El día a día de Quique Ramos, médico y exconcursante de 'GH', que se deja la piel en el hospital por la crisis del coronavirus
  1. Televisión
  2. Programas TV
su diario en twitter

El día a día de Quique Ramos, médico y exconcursante de 'GH', que se deja la piel en el hospital por la crisis del coronavirus

Escribe a través de las redes sociales cómo esta viviendo este complicado momento al ser médico de urgencias

placeholder Foto: Quique Ramos. (Twitter)
Quique Ramos. (Twitter)

Algunos recordarán a Quique Ramos por su paso por 'Gran Hermano 16', edición del reality show de Telecinco que ganó Sofía Suescun. Desde entonces, se ha mostrado muy crítico con el formato, especialmente por el tratamiento que ha dado la cadena y la productora al Caso Carlota Prado (presunto abuso sexual en 'GH Revolution'), pero al margen de la telerrealidad, es oncólogo y médico de urgencias.

Desde el pasado 11 de marzo, día en el que el coronavirus comenzó a tomar importancia por los contagios en España y especialmente en Madrid, el profesional de la medicina comparte con sus seguidores de Twitter su día a día en el trabajo. En un primer momento pedía seguir los consejos del Gobierno: "Esto solo lo podemos arreglar los ciudadanos, hay que seguir las recomendaciones", reivindicando su trabajo "ojalá sirva todo esto para valorar más lo que tenemos y a los profesionales sanitarios".

placeholder Quique en 'Gran Hermano 16'. (Mediaset España)
Quique en 'Gran Hermano 16'. (Mediaset España)

El 12 de marzo, tras tranquilizar por posible contagio de mascotas, pedía de nuevo responsabilidad: "Usemos los hospitales con cabeza y para casos urgentes, gracias", comprobando en su propia piel lo que estaba ocurriendo en los supermercados: "Tengo que reconocer que no me creía el desabastecimiento de Mercadona hasta que esta tarde lo he podido comprobar en Huelva con mis propios ojos. Imagen y escenas sorprendentes Ojo: sigue sin haber papel del culo".

13 de marzo - día 1

Quique, como otros muchos médicos, pide insistentemente que la gente se quede en su hogar: "Quedaos en casa por favor. Los que vivan en Madrid que se queden en Madrid, estamos recibiendo pacientes de Madrid en toda la costa y estamos expandiendo más el virus. Por favor, esto no son vacaciones, están saturando los servicios de urgencias. Gracias".

Aquí comienza el primer día oficial de cuarentena: "Parecía un día normal, con los protocolos bien aprendidos. Pronto un día cualquiera se ha convertido en una auténtica odisea. Hemos luchado y apagado un pequeño fuego de un gran incendio. Llego a casa destrozado mental y físicamente. Los días normales tardarán en volver".

14 de marzo - día 2

En la madrugada del 13 al 14, Quique seguía muy activo en redes: "Os iré contando toda la información que tenga por si es de vuestro interés. La previsión es muy muy muy mala, nos estamos jugando la salud de muchos y la de nosotros mismos. Detrás de estas palabras están las de muchos sanitarios cuando os digo: quedaros en casa. Hay una alta frecuentación en urgencias, las mayores sospechas vienen de ciudadanos que provienen de Madrid. Entiendo que si has estado en Madrid estés preocupado, pero si no tienes síntomas (tos, fiebre y dificultad respiratoria), quédate en casa".

Ya por la tarde avisaba que la cosa se estaba complicando: "Hay gente mayor, pero también en menor medida gente joven. Para el que todavía se lo toma a broma, por favor, quedaos en casa". Más tarde informaba de lo siguiente: "Nos acaba de llegar un permiso para autorizarnos a salir a la calle para ir a trabajar al hospital. Me ha impactado mucho verlo...".

Como conclusión del día y ante el famoso aplauso sanitario, escribía estas palabras: "En plena tormenta intentamos dar lo mejor de nosotros, pero las horas pesan, las preocupaciones por hacer tu trabajo bien, aumentan. Estoy muy orgulloso de trabajar con un equipo brutal. Hoy en Andalucía hemos estado más organizados. Me quedo en la consulta atendiendo a más personas por otras patologías, estamos para ayudar... la adrenalina soltada durante el día te permite estar alerta sin necesidad de cafés... pero las piernas flojean y las preocupaciones siguen ahí... y vosotr@s también con ese aplauso celestial que ha retumbado en el cielo y que nos ha llegado al corazón. Que nos ha dado la vida para seguir en la lucha. Gracias".

15 de marzo - día 3

"He tenido que volver urgentemente al trabajo, en cuanto pueda os sigo respondiendo y hago la videoconferencia", escribía a las 19:45 horas, volviendo a tuitear pasadas unas horas: "Tengo un momento de descanso y aprovecho para escribiros. Las medidas del ministro de sanidad nos han inquietado. Quiero aprovechar para avisar de que probablemente mañana la cosa empeorará mucho en cuanto a cifras, todavía estamos en la fase de ascenso".

"Los protocolos se han vuelto más estrictos. Por favor, con patologías banales no acudan a urgencias, cada vez quedamos menos sanitarios por la obligación de cuarentena al haber exposiciones de riesgo y necesitamos estar libres para poder atender lo más importante. Se os quiere", añadía. "Se me ha olvidado deciros que desde Italia y China nos advierten de que es posible que el virus permanezca en la suela de los zapatos durante algunos días. Esto no tiene ninguna documentación. Es una opinión personal. Los zapatos que utilicéis para salir, dejarlos fuera de casa"

Ramos terminaba el día con la siguiente conclusión: "Mucho cansancio y acontecimientos en primera persona que preocupan. La moral está baja. He visto llorar ya a mucha gente, mucha presión sostenida en muy poco tiempo. Estoy seguro que todos conseguiremos acabar con esto, pero a día de hoy ese sueño lo veo muy lejano. Descansad".

16 de marzo - día 4

Ya en lunes, tras los primeros días de cuarentena que han caído principalmente en fin de semana, Quique mostraba su enfado: "Espero que las CCSS del Estado multen a tod@s los insensatos que están por las calles. Esta mañana en Huelva había tráfico y un volumen de personas igual al del cualquier día de trabajo, menos sin niños. Esto son 15 o más días, no un finde".

"En cualquier guerra, el factor psicológico puede determinar el ganador de la misma. Estamos recibiendo mucha información que nos hace estar en continuo estado de estrés, donde me incluyo yo. Por eso os invito a desconectar del Covid19 durante 24 horas. Estoy reventado. Descansad" era la conclusión del cuarto día.

17 de marzo - día 5

Nueva jornada de trabajo para Ramos con nuevas explicaciones en su Twitter: "Tengo que recordar que el problema son las personas infectadas que no lo saben y transmiten el virus. Ese es el problema. Por eso estamos en cuarentena. Considero que las cifras oficiales no se ajustan a la realidad. Por eso creo que hoy se estabilizará algo la curva para luego empeorar".

Minutos más tarde daba la siguiente información: "Malas noticias: somos el tercer país del mundo en infectados y el segundo que maneja peor datos epidemiologicos. Puede que te sientas desanimad@ por las noticias, yo te digo que todo entra dentro de lo esperable. Es normal que te sientas así, se está haciendo todo lo posible y se seguirá, hasta conseguir el objetivo. Todavía es pronto... sigamos así". Mientras tanto, el joven sigue trabajando y seguirá informado de los últimos acontecimientos a través de la red.

Gran Hermano 16
El redactor recomienda