Charlamos con Los Lobos de '¡Boom!' un año después de hacer historia en TV: del dinero pagado a Hacienda a su vida actual
  1. Televisión
  2. Programas TV
entrevista exclusiva

Charlamos con Los Lobos de '¡Boom!' un año después de hacer historia en TV: del dinero pagado a Hacienda a su vida actual

Así les va a los queridos concursantes del formato de Antena 3 tras embolsarse unos cuantos miles de euros gracias a su sabiduría y conocimiento

Foto: Erundino, Valentín, Manu y Alberto, Los Lobos de '¡Boom!'. (Atresmedia Televisión)
Erundino, Valentín, Manu y Alberto, Los Lobos de '¡Boom!'. (Atresmedia Televisión)

El 8 de julio del año 2019, Erundino Alonso, Manuel Zapata, Valentín Ferrero y Alberto Sanfrutos, más conocidos como Los Lobos, hicieron historia al llevarse el premio económico más alto del mundo en un concurso de televisión. Fue de la mano de Antena 3 con el aclamado espacio de entretenimiento '¡Boom!' (producido por Gestmusic), llegando a la impresionante cifra, entre el dinero acumulado (2.559.700 euros) y el bote (4.130.000 euros), de 6.689.700 euros.

Durante dos años y dos meses, lo que hace un total de 505 programas, el grupo, que fue una ocurrencia de Victoria, la mujer de Valentín, siendo este el que finalmente lo gestó todo para lanzarse a la aventura de las bombas (todos se conocían de varios encuentros de exconcursantes de 'Saber y ganar', espacio previo en el que de forma individual ya demostraron su valía), estuvieron luchando con uñas y dientes por un objetivo común mientras media España seguía sus hazañas esperando que se alzaran con el gran premio.

Hoy, exactamente un año después de aquel hito de la pequeña pantalla que está recogido en el Libro Guinness de los Récords, EL CONFI TV, la sección de televisión de El Confidencial, charla en exclusiva con ellos para descubrir de primera mano cómo recuerdan aquel día, qué han hecho con el dinero que les ha quedado tras pagar la cantidad correspondiente a Hacienda y saber, entre otras cosas, cómo es su vida actual.

Momento en el que Los Lobos ganan el bote de '¡Boom!'

Durante la conversación, los cuatro hombres han tenido muy presente a José Pinto, el quinto 'lobo' que estuvo en el programa cerca de 370 programas y más de un año y medio. Dejaó su puesto por cansancio y falleció pocos meses después de forma repentina por un ataque al corazón. Ante su repentina marcha, Alberto ocupó su lugar durante los siete meses restantes.

Foto: Los Lobos de '¡Boom!'. Erundino, Valentín, Manu y Alberto. (Atresmedia)

Pregunta: Hoy celebramos el primer aniversario de vuestro triunfo en '¡Boom!', ¿qué recuerdos tenéis de aquel día?

Valentín: Aparte de ser un día inolvidable, teníamos la sensación de no creérnoslo después de desearlo durante tanto tiempo. Son los momentos más impresionantes de mi vida. Ahora al contarlo me vuelven las emociones físicas. Cuando sucedió me pilló fuera de juego porque habíamos hecho un programa malísimo, de los peores. Estaba un poco despistado y esperando que se acabara la entrega para ir a descansar al camerino, estaba un poco enfadado.

Manu: Los dos programas que habíamos grabado ese día por la mañana fueron muy buenos, los habíamos hecho increíblemente bien al quedarnos a una del bote. Y justo en el tercer programa, el que ganamos (el primero de la tarde ya que grabábamos cuatro por día), lo hicimos horroroso, estuvimos apunto de irnos a casa.

Foto: Logotipo de '¡Boom!', el exitoso concurso de tarde de Antena 3. (Atresmedia)

Erundino: Hicimos seguramente récord en negativo, fue un programa muy malo, con una puntuación muy baja. Pero aun así ganamos, como hemos hecho siempre. Y en la bomba final fue todo rodado. Recuerdo que estábamos en la pregunta quince y me dije 'la sé'.

