. (Mediaset)
Julio Escartín, junto a Pablo Díaz en Telecinco. (Mediaset)

"Cuando el programa estableció 'La silla azul' parecía raro que el perdedor, en el caso de que el otro se llevara el bote, no tuviera el derecho de volver". Pero ha sido el propio concurso el que de manera indirecta ha dejado claro el por qué de esta norma. "Justo el día que perdió Pablo, la vez anterior (marzo de 2017), quedó demostrada la razón por la que existe esa regla. Fue algo que incluso nosotros estuvimos debatiendo en el grupo de Whatsapp que tenemos los concursantes".

Julio Escartín, tras completar el rosco. (Mediaset)
Julio Escartín, tras completar el rosco. (Mediaset)

"Es pura lógica", explica Carlos. "Pablo quedó eliminado cuando llevaba 47 programas concursados y prácticamente ganados casi 50 000 euros. Si al día siguiente le hubiesen dado la oportunidad de regresar, hubiese concursado por un bote de 6000 euros", que es la cifra con la que en principio hubiese arrancado el nuevo bote.

En el caso de que Luis de Lama se hiciera con el bote del rosco, Pablo Díaz tendría que dejar de concursar como en 2017

"Sería, por tanto, absurdo acertar 24 preguntas e incluso la 25 para llevarse los 6000 del premio, porque automáticamente perdería los 50 000 euros acumulados que en esta nueva etapa lleva ya ganados. Otra opción sería la de fallar a propósito para volver a concursar al día siguiente, y los sucesivos, hasta que el bote crezca". Para Carlos, no tendría sentido alguno y "la audiencia del programa lo vería muy raro. Una persona que ya tiene 50 000 euros asegurados y que juega por 6000 euros... ¿qué interés tiene completar el rosco? Ninguno, así que va a fallar de manera deliberada alguna de las preguntas para no resolver el rosco".

Pablo Díaz, en la actualidad, junto a Luis de Lama. (Atresmedia)
Pablo Díaz, en la actualidad, junto a Luis de Lama. (Atresmedia)

Visto de esa manera, tanto para Carlos Adán como para otros muchos exconcursantes, la norma "está muy bien pensada porque evita que se den este tipo de situaciones tan absurdas". Además, cuando se han dado estos casos, siempre que el rival tuviese ya cierto recorrido en el programa, se le ha dado la oportunidad de regresar a concursar más adelante, bien en los especiales de 'Pasapalabra' o directamente como concursante titular.

Uno de los últimos duelos entre Pablo Díaz y Luis de Lama. (Atresmedia)
Uno de los últimos duelos entre Pablo Díaz y Luis de Lama. (Atresmedia)

El bote de 'El rosco'

Cuando uno de los dos concursantes de 'Pasapalabra' se lleva el gran premio el bote se vacía. Por norma, el programa se reinicia y los nuevos concursantes empiezan a luchar por un bote de 6000 euros, algo que los espectadores han vivido en muchas ocasiones durante la etapa del formato en Telecinco. Así ocurrió el 15 de marzo de 2017. El día después de que Julio Escartín se llevara el bote, 'Pasapalabra' dio entrada a dos nuevos concursantes, Mario y Pepe, y puso en juego un bote de 6000 euros.

Foto: Carlos Adán. (Atresplayer)

Sin embargo, es cierto que en otras ocasiones el bote ha arrancado con una cantidad mucho más jugosa. En las últimas ocasiones en las que Telecinco entregó un bote, el programa dio paso a una serie de especiales que sirvieron de excusa para aumentar posteriormente ese bote de 'Pasapalabra'. Tras el bote de Fran González (enero de 2019), la cadena ofreció la 'Academia de Pasapalabra', lo que vino a ser una especie de 'Bote Másters', con un bote independiente de 100.000 euros.

Imagen promocional de la 'Academia de Pasapalabra'. (Mediaset)
Imagen promocional de la 'Academia de Pasapalabra'. (Mediaset)

Durante varias semanas 16 de los mejores concursantes que han pasado por la historia del formato se enfrentaron en diferentes rondas eliminatorias. El bote de 100 mil euros solo se lo llevaría el ganador o ganadora si, al menos una vez en toda la trayectoria, ha completado uno de los roscos. De no conseguirlo, aún habiendo ganado la final, lograría un premio de 60 mil euros, yendo a parar los 40 000 restantes al futuro bote del concurso. El ganador de este especial resultó ser Antonio Ruiz, que ganó 60 000 euros. Así las cosas, el 14 de febrero de 2019, el nuevo bote de 'Pasapalabra' empezó su andadura con 40 000 euros en su marcador.

'¡Boom!, caso aparte

En el caso de '¡Boom!', por ejemplo, no tienen ese problema porque las bases del concurso son bien diferentes. En el formato de Juanra Bonet si un equipo logra desactivar la 'Bomba dorada' y hacerse con el bote no pierde el dinero que lleve acumulado hasta ese momento. Gracias a ello, el concurso de Antena 3 ha entregado los mayores premio millonarios de la televisión. "Cada concurso lo puede hacer como quiera, yo no veo en eso ningún problema siempre y cuando esté avisado por adelantado. Es una cuestión de presupuesto, cada formato lo gasta de una u otra manera", sentencia Carlos.

Los Lobos, en '¡Boom!'. (Antena 3)
Los Lobos, en '¡Boom!'. (Antena 3)

El 8 de julio de 2019, 'Los Lobos' lograron completar las 15 preguntas de la bomba final. Tras 505 programas, se hicieron con los 4 130 000 euros del bote, pero gracias a las normas del espacio no tuvieron que renunciar a los 2 559 700 euros que llevaban ganados en sus 26 meses de programa. Así las cosas, se marcharon de '¡Boom!' con un total de 6 689 700 euros. Se trata del mayor premio otorgado por un concurso en la historia de la televisión mundial.

Pasapalabra Antena 3 Programas TV
El redactor recomienda