La 'Súper' de 'GH' justificó su falta de acción ante el supuesto abuso sexual a Carlota Prado

María Robles Hurtado, la 'Súper' de 'Gran Hermano Revolution' en la madrugada del 3 al 4 de noviembre de 2017, asegura que no intuyó el "nivel de gravedad" de los hechos

Foto: Carlota y José María en la cama en 'GH Revolution'. (Mediaset España)
Carlota y José María en la cama en 'GH Revolution'. (Mediaset España)

Las personas encargadas de 'Gran Hermano' se han lanzado la responsabilidad por no haber irrumpido en la casa de Guadalix de la Sierra cuando en 2017 se estaba produciendo un presunto caso de abuso sexual. En sus declaraciones ante la jueza, que durante dos años ha investigado el caso, María Robles Hurtado, la 'Súper' del programa, la encargada de dirigir las cámaras esa noche ya que estaba cubriendo ese turno, negó que ella tuviese autoridad para irrumpir la convivencia, según fuentes judiciales. Aunque sí admitió que había visto algo que "no le cuadraba bien" entre José María López y Carlota Prado. Sin embargo, sus superiores en el 'reality show', ante la magistrada, insistieron en que en caso de emergencia era ella quien podía entrar y tomar cartas en el asunto. La productora no ha querido hacer comentarios para este diario.

["Es mejor que no salga de aquí": 'GH' trató de silenciar el presunto abuso sexual a Carlota]

Todo ocurrió el 3 de noviembre de 2017, en la celebración de una fiesta con alcohol de por medio. Según la declaración ante la jueza de Robles, "hubo un momento que [les] presté un poco más de atención porque hubo un amago de pelea entre Carlota y José María. Era contenido para nosotros que discutieran, [...] pero se quedó en nada". Sin embargo, sobre la 01:30 de la madrugada observó que José María acompañaba a Carlota a la habitación. "No es habitual que dos concursantes abandonen una fiesta tan temprano", de modo que decide seguirles con las cámaras.

Carlota Prado en la cama en 'GH Revolution'. (Mediaset España)
Carlota Prado en la cama en 'GH Revolution'. (Mediaset España)

Apenas habían pasado dos horas del inicio de la fiesta, pero la joven mostraba evidentes síntomas de embriaguez. "Se tambaleaba un poco, balbuceaba, los ojos le parpadeaban más despacio...", sin embargo, él estaba "fresco", porque normalmente no tomaba alcohol. En ese momento, se metieron en la cama y fue José María quien se echó el nórdico por encima para evitar así que las cámaras pudiesen grabarlos. Según la 'Súper', accedió en dos ocasiones por megafonía para pedirles que se pusieran los micrófonos.

"Se escuchan gemidos, respiraciones alteradas"

Pidió también en ese momento a la realizadora que le ofreciera "la acción" por todas las cámaras posibles. "Intuyo que hay movimientos debajo del nórdico. Se escuchan gemidos, respiraciones alteradas", pero ninguna conversación. Al cabo de unos minutos, observó "la cabeza de Carlota moverse de manera descontrolada, con los ojos cerrados, sin control" y es en ese momento cuando optó por pedir la opinión de la responsable de producción de noche. Para ambas, Carlota "parece dormida o parece que no está siendo consciente".

[Carlota Prado carga contra 'GH' ante la jueza: "Podrían haber evitado que abusasen de mí"]

Ante esta situación, María Robles accedió nuevamente por megafonía y llamó a Carlota para que fuese al 'confesionario'. "En ese momento, se paran los movimientos que hay debajo del nórdico, pero Carlota no reacciona. Vuelve a haber un ligero ápice de movimiento y es cuando vuelvo a acceder y digo: 'Carlota, por favor, al 'confe'. Ahí es cuando el señor José María se destapa e intenta bromear conmigo".

José María en el confesionario de 'GH Revolution'. (Mediaset España)
José María en el confesionario de 'GH Revolution'. (Mediaset España)

"Súper' no te está escuchando", respondió José María. "Yo estoy hablando con ella y le estoy diciendo que venga al 'confe'. No estoy hablando contigo", contestó la 'Súper'. Sus palabras provocaron que José María se destapara, saliera de la cama y se vistiera. No lo hizo ella, porque en ese momento Carlota "no está consciente".