P. ¿Cómo fue luego verlo por televisión?

Alberto: En plató es mucho más emocionante por la alegría, el descanso que sientes al terminar, el hecho de haber cumplido el objetivo marcado... no hay punto de comparación.

Manu: Yo no pude disfrutarlo porque fue justo cuando se inundó Tafalla, mi pueblo y lugar donde estaba cuando se emitió. Pero mi amigo periodista Fernando Chocarro y yo vimos la manera de poder hacer una proyección en el centro cultural para todos los vecinos ya que ninguno lo había podido ver porque estábamos preocupados por lo que estaba sucediendo. Fue muy bonito porque tuve la oportunidad de ver el programa como si fuera una película en un cine. Fue una experiencia preciosa poder sentir la emoción de toda la gente que conozco de toda la vida. Lo hicimos justo cuando se cumplieron tres meses del programa, el 8 de octubre de 2019.

Valentín: "Yo tenía la voluntad firme de que iba a salir todo bien y la confianza absoluta en mis compañeros. Estaba en el mejor equipo, era imposible no ganar"

P: ¿Confiábais realmente en ganar el bote o llegásteis a pensar que la suerte no estaría siempre de vuestro lado?

Valentín: Yo tenía la voluntad firme de que iba a salir todo bien y la confianza absoluta en mis compañeros porque son unas personas extraordinarias y estaban completamente implicados. Estaba en el mejor equipo, era imposible no ganarlo [risas].

Erundino: En dos años y dos meses te da tiempo a pensar absolutamente todo. Al principio no pensábamos nada, luego pasamos a la etapa de obsesionarnos con llevarnos el bote, pero lo veíamos imposible. Al final, entramos en una fase en la que nos preocupaba ganar cada programa y disfrutar el camino, que fue cuando nos fue todo mejor.

Alberto: Teníamos la esperanza de que si había un equipo que merecía llevarse el bote, éramos nosotros por todo el tiempo que llevábamos en el programa. Hubiera sido injusto que lo ganaran otros, pero, claro, en este caso la justicia es relativa y sabíamos que en cualquier momento nos podíamos ir a casa. Por eso nos tomábamos tan en serio cada programa.

Los Lobos, en '¡Boom!'. (Antena 3)
Los Lobos, en '¡Boom!'. (Antena 3)

P. ¿Qué balance hacéis, en general, del tiempo que estuvisteis en el concurso?

Manu: Hasta el programa 90, más o menos, yo lo pasaba muy mal porque me obsesionaba con el hecho de que teníamos que estar contestando preguntas, pero también contando anécdotas y entreteniendo. Me agobiaba y llegué a vivirlo casi con un poco de ansiedad. En casa también me decía mi madre que fuera a disfrutarlo ya que se podía acabar cualquier día. Y entonces hubo un momento en el que conseguí hacer 'clic' en mi cabeza, estar concentrado en la parte de preguntas y estar relajado en la parte de anécdotas. A partir de ahí empecé a pasármelo bien.

Valentín: Fue una experiencia extraordinaria. Aparte del dinero que hemos ganado, me llevo lo vivido con mis compañeros, fue todo muy intenso y muy bonito. También me quedo con la relación con el equipo del programa y con Juanra Bonet, fue todo fantástico. Pocas veces se puede decir en la vida que las cosas salen redondas, y aquí salieron.

Foto: Alberto Sanfrutos, el 'lobo' más 'joven' de '¡Boom!'. (Atresmedia)

Alberto:"Fueron siete meses preciosos. Al principio llegué con algo de miedo por la responsabilidad del grupo y ocupar el lugar de José, pero el tiempo pasó muy rápido y sucedieron muchas cosas bonitas.

P. Cada uno de vosotros vivís en un lugar diferente de España, pero os reuníais en Barcelona para grabar, ¿cómo era esa relación en la distancia?

