La radiante venganza de Kyle Tomlinson en 'Got Talent' tres años después de ser ofendido por el jurado
  1. Televisión
  2. Programas TV
'GOT TALENT: LO MEJOR DEL MUNDO'

La radiante venganza de Kyle Tomlinson en 'Got Talent' tres años después de ser ofendido por el jurado

El joven británico regresó dejando a los cuatro jueces boquiabiertos después de que lo apartaran en las audiciones de 2014

Foto: Kyle Tomlinson, en 'Britain's Got Talent'. (ITV)
Kyle Tomlinson, en 'Britain's Got Talent'. (ITV)

'Got Talent: lo mejor del mundo' no podía finiquitar su periplo por la programación de Telecinco sin compartir con todos la brillante historia de Kyle Tomlinson en su edición de Gran Bretaña. Fue rechazado con 12 años por no tener dotes como cantante pero a los 15 les plantó cara llegando a conseguir el pase de oro.

El joven de Sheffield (Reino Unido) ha tenido un antes y un después en el concurso de talentos que emite la cadena ITV en Inglaterra. Motivado por la cantante Susan Boyle, una de las flamantes protagonistas de 'Britain's Got Talent' en el año 2009 por el guantazo sin manos que dio a todos con su titánica actuación a partir de la cual soñaba ser reconocida internacionalmente, Tomlinson, con tan solo 12 años, se apuntó a las audiciones con esta misma premisa: "La vi y todos se rieron de ella cuando dijo 'Quiero ser una superestrella internacional'. Me recordó un poco a mí".

Kyle Tomlinson: "...Así es la vida, a veces tienes que hacerle frente"

Totalmente convencido de su potencial, Kyle se puso a cantar ante David Walliams, Alesha Dixon, Simon Cowell y Amanda Holden sin saber que estaba a punto de experimentar una de las peores experiencias de su corta vida. Los cuatro negaron su pase a la siguiente fase, pero sobre todo, la valoración de uno de ellos hirió al pequeño y a buena parte de la audiencia que seguía las audiciones de aquella edición de 2014.

Que se apuntara a clases de canto, que aprendiera a cantar. Estas fueron las severas conclusiones que Williams sacó de la primera actuación del niño ante el gran público, y que por tanto, lo dejó sin ninguna opción a continuar en el programa de talentos que tanto soñaba con pisar. La reacción de Tomlinson fue indirectamente proporcional a su edad, ya que, incluso cortando su ilusión en seco, sacó la parte positiva del descarado rechazo en horario de máxima audiencia: "Al principio, pensé, 'Te odio' ... ¡Pero tenía razón! Así que, me senté y lo pensé, y al día siguiente fui con mi mamá y mi papá, y dije: 'Necesito clases de canto".

Foto: Paul Kapeleris, en 'Australia's Got Talent'. (Channel 7)

Los fieles seguidores del exitoso espacio televisivo saltaron a la yugular del juez ante tales palabras y la consiguiente eliminación. Más conmovedora fue la reacción que tuvieron los abuelos de Kyle, que siguieron su número desde una televisión en una habitación de un hospital debido al cáncer terminal que sufría su abuelo, de 79 años: "Mi abuela y mi abuelo han pagado las clases de canto todos los días desde hace tres años. Son £15 cada 30 minutos, y una vez a la semana, por lo que es mucho dinero".

El otro revés de Kyle: acosado en la escuela

Paralelamente a la herida que le causó no sacar los síes de los jueces de 'Got Talent', el joven británico usaba su pasión por la música para encararse contra el acoso escolar que admitió que sufrió de pequeño: "He sido intimidado en la escuela. Me molestaban por cantar y decían que era basura". "Una vez me golpearon en la cara con un Scooter de metal. Pero, ya sabes, así es la vida: a veces tienes que hacerle frente", manifestaba con valentía el pequeño Tomlinson.

Kyle Tomlinson y sus padres, en 'Britain's Got Talent'. (ITV)
Kyle Tomlinson y sus padres, en 'Britain's Got Talent'. (ITV)

2017, el año de la revancha

Las 2.000 libras invertidas por sus abuelos para que adquiriese las aptitudes profesionales como un cantante, tal y como le recriminaron encima de aquel escenario en 2014, sirvieron al joven para que se envalentonara aún más y regresara tres años después, con 15 años, para plantar cara a los jueces, y concretamente a David Williams.

"Bueno, lo siento, estoy realmente nervioso", pronunció con absoluta humildad ante los mismos miembros del jurado que negaron su temprana carrera musical. "Vine hace tres años y me dijeron que buscara un profesor de canto", añadía, ante la sorpresiva atención de los expertos, y segundos antes de poner literalmente en pie a todos los asistentes del auditorio, los cuatro jueces incluidos, tras la pulcra interpretación de 'Hallelujah' de Jeff Buckley.

Alesha Dixon no pudo contener su admiración: "Kyle, Te pusiste ahí de pie y pusiste tu corazón y tu alma en el escenario y todos lo sentimos. Todos estuvimos ahí contigo. Ha sido brillante". En la misma línea, el tenaz Simon Cowell, con bofetón, de paso, a su compañero Williams: "Esto solo te muestra, Kyle, cuando alguien te abruma y te dice 'no eres lo suficientemente bueno', regresas y los miras a los ojos y dices, 'Soy lo suficientemente bueno".

El abochornado miembro del jurado quedó atónito y rendido a los pies del cantante: "¿Sabes qué? Has cantado con verdadera pasión, y de eso se trata". Nadie, ni el propio Kyle, esperaba bañarse en confeti de oro después de que el mismo juez que lo mandó a casa en 2014 lo enviara directamente a la semifinal presionando el botón dorado: "Fue realmente conmovedor. Me alegra que hayas vuelto y me hayas demostrado que estoy equivocado".

La semifinal, el merecido guiño a sus abuelos

Semanas más tarde de la tremenda venganza de Kyle con el jurado de 'Got Talent' consiguiendo repentinamente el pase directo a semifinales, el joven británico quiso homenajear desde la pequeña pantalla a los culpables de que estuviese aquel día subido a ese escenario convertido ya en cantante. La canción con la que quiso defender su candidatura para pasar a la final fue dedicada especialmente para sus abuelos, una versión de 'When We Were Young' de Adele que, con un flamante 28,1% del televoto, consiguió llegar a la fase final del concurso.

No ganó el programa pero sí al jurado

Sin embargo, los fieles seguidores del programa de talentos no continuaron apoyando a Tomlinson en plena gran final de aquella edición de 'Britain's Got Talent' en el que defendió con tesón el tema 'A Thousand' de Christina Perri. El cantante tuvo que conformarse con ser el sexto clasificado de todos los finalistas, pero sin duda, el máximo protagonista de la temporada por su brillante envite a los cuatro miembros del jurado tres años después de haber sido lastimado por las palabras de David Williams.

GoT Talent España Programas TV Telecinco
El redactor recomienda