"Le pido [a José María] que la asista, que está bebida. Le lleva un poco de agua para ponérsela en la frente hasta que Carlota se va recuperando y vomita", declaró ante la magistrada de Colmenar, siempre según fuentes jurídicas. Pasan varias horas hasta que Carlota sale de la cama. "Va al baño y veo que portaba solamente la camiseta, no llevaba el pantalón", a pesar de que cuando entró en la cama lo hizo vestida. "Se sentía mareada, y ella misma se extrañó de la situación, de encontrarse con la camiseta mal puesta".

"Algo que no me cuadraba"

Según su declaración, llamó de madrugada a Floren Abad (director de la casa, productor ejecutivo y 'Súper' principal del 'reality show'), aproximadamente media hora después de los hechos, para informarle: "Acababa de ver algo que no me cuadraba bien". Los concursantes habían tenido antes relaciones sexuales ante las cámaras de 'GH', pero ver "la cabeza de Carlota moviéndose sin sentido" llamó su atención. Según le transmitió, "Carlota estaba bastante bebida" y había tenido lugar "una serie de movimientos que me han sacado de juego porque no he visto bien qué ha sucedido".

[Concursante de 'GH 18': "Carlota ya había frenado a José María en la fiesta anterior"]

Preguntada a María Robles si "a la hora de ver lo que pasó en aquella cama, ¿en algún momento se le representó la posibilidad de que se estuviera cometiendo un delito?", se limitó a responder con un "sí".

Carlota y José María en la casa de 'GH Revolution'. (Mediaset España)
Carlota y José María en la casa de 'GH Revolution'. (Mediaset España)

Hizo "lo que podía hacer"

Hizo "lo que podía hacer", según sus palabras, que fue "interrumpir por megafonía y tratar de ver si Carlota era consciente o no". En el programa "siempre hay personal de seguridad", pero nadie entró en aquella habitación para impedir los presuntos abusos sexuales que se cometieron sobre Carlota Prado. "No vi lo que estaba pasando debajo del edredón. Yo solamente vi a Carlota en mal estado, pero yo no sabía lo que estaba pasando debajo del edredón".

En cualquier caso, la 'Súper' aseguró ante la jueza que no tenía autoridad para interrumpir lo que estuviera pasando y negó que en el momento en el que sucedieron los hechos la responsabilidad y la última decisión sobre cualquier aspecto del programa dependiera de ella. "Todos tenemos un cargo, pero esto va por jerarquías. El máximo responsable era el productor ejecutivo y director general... Floren Abad o el señor Álvaro Díaz".

"Si se cae alguno o pasa alguna cosa, soy yo la que gestiona lo que haya que hacer", pero si hay que entrar para sacar a alguien "previamente solemos hacer la consulta a Floren. ¿Entramos o no?". En el supuesto de que se estuviera cometiendo claramente un delito, debería ponerse "de acuerdo con el responsable de producción para llamar a los responsables y entrar en la casa".

José María y Carlota Prado. (Mediaset)
José María y Carlota Prado. (Mediaset)

¿Tenía o no autoridad? Las contradicciones

Floren Abad, en su declaración ante la jueza, contradijo este punto y afirmó que los 'minisúper' como María Robles sí tienen potestad para intervenir ante hechos como estos. "Sí que pueden tomar algún tipo de decisión [al respecto]". Pero, ¿tenía María Robles potestad para dar órdenes a los miembros de seguridad? "No hay ese protocolo como tal [en el programa], pero sí tiene potestad para entrar en la casa e irrumpir ese hecho".

Álvaro Díaz, como director general de Zeppelin TV y productor ejecutivo de 'GH', confirmó también ante la jueza que María Robles era la persona con mayor capacidad de decisión, dentro de la casa, en el momento en el que sucedieron los hechos denunciados. La 'Súper' "sí" tenía capacidad para decidir que entrara el personal de seguridad en la casa con el fin de impedir lo que fuera que estuviera pasando. Díaz aclaró, además, que para tomar este tipo de medida no era necesario que previamente lo consultara con él.

La defensa de López, que insiste en su inocencia y cree que así se demostrará en el juicio, pidió en instrucción que se investigara a los responsables del programa por no haber interrumpido si consideraba que había la posibilidad de que se estuviera cometiendo un delito. La jueza no lo concedió. Ni la productora ni la cadena han estado como investigados en las diligencias.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios