'La casa fuerte': un show 'low cost' con muñecos creados para las necesidades de Telecinco
  1. Televisión
  2. Programas TV
OPINIÓN DE 'LA TELETIPA'

'La casa fuerte': un show 'low cost' con muñecos creados para las necesidades de Telecinco

Repasamos el inicio del nuevo 'reality show' veraniego de Mediaset

Foto: Jorge Javer, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)
Jorge Javer, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)

Meta en una coctelera dos partes de 'Gran hermano', a ser posible vip, si no lo encuentra en el mercado vale con la versión dúo más friki; una de 'Hotel Glam', un cuarto de 'Campamento de verano', dos pizcas de 'Supervivientes', un puntito de tróspidos de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?', la experiencia de Bulldog TV y la agudeza de Jaime Guerra, exproductor de ‘Gran Hermano’ y actual líder de la división de producción de la Dirección General de Contenidos de Mediaset. Agítelo bien durante varios segundos, sírvalo en copa de vermú con mucho hielo picado y ríase usted del Sex on the Beach o del Bloody Mary. ‘La casa fuerte’ promete ser el cóctel de la temporada. El reality del verano. Más que nada porque no creo que tengamos otra cosa.

Confieso que desde que Telecinco comenzó a cebar sus programas punteros con el anuncio, a cuentagotas, de los concursantes de ‘La casa fuerte’ me atrapó el desconcierto. Maite Galdeano y Cristian Suescun. ¿Cómo? ¡Pero si esta señora no tiene ojos nada más que para su niña! Si tiene los santos… de comentar en el vídeo de presentación que la convivencia con su hijo es difícil y "a ver qué pasa". El pobre Cristian engancha un reality con otro, a rebufo de las dos mujeres de su vida, sin darse cuenta de que fue la falta de ganas y de apego materno-fraternal una de las causas de su salida meteórica de la isla.

Foto: Oriana e Iván, concursantes de 'La casa fuerte'. (Instagram)

Después llegaron Ferre y Cristina y, para rematar el triángulo ‘Supervivientes’ 2020, Estefaníaaaaaaa y Christopher. ¿Esto de qué va? Me preguntaba yo. Unos días después aparecieron María Jesús y su madre, Yola Berrocal y Leticia Sabater. Así hasta completar una lista de 14 concursantes rematada por la fugaz Oriana Marzoli, experta en huidas. "Oriana nadie confía en ti", le espetaba socarrón Jorge Javier. Desorientada me tenían. 'La casa fuerte' se me antojaba un remix de 'La parada de los monstruos' de Tod Browning. 'Freaks', en su versión original. ¡Por algo será!

Cristian y Maite Galdeano, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)
Cristian y Maite Galdeano, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)

Con la lista final en la mano podemos esperar cualquier cosa. A priori, los concursantes conforman un grupo ‘low cost’ veraniego, pero no subestimemos los castings de Mediaset, porque llevan muchos años viviendo de ‘programas como estos y poseen una cantera interminable de… ¿frikis? Frikis con intrahistoria y ésta es la salsa del concurso. Tras un proceso de asimilación, si algo me queda claro es que ‘La casa fuerte’ promete ser un show en toda regla. Lo que no tengo muy claro es si para bien o para mal. El tiempo dirá.

"Jorge Javier tira de inteligencia, pincha, provoca y divierte como nadie. Ayer lo tuvo fácil"

La primera gala, como todas las primeras galas, fue sosa. Un chorreo de presentaciones obvias sazonadas con la ironía de Jorge Javier Vázquez y una banda sonora propia de comedia clásica. Si algo sabe el de Badalona es dirigir la orquesta, alimentar el morbo y el espectáculo. Tira de inteligencia, pincha, provoca y divierte como nadie. Ayer lo tuvo fácil. El momento Oriana-Iván y su quítame allá esas ropas le dio mucho juego, por no hablar de la sobredosis de bótox, ácido hialurónico de Yola, el no sé cómo calificarlo ‘machoman’ de Labrador y Macarena, la novia de Rafa Mora (que se quiere quitar el sanbenito de la novia de, habla igual que Oriana y esto no es un piropo).

Oriana e Iván, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)
Oriana e Iván, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)

A estas alturas de la noche ya andaba perpleja. ¡Qué exceso de cerebro reptiliano! Para los que no sepan lo que es el cerebro reptiliano es aquel que encarga de poner en marcha las funciones básicas y primitivas, el ser humano normalmente evoluciona, pero hay algunos que no son capaces y solo saben de escotes y músculos (tanto ellos como ellas, ya saben tanto monta…). Allí estaban ellos tan felices, exuberantes, alardeando de lozanía sin tener la suficiente sustancia gris para ser capaces de reconocer el sarcasmo, la mordacidad y la sorna que destilaba Jorge Javier, líder de un empobrecido plató, sin público, rodeado por seis colaboradores que más que comentaristas eran una especie de déjà vu. Confieso que de todos mi favorita es Toñi Moreno. El resto, más de lo mismo. No aportan nada nuevo.

Una hora de programa y me sentía una novata en televisión, bloqueada, como un pulpo en un garaje. Tantos años de realites no me daban pistas. Incapaz de valorar si la falta de sustancia gris de los asaltantes prometía o no. Personalmente estaba saturada, hastiada de tanta carnaza, pero la audiencia siempre me sorprende. Que yo me aburra no significa que el programa no tenga futuro. Andaba yo casi en brazos de Morfeo cuando Leticia Sabater, o lo que queda de ella, entró gritando y con la espada en alto. "No trago a Oriana González, que va de pija y se ha puesto el apellido de Marzoli y Yola Berrocal, ¿no sé que tiene conmigo?". Así surgió la primera disputa de 'La casa fuerte', insultos incluidos. "Paleta, ignorante". Oriana y Leticia, dos gallinas rubias de bote peleando en el gallinero.

Yola Berrocal, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)
Yola Berrocal, en 'La casa fuerte'. (Telecinco)

La bronca me abrió los ojos. Este casting 'low cost' tiene más enjundia de la que parece. Al fin y al cabo todos son muñecos creados desde y para las necesidades de la televisión espectáculo.

El verdadero concurso comenzó una vez presentados los residentes de la casa. Tres parejas de repetidores que aún no han perdido el moreno de Honduras y ya están de nuevo en la palestra. Fani y Christofer, ojo que de ser nadie Estefaníaaaa lleva la friolera de tres ‘realities’ seguidos; Ferre y su novia Cristina, estos se me escapan como el agua entre los dedos; Cristian Suescun y Maite Galdeano, la madre amantísima, conductora de Villavesa (que es como se llaman a los autobuses en Pamplona) y gran imitadora de Fernando Simón. Completan el equipo de residentes María José y su madre. Todavía no me atrevo a definir a esta pareja. Al filo de la media noche, una prueba al más puro estilo ‘Supervivientes’ dio el pistoletazo de salida al verdadero concurso.

¡Bienvenidos a 'La casa fuerte'! ¡Bienvenidos a la nueva normalidad! Que no es más que un cóctel de realities.

Rafa Mora La casa fuerte Programas TV Telecinco
El redactor recomienda