'Supervivientes 2020', la edición más complicada que un culebrón venezolano
  1. Televisión
  2. Programas TV
OPINIÓN DE LA TELETIPA

'Supervivientes 2020', la edición más complicada que un culebrón venezolano

Analizamos el arranque de la nueva edición del 'reality show' estrella de Telecinco, para la que hay que estudiar bien el árbol genealógico de Mediaset

Foto: Jorge Javier, en 'Supervivientes'. (Telecinco)
Jorge Javier, en 'Supervivientes'. (Telecinco)

“Este año volvemos antes que nunca, los concursantes tenían tantas ganas de empezar que ya han tenido sus más y sus menos”. Repeinadito y con chaqueta verde hoja sólo le faltaba un pajarita para lucir como Domingo Savio (les recomiendo que busquen en internet la imagen del santo, impagable el parecido), Jorge Javier arrancó la gala desvelando broncas en la isla y calentando los motores de las que se avecinan seguro en el plató. En la isla no sé que pasará, pero la idea de juntar en pocos metros cuadrados a Sofía Suescún y a Gloria Camila, novia y ex de Kiko Jiménez, promete. Algo había que inventar en esta edición para superar al fantasma del pasado.

[Yiya azota con fuerza a Rocío Flores: "Tienes cara de estreñida"]

El pantocóptero dejó el listón de ‘Supervivientes’ muy alto. Demasiado alto para una friqui como yo, que no se ha perdido una edición del reality desde que Xavier Monjonell, el desconocido monitor de esquí de melena dorada, se alzó con los 10 millones de pesetas en el año 2000. Resulta incontestable el hecho de que el año pasado la presencia de Isabel Pantoja salvó una de las ediciones más aburridas, pero más vistas de ‘Supervivientes’, una edición en la que comieron como cerdos y la organización fue bastante condescendiente en demasiadas ocasiones. En 2019 el programa registró la cuota de pantalla más alta de la historia del formato, incrementó en casi 4 puntos el dato de la anterior edición, que concluyó con un extraordinario 29,2% de share y 3.290.000 espectadores.

Isabel Pantoja y Chelo García Cortés, en 'Supervivientes 2020'. (Telecinco)
Isabel Pantoja y Chelo García Cortés, en 'Supervivientes 2020'. (Telecinco)

¿Y ahora qué? ¿Qué sorpresas guarda en la recámara la productora de ‘Supervivientes’ para seducir a la audiencia? ¿Cómo se supera el fantasma de la tonadillera? Me temo que con las broncas, las historias sin terminar y los líos entre unos y otros.

No tengo nada claro que al resto de los mortales no les afecte el anonimato o la mediocridad que rezuman los concursantes

Dado mi historial, me debería traer al pairo si los concursantes de esta edición son conocidos o no, pero yo no soy media, soy una ‘hooligan’ de ‘Supervivientes’, de manera que no tengo nada claro que al resto de los mortales no les afecte el anonimato o la mediocridad que rezuman los concursantes de esta edición. La madre de, el ex de, la ex de, la nieta de, la mujer de, la ex vocal de, el hijo de y el hermano de. Todos y cada uno de los concursantes de esta edición son nosequien de… En el plató la cosa no está mejor, Adara defiende a su madre, no a Hugo que ya es su ex. Para defender a Hugo está su hermano, el ex cuñado de Adara. Sofía Suescún viene para sacar la cara a su hermano, Gloria Camila pelea por Ana María Aldón y si es necesario amparar a su tía Rocío. Ahora bien, no descarta, si le dejan, sacarle las uñas a la navarra que le robó el novio. De ‘reality’ en ‘reality’ y tiro porque me toca. Nos topamos con los mismo muñecos con diferentes collares. Esto es más complicado que un culebrón venezolano. Si algo me queda claro este año es que hay que estudiar bien el árbol genealógico de Mediaset para entender la nueva edición de ‘Supervivientes’.

[De Fani a Rocío Flores: los saltos más destacados del inicio de 'Supervivientes 2020']

Señores y señoras, confieso también que me ha faltado Bárbara Rey. Sí, desde el año pasado su nombre pululaba por los medios como la primera concursante tras el ‘Pantovivientes’. Confieso que hasta el último momento mantuve la esperanza de que la mujer de las piernas interminables, como la calificó Mario Conde en el salón de su casa, apareciera en la primera gala convertida en la concursante sorpresa, el golpe de efecto que le faltaba a esta cásting, a priori, anodino. Ya veremos.

Varios de los concursantes de 'Supervivientes 2020'. (Telecinco)
Varios de los concursantes de 'Supervivientes 2020'. (Telecinco)

Desde el minuto uno echaba de menos un concursante. ¿17? No es ni un número par, ni divisible por tres. O se quedaban cojos los equipos o la organización se guarda un as en la manga.

Confieso que no sé qué esperar de esta edición, salvo lo obvio, que les van a caer chuzos de punta. Más que nunca, puesto que los robinsones aterrizan en la isla dos meses antes de lo esperado. Otra obviedad, van más frío que nunca. Por la misma razón. Ahora bien, espero y deseo que la bacanal alimenticia que fue la pasada edición pase a mejor vida.

[El patinazo de Belén Rueda al promocionar 'El cuaderno de Sara' en 'Supervivientes 2020']

Desde mi chaise longe veo el casting y no puedo evitar que se cruce por mi mente un pensamiento endiablado: a Fany le han colocado unos cuantos chulazos caribeños para ver si entre todos son capaces de despertar a la Estefaniaaaaaaa de 'La isla de las tentaciones'. Ella, de momento, sólo habla de lo enamorada que está de Christofer y de lo bien que se va a portar. No sé yo. Veo también a Ana a María Aldón como madre putativa de Rocío Flores, la ex del torero salta del helicóptero como báculo moral de la nieta de la más grande. Nada más. Rebusco entre los desconocidos para ver quien recoge el testigo de Carlos Lozano, quien va a ser el tocapelotas de esta edición. Se me antoja que pudiera ser la princesa Yiya. Me descoloca una desdibujada Vicky Larraz. ¿Quién ha engañado a la ex vocalista de Olé Olé? La miro y no la reconozco. Me siento ante el retrato de Dorian Gray. ¿Como era su moraleja? Todo exceso, así como toda renuncia, conlleva su propio castigo. Querida Vicky, el óxido del tiempo hace desvanecer la belleza, es una batalla perdida. No es sano pretender conservar el inmaculado esplendor de la juventud, el esteticismo incontrolado tiene sus consecuencias. Así tu difuminado rostro lo dice todo.

Vicky Larraz, en 'Supervivientes 2020'. (Telecinco)
Vicky Larraz, en 'Supervivientes 2020'. (Telecinco)

La primera gala impepinablemente es la noche de los saltos y del barro. El primero en arrojarse fue Alejandro Reyes, el hijo de Ivonne Reyes y Pepe Navarro, se lanzó espídico perdido, como una moto, pero entró en el agua. Ferre, ¿quién es Ferre? Pues Ferre, también como una moto, cayó de manera impecable. Fani fue la primera en liarla parda. "No mires al suelo, mira al frente, acuérdate de tu hijo y de tu cuqui". Tres intentos… "Cari que tú puedes". Cuarto intento y… culetazo de Estefaniaaaaaa. En el segundo helicóptero saltaron Christian Suescún y Rocío Flores, ambos sin problemas y sin miedo. La nieta de la más grande arrancó su concurso sin titubear. Nyno y Bea, que los conocen en su casa a la hora de comer, se lanzaron en el tercer viaje del helicóptero sin pena ni gloria. Hugo Sierra y Ana María Aldón, uno con chulería y la otra descompuesta porque sostiene que no sabe nadar… Caen al agua sin más. Albert (un supuesto desliz de Gloria Camila), Vicky e Ivana (ex de Gianmarco en ‘Grande fratello’) fueron los siguientes. Jorge Pérez, el guardia civil modelo y padre de familia numerosa, junto a la madre de Adara, lo sé se llama Elena, pero cuando te conviertes en madre casi siempre pierdes el nombre, ellos fueron los últimos en saltar.

No sé que será de esta edición de supervivientes pero hay que hacer una oposición para entender las relaciones, las no relaciones, los ex, los novios y los líos tanto de los concursantes en la isla como de los defensores en el plató. Yo de momento ando un pelín confusa. Comienza la aventura.

Supervivientes Programas TV Telecinco
El redactor recomienda