La desgarradora confesión de Ana María Aldón en 'Supervivientes': "Siempre he querido matar a mi padre"
  1. Televisión
  2. Programas TV
IMPACTANTE TESTIMONIO

La desgarradora confesión de Ana María Aldón en 'Supervivientes': "Siempre he querido matar a mi padre"

La concursante se abrió en canal con la audiencia sobre la carga que lleva arrastrando desde su infancia

placeholder Foto: Ana María y Lara Álvarez, en 'Supervivientes'. (Telecinco)
Ana María y Lara Álvarez, en 'Supervivientes'. (Telecinco)

'Supervivientes 2020' continuó este martes, 19 de mayo, con el 'puente de las emociones', prueba en la que la organización invita a los participantes a abrirse en canal para superar traumas del pasado. Fue el turno de Jorge, Elena, Rocío y Ana María, con todos ellos derrumbándose como nunca antes en el concurso con sus dolorosas historias, siendo la de esta última una de las más dolorosas fruto de la violencia de género que aseguró padecer su madre durante toda la infancia de la participante.

"Tengo la necesidad de perdonar a mi padre. Él era un hombre muy duro, especialmente con mi madre, fue una bestia humana y los seis hijos lo veíamos. Desde que tengo uso de razón he querido tener un cuchillo en mi mano para matar a mi padre. Esperaba a ser mayor para poder tener la fuerza de hacerlo". Con esta durísima declaración arrancó Aldón el peldaño del perdón, un lugar del puente en el que se desnudó emocionalmente por completo.

Foto: Rocío Flores, en 'Supervivientes 2020'. (Mediaset España)

Este fue solo el inicio de un duro relato que llevó a Lara Álvarez a romperse también, y no era para menos: "Mi padre ha torturado a mi madre durante años, y mis hermanos y yo nos agarrábamos y nos metíamos debajo de la cama. En el colegio, agachaba la cabeza cuando veía a mi madre aparecer con su cara morada por los golpes. Mi madre es un ángel caído del cielo".

"Tiempo después, a mi padre le entró cáncer, y en dos años murió. Pensaba que había superado eso todo esto, pero no", prosiguió reflexionando Ana María: "Aquí me he dado cuenta de que necesito quitarme ya esa carga y terminar de perdonarle".

placeholder Ana María y Lara Álvarez, en 'Supervivientes'. (Telecinco)
Ana María y Lara Álvarez, en 'Supervivientes'. (Telecinco)

La segundo peldaño consistía en la culpa, un sentimiento que tenía muy ligado al recuerdo que acababa de compartir con los espectadores: "Quiero culparme a mí por cómo gestioné esos episodios de violencia de género. Me siento culpable porque en la adolescencia me escudaba detrás de una niña maleducada y hacía sentir mal a mi familia y, sobre todo, a mi madre. No fui capaz de pedirles perdón y por ello me distancié de mi familia".

La mujer de Ortega Cano se deshacía en lágrimas, momento en el que Carlos Sobera intervenía para tratar de reconfortarla ante este sentimiento de culpa y poner fin a su sufrimiento: "Seguro que tu familia es capaz de entender el sufrimiento que has llevado dentro y lo bien que has vivido pese a ello. Has compartido esto con un respeto impresionante, me duele mucho verte así", concluía el presentador.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Programas TV Supervivientes Telecinco
El redactor recomienda