ESPERADA NOCHE EN EL 'REALITY SHOW'

Insultos, reproches y lágrimas: 'GH VIP 7' saltó por los aires con sus reencuentros

Hasta seis exconcursantes regresaron a la casa para celebrar la tradicional gala en la que los finalistas tratan de solucionar los problemas pendientes generados durante la edición

Foto: Mila Ximénez, en 'GH VIP 7'. (Telecinco)
Mila Ximénez, en 'GH VIP 7'. (Telecinco)

'GH VIP 7' vivió este miércoles, 11 de noviembre, su tradicional noche dedicada a ajustar las cuentas pendientes con sus excompañeros. Varios de los concursantes expulsados regresaron a la casa para tratar de solucionar los conflictos mantenidos con las finalistas a lo largo de la edición, una noche en la que saltaron chispas en varios momentos.

[Adara se derrumba por Hugo y se arrepiente de lo dicho a Gianmarco]

El peor de los reencuentros se produjo entre Mila Ximénez y Hugo Castejón, con la colaboradora de 'Sálvame' cargando duramente contra "el repescado" tanto en los vídeos mostrados como en directo, una actitud beligerante en la que no faltaron las mofas, las risas y las humillaciones por parte de Mila. Una actitud muy diferente a la que mantuvo Hugo, manteniendo las formar para poner de relieve el trato desigual que estaba recibiendo ahora y, también a su juicio, en su convivencia.

Tras su marcha, Ximénez terminó completamente derrumbada, sufriendo un ataque de nervios en el que volvió a cruzar los límites contra él: "Es un hijo de puta. Ha venido aquí a desestabilizar otra vez. No lo soporto, saca lo peor de mí", aseguraba Mila frente a su amiga Noemí Salazar.

No mucho mejor fue el reencuentro entre Hugo y Adara, con él entrando muy serio a la sala. La finalista se lo tomaba con humor, pero Castejón se empeñó una y otra vez en tratar de dejar constancia de la "doble cara" de la concursante, llegando incluso a asegurar que la tenía con su propia familia. Este golpe bajo hizo explotar a Adara, levantándose para exigir al programa que interviniese para parar esa situación. Pese a esto, ella le tendía la mano a una reconciliación que él consideró imposible dada la "alta traición sufrida".

[La embestida de Hugo Castejón que rompió a Adara: "Por ahí no"]

Con quien sí tuvo mejor sintonía Hugo Castejón fue con Alba Carrillo, que abandonó su combativa actitud con él para disculparse por sus errores: "Te pido disculpas porque cuando veo los vídeos me doy cuenta de que hay cosas que no están bien. En esta convivencia tenemos muchas dificultades que superar y a veces se pierden las formas", arrancó diciendo la modelo.

"Tengo que reconocer que hay cosas que veo ahí que no me gustan, que no todo lo que he hecho lo he hecho bien. Yo lo que tengo que hacer es analizar las cosas que he podido hacer mal y es verdad que no está bien hablar de gente de fuera o de relaciones que hayas podido tener. Es entrar en barros muy sucios y, por la parte que me toca, te pido disculpas", sentenciaba Alba. Hugo recogía entonces el guante, enterrando el hacha de guerra. "No tiene sentido que nos veamos fuera y no podamos saludarnos, no ha pasado nada tan grave o importante entre nosotros", concluía Carrillo.

Aunque Noemí Salazar se mantuvo en sus críticas a Hugo, la protagonista de 'Los Gipsy Kings' también supo reconocer alguno de sus errores, aunque no tantos como a Castejón le hubiera gustado: "Ahí te pido disculpas, porque yo a veces tengo una forma muy bruta de hablar y me puedo equivocar. No tenía que haber dicho cosas de tu madre y el parte o de tu expareja".

Además de para resolver problemas del pasado, las cuatro finalistas también tuvieron ocasión de charlar brevemente con sus jefes de campaña, como el programa denomina a los exparticipantes seleccionados por ellas mismas para defenderles en los diferentes platós. Fue en estos encuentros cuando se vivieron los momentos más emotivos, con casi todos sacando su lado más sentimental para ponerse al día con sus amigos, tanto en lo referente a lo sucedido en su ausencia dentro de la casa como fuera de ella.

[Saltan chispas entre Adara y Gianmarco en su reencuentro en 'GH VIP 7']

Para el final el programa se reservó el encuentro más esperado: Adara y Gianmarco volvieron a verse las caras tras su frío reencuentro del pasado jueves, con ambos echándose en cara las cosas que le habían hecho daño y generado dudas del otro. Sin embargo, sus miradas decían otra cosa, con Adara dejándole claro que no tiene que tener miedo porque "sabe lo que piensa con solo mirarla", una bonita frase que hizo resurgir la chispa entre ellos. Aun así, los dos mantuvieron un tira y afloja que promete enganchar a los espectadores al 24 horas, ya que el italiano pasará la noche en la casa.

Lágrimas de emoción, risas y confidencias inundaron la sala de los reencuentros, con todas las finalistas recargando las pilas para la gran recta final del 'reality show'. Tensiones y emoción a raudales.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios