NIEGA QUE HUBIERA ABUSO SEXUAL

"Nos estábamos restregando y paré": la jueza ve contradicciones en el concursante

José María defendió su inocencia ante la jueza del caso. "Estaba en estado de 'shock'. Todos me miraban como una cosa que no soy y yo parecía el lobo. Me quedé KO"

Foto: José María, en el confesionario de 'GH Revolution'. (Mediaset España)
José María, en el confesionario de 'GH Revolution'. (Mediaset España)

José María López Pérez, el concursante de 'Gran Hermano' investigado por abusos sexuales a Carlota Prado en la edición de 2017 (denominada 'Gran Hermano Revolution'), declaró ante la jueza del caso el 9 de junio de 2018. José María, que fue expulsado del programa, insistió en varias ocasiones que no recordaba lo ocurrido salvo que Carlota y él se estaban "restregando" voluntariamente hasta que vio que ella estaba mal y paró. La jueza, según fuentes jurídicas, considera que su testimonio incurre en contradicciones. La defensa insiste en su inocencia y en que se demostrará en el juicio.

[Carlota Prado carga contra 'GH' ante la jueza: "Podrían haber evitado que abusasen de mí"]

José María López, de Roldán (Murcia), se definía al entrar en el 'reality show' de Telecinco como "un chico activo y deportista que consigue caerle bien a todo el mundo". Tenía 24 años. En noviembre de 2017, durante una fiesta en el programa, entró en la cama junto a Carlota, otra concursante del espacio de televisión con la que en ocasiones mantenía relaciones sexuales de forma consentida.

José María, con Jorge Javier Vázquez. (Mediaset España)
José María, con Jorge Javier Vázquez. (Mediaset España)

El 9 de junio de 2018, José María declaró ante la jueza de Colmenar Viejo. Visiblemente nervioso, el joven osciló entre decir que no mantuvo relaciones sexuales con Carlota y que no recordaba lo que pasó. "Que yo recuerde, ella estaba bien en ese momento", responde cuando le preguntan si ella iba bebida, según fuentes jurídicas. El investigado señaló que él no le quitó el sujetador a ella.

Se pone encima de mí y empieza a restregarse, y miro a mis compañeros porque pienso que nos están viendo y decidimos irnos a la cama

"Nos estuvimos restregando. Que yo recuerde, ella conmigo y yo con ella", pero no hubo penetración, según su versión. José María afirmó que Carlota y él mantenían "una relación sentimental", algo que ella niega, incluso que hacían planes de futuro. Su relato de lo que ocurrió aquella noche choca con la declaración de ella. En su versión, todo fue consentido: "Me encontré con ella en la puerta de la cocina y nos tiramos en los sofás. Me pega, me araña, me escupe... que era nuestra relación. Se pone encima de mí y empieza a restregarse fuertemente y miro a mis compañeros porque pienso que nos están viendo y decidimos irnos los dos a la cama".

Preguntado sobre si Carlota hizo algún gesto para que parara, que relata la jueza cuando resume lo ocurrido, responde: "Que yo sepa, no". "Ella se restregaba conmigo y yo con ella, y ya está. Y cuando yo veo que ella deja de restregarse conmigo, me asomo y miro a ver cómo está y veo que está mal. Y ya está".

["Es mejor que no salga de aquí": 'GH' trató de silenciar el presunto abuso sexual a Carlota]

A partir de ese momento, la declaración de José María López se basa en insistir en que no recordaba lo que había ocurrido y solo en ocasiones contesta. "Yo estaba con ella, estábamos los dos restregándonos y cuando ella deja de restregarse conmigo yo paro, miro para ver cómo está y veo que está mal y digo: 'Hostias, otra vez igual'. Y dice el 'súper', Carlota al 'confe' [el confesionario, donde los concursantes hablan con el 'súper' del programa]. Y al poco sale de la cama, vomita y digo al 'súper' que no puede ir al confesionario".

Estaba en estado de 'shock'. Todos me miraban como una cosa que no soy y cuando me ponía a hablar yo parecía el lobo

López sí afirma recordar mejor el día siguiente, cuando fue expulsado del programa. "Me dicen que me echan por una conducta intolerable. Yo estoy recién levantado y yo pensaba que me llamaban porque estaba tomando pastillas para el dolor de muelas". Entonces hubo un momento en que se vio con Carlota. "Estaba supernerviosa y empezó a llorar y decía que no entendía nada. 'Que me has violado, que me has violado'. Y yo decía: 'No entiendo lo que me estás diciendo'. Estaba en estado de 'shock'. Todos me miraban como una cosa que no soy y cuando me ponía a hablar yo parecía el lobo. Me quedé KO".

Carlota y José María, en la radio de 'GH Revolution'. (Mediaset España)
Carlota y José María, en la radio de 'GH Revolution'. (Mediaset España)

José María insiste, como declaró Carlota, que en las fiestas de la casa había alcohol en abundancia, algo que los responsables de Zeppelin TV, la productora, negaron en instrucción: "Al principio, no daban mucho alcohol, empezaron poco a poco, pero luego doblaron y después triplicaron. Al principio, daban una copa por persona, pero luego subieron la dosis". Había dos fiestas a la semana.

La jueza considera que "existen motivos suficientes" para dar por finalizada la instrucción al ver indicios de un delito de abuso sexual. El Código Penal castiga con entre uno y tres años de prisión al que "sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona". Ahora, la Fiscalía y las partes pueden acusar y en el juicio se decidirá. La jueza señala el vídeo, pero también que en su declaración José María incurrió en contradicciones y que "se encontraba en un estado de consciencia cuando ocurrieron los hechos".

La defensa de José María

Antonio Madrid, abogado de José María, insiste en la inocencia de su defendido y niega que incurriera en contradicción. "La jueza de instrucción aprecia contradicciones según su auto. Creo que no hay ninguna y se va a dilucidar perfectamente" en el juicio. Madrid considera que a su cliente le ha perjudicado "que esto saltó cuando estaban los abusos en Hollywood y el MeToo, y creo que esto le ha perjudicado muchísimo a José María". Este señala que él y Carlota tuvieron una relación sexual consentida después de aquello y antes de que lo expulsaran.

Para Madrid, una prueba de que no pudo haber delito es que nadie interrumpió el programa pese a que las cámaras estaban grabando todo y los responsables del programa estaban controlando lo que ocurría. "Entiendo que cualquier persona medianamente en condiciones normales si ve un abuso, o lo intuye, como mínimo para y los saca de ahí y les pregunta. Como mínimo".

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios