'First Dates: Crucero' arranca apelando a la nostalgia de los puretas
  1. Televisión
  2. Programas TV
OPINIÓN DE 'LA TELETIPA'

'First Dates: Crucero' arranca apelando a la nostalgia de los puretas

La nueva versión en alta mar de 'First Dates' se estrenó con un fantástico 10% (1.416.000) justo después del 8,6% que marcó la edición habitual del programa

Foto: El equipo de 'First Dates: Crucero'. (Mediaset)
El equipo de 'First Dates: Crucero'. (Mediaset)

– Siempre me divierte estos cruceros de solteros de San Valentín (Capitan Stubing).
– Es agradable estar rodeado de solteros que quisieran estar casados, en lugar de casados que quisieran estar solteros (Sobrecargo Smith).
–Tengo la solución. Para que esos solteros se emparejen he contratado a una casamentera (Julie Mc Coy).
– ¡Qué adecuado! ¿Le cantamos 'Hello Dolly' cuando suba a bordo? (Capitan Stubing).
– No, señor, es una computadora. Los pasajeros escribirán sus preferencias y ella los emparejará (Julie Mc Coy).

Así arrancaba uno de los 249 capítulos del verdadero barco del amor, que atracó en España un viernes 12 de diciembre de 1978 de la mano de una recién estrenada Constitución y cuando la batalla televisiva era cosa de dos cadenas, en algunos rincones incluso de una. 'The Love Boat', para nosotros 'Vacaciones en el mar', se emitió en los años en los que TVE no entendía de competencia, los cruceros no se habían democratizado y eran patrimonio de unos pocos privilegiados. Recordemos a los millennials que el escenario de la serie era un lujoso buque dirigido por el capitán Stubing cuya abnegada tripulación estaba absolutamente centrada en conseguir el confort, la felicidad y el placer de los pasajeros.

El montaje, los guiños, la música y los sonidos editados son el mayor acierto del programa

Más de 40 años después, cuando el 'low cost' y la masificación se han se ha apoderado del mercado, regresa a la televisión 'The Love Boat', versión 'españistán', o lo que es lo mismo 'First Dates: Crucero’, una vuelta de tuerca del restaurante del amor de Cuatro que, capitaneado por Carlos Sobera, ha cambiado de escenario para grabarse en el paradisíaco crucero MSC Bellissima, donde 100 personas tratarán de encontrar el amor.

[La imagen de dos solteros 'desnudos' en 'First Dates: Crucero' crea rechazo: "Vergonzoso"]

El presentador Carlos Sobera. (Captura de Mediaset)
El presentador Carlos Sobera. (Captura de Mediaset)

Arranca el programa apelando a la nostalgia de los puretas, con unos títulos de crédito idénticos a la serie original y con el mismo tema que cantaba Jack Jones entonces. El barco del amor del siglo XXI llega de la mano del capitán Carlos Stubing luciendo su irresistible y carismática sonrisa, convertido en el cupido mánager, encargado de narrar una historia que parece tendrá continuidad semanal. Lidia Torrent (la consejera) hace las veces de Julie Mc Coy, la directora del crucero que siempre ayudaba a los pasajeros en apuros; Matías Roure se convierte en el alter ego de Isaac Washington, el inolvidable barman al que todos confesaban sus males de amor; las gemelas Marisa y Cristina serán las celestinas y Yulia la confidente. A estas alturas todavía busco entre los extras el arquetipo del ligón, busco a Doc, al doctor Briker, el rompecorazones del Princesa del Pacífico.

La trama de 'The Love Boat' surgió de la pluma de Jeraldine Saunders y Aaron Spelling, el rey midas de la televisión, fue el responsable de reconvertir el libro en una sitcom. En nuestra versión española, en 'First Dates: Crucero' se barrunta la escuela de los 'tróspidos'. El montaje, los guiños, la música y los sonidos editados son su mayor acierto, el mismo que otorgó a '¿Quien quiere casarse con mi hijo?' una legión de fans inesperados. Lo que no me cuadra es que las mentes programadoras se hayan atrevido a enfrentar el amor con la maldad de Nemo Bandeira en 'Vivir sin permiso'. La serie de Coronado lideró la noche (16,4%), pero no ensombreció a 'FD: Crucero' que arrancó su viaje con un fantástico 10% y más de 1,4 millones de espectadores.

La tripulación de 'First dates: Crucero'. (Mediaset)
La tripulación de 'First dates: Crucero'. (Mediaset)

A bordo del Princesa del Pacífico, en cada capítulo nos topábamos con tres historias diferentes, siempre surgían tres líneas argumentales que se desarrollaban paralelamente, sin relación entre sí y, como en toda comedia romántica que se precie, todos terminaban felices y comiendo perdices. El MSC Bellissima no atracará en Puerto Vallarta, sus escalas se encuentran en el Mediterráneo. Al igual que en la serie de la que bebe, en cada capítulo de 'First Dates: Crucero' se narra la historia de amor o desamor de tres parejas. La nueva apuesta de Cuatro es real como la vida misma y en la vida no todas las citas tienen un final feliz.

Sobera, en la cubierta del barco. (Captura de Mediaset)
Sobera, en la cubierta del barco. (Captura de Mediaset)

Ana, una donostiarra de armas tomar a la que le va la marcha, se aburre soberanamente con Ramón, el santurrón. Ella está convencida de que se lo merienda en un solo asalto y por eso, al final, se niega a tener una segunda cita. Querida, fíate tu de las aguas mansas… Por otra parte, la pareja formada por Adriana y Jero, una extraña mezcla entre 'instagramer' que vive del cuento y militar de profesión, es una bomba de relojería. Al principio, parece que van a encajar, van de guapos y estilosos, pero cuando ambos sacan el carácter arde Troya y todo se va al traste. Edgar y Fátima son los únicos que han cuajado en este primer capítulo del crucero del amor. Eso sí, jugaban con ventaja, porque Edgar había confesado a la organización que estaba enamorado de alguien que había visto cuatro veces en la playa y Fátima se acordó de él nada más verlo.

En el fondo, 'First Dates: Crucero' posee la misma estructura que el restaurante del amor, pero con extras pululando alrededor. Aunque para extras históricos deberíamos recordar la aparición de Chiquito de la Calzada como palmero en un cuadro flamenco en el capítulo 22 de la novena temporada de 'Vacaciones en el mar'.

El crucero en el que Cuatro ha grabado 'First Dates'. (Mediaset)
El crucero en el que Cuatro ha grabado 'First Dates'. (Mediaset)

Entre los extras de nuestro barco del amor me quedo con Pili y Mili. Ángela y María, las hermanas Koplowitz de Benidorm, prometen dar momentos de gloria. Hilarantes y jocosas no se cortan con nada, ambas disfrutan del poder de la carne joven. Tienen una cosa muy clara, ellas han embarcado con sus cuatro maletones y la única intención de disfrutar a tope. Si surge un rollete, pues mejor que mejor.

Como entretenimiento, para poner la mente en blanco y aparcar los problemas diarios prefiero esto que el cerebro reptiliano de los protagonistas de 'La isla de las tentaciones'. Por lo menos te ríes, pero no pidas nada más.

Cartela de Milagros
Crucero Cuatro Programas TV
El redactor recomienda