Valentín: Estábamos en contacto continuo intercambiando cuestiones del programa, listados, curiosidades por Whatsapp y correo electrónico. Estábamos siempre deseando reencontrarnos en Barcelona cada semana para poner todo en común. Y luego, como llegamos a conocernos tan bien, que conocíamos a las familias de cada uno y todo, se convirtió en una relación de amistad que continúa.

Manu: "Cuando llegamos a '¡Boom!' no nos preparábamos nada, pero cuando vimos que aquello se consolidaba dijimos, ‘ya que estamos aquí, vamos a intentar mirar alguna cosa"

Erundino: Alguna vez quiero buscar alguna cosa en el grupo de Whatsapp y me resulta prácticamente imposible porque es infinito [risas]. Estábamos en continua comunicación y nos mandábamos información, pero nos contábamos también las típicas cosas que se cuenta la gente por Whatsapp. Seguimos teniendo mucho contacto, pero no tanto porque no tenemos nada que nos acucie de forma semanal.

P. ¿Teníais alguna preparación específica antes de las grabaciones?

Manu: Cuando empezamos el concurso ninguna, llegamos con lo que teníamos cada uno en la cabeza. Pero cuando vimos que aquello se consolidaba un poco dijimos, 'ya que estamos aquí, vamos a intentar mirar alguna cosa'. Yo me dedicaba un poco a buscar posibles preguntas de actualidad, porque los conocimientos ya los llevábamos desde antes, pero las cosas de actualidad no las sabes. Hubo también un momento que empecé a ver preguntas por todas partes y cuando las encontraba me las apuntaba, hacía unas listas y se lo pasaban a los compañeros. Y luego cada uno decidió repasar algún tema o alguna cosa que le gustase para que no se le hiciese muy pesado.

Cuando nos propusimos ir a por el bote empezamos a buscar preguntas y respuestas más marcianas porque al fin y al cabo las preguntas de la bomba dorada, las complicadas, eran mucho más retorcidas. Empezó así una especie de juego del gato y el ratón, para ver si les pillamos ahí en un renuncio y acertábamos alguna de esas preguntas rebuscadas.

Los Lobos en su primer programa en '¡Boom!'. (Atresmedia Televisión)
Los Lobos en su primer programa en '¡Boom!'. (Atresmedia Televisión)

Erundino: Teníamos un cierto plan de ataque. Manu se encargaba de hacer un resumen para cada grabación de las cosas que habían sido noticia en la última semana, como los premios Grammy o el cambio de dirección en la Biblioteca Nacional, cosas así, lo que no quiere decir que después nos lo supiéramos. Luego hacíamos en ocasiones listados de cosas, por ejemplo, a alguien le gustaba la mitología egipcia, pues alguien mandaba un par de hojas sobre el tema, o de premios Nobel, o de Islas del Pacífico. Y luego noticias o enlaces con cosas destacables o curiosas de historia y conocimiento en general.

P. Tras pasar tanto tiempo en el concurso, ¿no hubo nunca algún roce, aunque fuera por nervios o cansancio, entre vosotros?

Alberto: Claro que los hubo, todas las relaciones lo tienen. Había diferencia de pareceres y las tensiones del programa generaban algún roce, pero eran como una bengala, salía el fogueo y luego se apagaba sin más importancia. Ante los chispazos normales, siempre estábamos los demás para calmar los ánimos.

Valentín: Fue todo muy fluído, aunque alguna vez sí que surgían algunos roces, incluso se veía por pantalla, que fallabas alguna pregunta y nos reprochábamos unos a otros, pero eran cosas del momento que se resolvían y ya está. Siempre hubo buena voluntad por parte de todos de estar bien y funcionando como debíamos. Hubo tensiones, pero nunca malos modos ni algo tan importante como para hacer peligrar el equipo. Lo mejor que puede hacer uno en la vida es rodearse de gente muy inteligente, con ellos se habla todo y se resuelven los problemas enseguida.

