Lydia Lozano, destrozada en 'Sálvame' al desvelarse su supuesta fuente en el caso Ylenia Carrisi
  1. Televisión
  2. Programas TV
AMENAZA CON ABANDONAR EL PROGRAMA

Lydia Lozano, destrozada en 'Sálvame' al desvelarse su supuesta fuente en el caso Ylenia Carrisi

"¡Me voy a mi casa y si queréis me echáis!", clamaba Lydia Lozano entre lágrimas ante la última bomba del programa de Telecinco

Foto: Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)
Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

Lydia Lozano ha estallado como nunca antes en 'Sálvame', cargando duramente contra la dirección del programa tras anunciar la revelación del nombre de su fuente en el polémico caso Ylenia Carrisi. El programa de Telecinco lleva unas semanas recuperando diversas cuestiones en torno al mediático escándalo en el que salió tan mal parada la periodista hace 15 años, motivo por el cual ahora se niega a pasar nuevamente por lo mismo.

"Me parece una gran putada. No me lo merezco. No se ha hecho con ningún periodista. ¡Me voy a mi casa y si queréis me echáis! Pero no voy a participar de una vuelta al pasado cuando además no se está dando ningún dato nuevo. Traéis al informador, habláis con quien queráis pero yo no voy a reactivar una demanda", explotó Lydia, tratando de abandonar el plató entre lágrimas.

Foto: Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

Jorge Javier salía tras ella, impidiéndole la huida. "Dejadme ir. Nunca os he pedido nada. ¡Dejadme ir!", repetía una y otra vez Lozano, pero finalmente se quedaba no sin antes dejar claro su clamor: "Estoy muy disgustada, somos números, creo que no os habéis portado bien conmigo. Me duele que se me haga esto, yo ya he pagado mucho. Creo que no me lo merezco. ¿No os ponéis en mi piel? ¡Volvéis a remover todo de nuevo!".

En el último tramo del programa aparecía en el plató el paparazzi Tino Torrubiano, el cual llevó a cabo la investigación de 'A tu lado' en el caso Ylenia con las pistas aportadas por la propia Lydia Lozano. De su mano llegó, por fin, la gran revelación que el programa llevaba dos días anunciando: la supuesta fuente de la colaboradora hace ahora 15 años.

La fuente era supuestamente Ricardo Zucchi, un italiano que, al parecer, era amigo de la pareja de Ylenia: "El italiano Ricardo Zucchi asegura haber visto a Ylenia Carrisi en más de 20 ocasiones en Santo Domingo. Según él, la primera vez que tuvo que oportunidad de ver a Ylenia fue en 1995. Ricardo, por su parte, comenzó a frecuentar la isla de Santo Domingo porque mantenía una relación con Luis Taveras, un teniente de policía dominicano. Este era y es el mejor amigo de Alexander Suero Álvares, dominicano y marido de Ylenia", podía leerse en uno de los documentos aportados, información que el programa fue revelando poco a poco a lo largo de la tarde mediante diferentes llamadas telefónicas a Lydia.

placeholder Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)
Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

"Ricardo afirma no tener ninguna duda de que esa mujer, de 35 años, guapa, cuidada, de llamativos ojos azules, es la hija desaparecida de Romina y Albano. En las ocasiones en las que ha podido verla, jamás hemos hablado de este tema, pero un día me dijo ‘yo también soy italiana’. Yo le respondí ‘lo sé’. Se produjo un silencio cómplice. A veces he escuchado a su marido llamarle ‘Yli’, y ella responde ‘no me vuelvas a llamar así", proseguía el documento.

Finalmente Lozano tomaba nuevamente la palabra para negar la mayor: "Ese señor no es mi fuente. Os voy a decir que hablé con mil personas. Juro que ese señor no es mi fuente", concluía Lydia este martes, un asunto que a buen seguro continuará rellenando 'Sálvame' durante los próximos días. Cabe recordar que Lydia Lozano también negó inicialmente que José María Franco y su hija fueran sus fuentes en su falsa exclusiva sobre Rocío Carrasco y su hija, Rocío Flores, algo que posteriormente se demostró cierto. ¿Será entonces Ricardo Zucchi su fuente o, por el contrario, solo forma parte de los testimonios recabados por ella tras las pistas de la fuente original?

Programas TV Lydia Lozano Telecinco
El redactor recomienda