Erundino: Una de las claves de nuestro éxito es que hemos sabido, y podido, estar tanto tiempo en total armonía, si no, hubiese sido muy complicado. No recuerdo ningún roce destacado, alguna chorrada sí, claro, pero no algo más allá.

Erundino: "Entendimos que José dejara el programa cuando hicimos el recorrido, que incluía un taxi, tres trenes y un trayecto en coche de 135 km, que hacía para ir a Barcelona"

P. ¿Pensásteis alguna vez en tirar la toalla y retomar vuestra vida dejando el concurso, como hizo José Pinto?

Erundino: Justo ese fue uno de los momentos más complicados, la marcha de José. Cuando murió, que nos pilló en una grabación, al ir a su casa para ver su familia hicimos el recorrido que él hacía normalmente. Se trataba de un viaje de nueve horas que incluía un taxi, tres trenes y un trayecto en coche de 135 kilómetros, algo que le desgastó mucho ya que íbamos muchas semanas seguidas a grabar. Ahí entendimos la lógica de su decisión. A mí no no se me pasó nunca por la cabeza abandonar el programa, aunque tuve un desgaste también importante porque hasta casi el final estuve compatibilizando las grabaciones con mi trabajo y prácticamente todo el tiempo libre que tenía lo dedicaba a '¡Boom!

Foto: El ganadero Jose Pinto, exmiembro de Los Lobos. (Atresmedia)

Valentín: Tomé la decisión contraria, dejar el trabajo para seguir en el concurso. Comenzamos el programa en mayo de 2017 y yo dejé mi trabajo de profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de Miguel Hernández, en Altea, Alicante, con mucho dolor porque me encanta la docencia, en julio. Decidí no renovar porque habíamos ganado ya tanto dinero e iba la cosa tan bien, que aposté por el programa. Era mucho más interesante esta aventura que la universidad, en la que por cierto me estaba yendo mal porque me habían cerrado las puertas a la investigación que estaba haciendo sobre masculinidad en el arte, mi especialidad. Lo tenía que hacer autofinanciándome y andaba a dos velas. El origen de ir al concurso fue este, sacar unos pocos dineros para poder comprar libros y hacer algún que otro viaje a otras universidades.

Manu: Nunca he pensado en tirar la toalla. Pero en mi caso concreto, además, yo estaba en paro y, aunque tenía las pequeñas colaboraciones haciendo críticas de cine, el programa era mi ocupación principal. El concurso era para mí una oportunidad de salir adelante aunque no ganáramos el bote. Cuanto más tiempo estuviésemos allí, más colchón tendría de cara al futuro.

José Pinto en '¡Boom!'. (Atresmedia Televisión)
José Pinto en '¡Boom!'. (Atresmedia Televisión)

P. ¿Cambiaríais algo del paso por el programa?

Erundino:"No, tan solo me daba mucha rabia fallar determinadas preguntas. La gente saca conclusiones de cosas que no sabe, porque no sabe lo que es un programa de televisión, muchísimas veces fallas cosas que sabes, es algo habitual.

Manu: Si le preguntas a mi madre te diría cuando me enfadaba. Me decía '¿para que te enfadas tanto en la tele?' [risas]. Yo le decía que a la tele íbamos a ser nosotros mismos, no a fingir ser otra persona. Yo soy así, y no puedo, y tampoco quiero, ser otra persona. Curiosamente creo que una de las claves de haber llegado a tanta gente fue que cada uno de los cinco teníamos nuestro carácter y nuestra forma de ser. Lo único que borraría sería lo que ocurrió con José.

Valentín: Como en la vida pasan las cosas, no como quieres, sino como son, no cambiaría nada porque también fue un aprendizaje. Salió todo bien, con sus errores, como en la vida, pero me gusta más la imperfección que la perfección. Le debo a José el habituarme a las cámaras porque fue el que me enseñó a perder la vergüenza y ver la televisión de otra manera.

Alberto: "Lo que más echo de menos es el ajetreo, el salir de la rutina diaria porque al final todo era diferente. El trabajo, o en mi caso, que estoy jubilado, la vida se vuelve rutinaria"

P. ¿Qué es lo que más echáis de menos de la etapa en '¡Boom!'?

Alberto: El ajetreo, el salir de la rutina diaria porque al final todo era diferente. El trabajo, o en mi caso, que estoy jubilado, la vida se vuelve rutinaria.

Erundino:"La tensión de la competición a mí me gusta mucho. En los concursos que te pregunten una cosa y responder te genera endorfinas, cuando te preguntan una cosa así, difícil, ya sabes que es como cuando metes un gol complicado por toda la escuadra.

Valentín: La chispa de ir allí, encontrarme con los amigos, la tensión de la competición, la intensidad de la vida que llevábamos, lo divertido que era todo, el factor sorpresa, la cantidad de gente que conocías... era todo muy vivo. Fue una época bastante bonita. Nunca me hubiera imaginado estar en un medio como la televisión, pero me encanta. Es un sitio en el que pasan cosas muy interesantes.

Manu: Los desayunos y las cenas del hotel con los compañeros preparándonos para el día de grabación o haciendo balance de todo lo que estábamos viviendo. La camaradería de juntarnos en esos momentos. Y luego la relación que teníamos con todo el equipo del programa, después de dos años y pico... es mucho más tiempo de lo que yo he estado en cualquier trabajo. El buen rollo que tiene el equipo del programa y lo bien que trabaja es una de las claves de su éxito.

Los Lobos en la rueda de prensa tras ganar '¡Boom!'. (Efe)
Los Lobos en la rueda de prensa tras ganar '¡Boom!'. (Efe)

P. ¿Os sigue reconociendo la gente por la calle?

Alberto: Sí. A mi todavía me reconoce la gente de cuando estuve en 'Saber y ganar', que fue en el año 97. Recuerdo que una vez estaba en Madrid con Valentín y con Erundino y una persona me saludó porque me recordaba del programa de La 2, pero no conocía a los compañeros de '¡Boom!' [risas].

Manu: Sí, es una cosa que parece que por mucho que pase el tiempo… Igual cada vez menos, pero sí, la gente te sigue parando y te reconoce, es bonito que te recuerden y te muestren tanto cariño.

Erundino: Mucho. Estos días, después del confinamiento, me reconocen la gente en todas partes incluso con mascarilla, es increíble. En alguna ocasión recurro a ponerme gafas de sol y gorra para pasar desapercibido [risas].

P. Llega la pregunta del millón y nunca mejor dicho, esa que seguro os hace todo el mundo, ¿qué habéis hecho con el dinero del premio? ¿Cuánto se ha quedado Hacienda finalmente?

Valentín: Me hacen esa pregunta sobre todo los banqueros, me dan la paliza para que invierta en bolsa y esas cosas [risas]. Me ha pegado ya Hacienda el sablazo, que ha sido del 49% o una cosa así, y ahí está el dinero restante. No he hecho grandes cosas, de momento reformar el piso donde vivimos y pagar. Ahora solo quiero estar muy tranquilo, que es una sensación que no había tenido nunca en la vida.

Erundino: "Alguna vez me han dicho 'joe, ya podías tirarte el rollo y colaborar con algo' y yo respondo '¿te parece poca colaboración pagar 750.000 euros?"

Manu: El único gasto así importante que he hecho fue comprarle un coche a mi madre porque se quedó sin el suyo por la inundación que te comentaba antes. La declaración ya está hecha y al estar en Madrid es un 43,5% lo que he tenido que pagar. Quiero comprarme un piso para irme a vivir solo porque llevo en Madrid desde el año 98 y siempre he compartido piso, nunca he podido independizarme por decirlo de alguna manera.

Erundino: Tras ganar el premio alguna vez alguien me ha comentado 'joe, ya podías tirarte el rollo y colaborar con algo' y yo respondo '¿te parece poco pagar 750.000 euros, te parece poca colaboración?'. Que por cierto yo lo hago con gusto porque los impuestos los tenemos que pagar todos, pero también te preguntas si estos premios tan puntuales quizá merecerían otro tratamiento fiscal... pero, bueno, te lo preguntas dos veces y luego ya no te lo preguntas más, pagas y fuera.

Afortunadamente tenía trabajo antes, hacía las cosas como las quería hacer y no soy de grandes lujos. Básicamente hago todo lo que hacía antes, pero con mucho más desahogo. Ahora le voy a regalar un coche a Adriana, mi pareja, que se lo ofrecí en su momento, pero como ella también es bastante austera, no me hizo ni caso.

Foto: Juanra Bonet, junto a la bomba millonaria de '¡Boom!'. (Atresmedia)

Alberto: Quiero ayudar a que mis dos hijos, que están en el paro, encuentren un camino en sus vidas. En verdad el dinero tiene que estar a nuestro servicio y si no lo tenemos, mala cosa, pero si lo tenemos, a estas alturas no hacemos locuras con él.

Hacienda se ha quedado entre el 45 y el 50% de lo que yo gané. Ojalá y pudiera pagar eso todos los años, no me cuesta en absoluto porque si no solo tendrían médicos, educación o, por ejemplo, buenas carreteras, quien pudiera pagárselo. Si todo el mundo pensara así, quizá no habría tanta economía sumergida y tendríamos mejores hospitales, mejores colegios y mejores carreteras.

'Los Lobos', en '¡Boom!', con José Pinto. (Atresmedia Televisión).
'Los Lobos', en '¡Boom!', con José Pinto. (Atresmedia Televisión).

P. ¿Cómo es vuestra vida en la actualidad y qué planes tenéis?

Valentín: Desde que acabó todo esto he estado en una fase de reorganización de toda mi vida, pero mi idea es retomar la investigación. Tengo a medias también un ensayo sobre esto de la masculinidad y el arte que me gustaría acabar. Y la labor artística, como no la puedes abandonar porque va contigo, pues sigo haciendo mis bocetos y mis dibujos, pero sin la urgencia de tener que hacer una exposición y tal, lo hago más para mí. Lo que no voy a retomar es mi faceta como docente.

Erundino: Soy ingeniero de montes desde hace un montón de años, funcionario de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que es donde ha trabajado como gestor del lobo y demás. Desde un poco antes de ganar el bote, en mayo del año pasado o así, estoy en excedencia por cuestiones más bien personales. Actualmente sigo en excedencia y no estoy todavía en la necesidad de tomar la decisión de volver.

Manu: "He sacado la plaza en el último examen de Correos y he comenzado a trabajar el día 1 de julio. Estoy cogiendo el ritmo al que ya es mi trabajo oficial"

En el aspecto televisivo, a finales de 2019 me llegó la oportunidad de formar parte de 'El cazador', el concurso de Televisión Española. Acabamos de terminar de grabar la segunda temporada, que da como para tres meses de emisión. Si todo va bien habrá tercera, aunque no está confirmado, y seguiré en el programa.

Manu: Soy licenciado en empresariales y llevo desde el año 98 escribiendo críticas de cine. Llevaba tiempo, después de la crisis de 2011, intentando sacarme las oposiciones de Correos y he sacado la plaza en el último examen, que fue en enero de este año. He comenzado a trabajar el día 1 de julio y estoy cogiendo el ritmo al que ya es mi trabajo oficial.

Alberto: Espero tener una jubilación tranquila y desahogada. Pero cuando hace poco me llamaron de '¿Quién quiere ser millonario?' dije que sí. Ya con '¡Boom!' me salté la promesa de no ir a más concursos tras 'Saber y ganar', pero al final me gusta salir de la rutina.

Antena 3 ¡Boom!
El redactor recomienda