especial análisis

Pablo Motos ('El hormiguero'), a examen: 7 motivos por los que amarlo (u odiarlo)

Analizamos la figura del presentador del exitoso, longevo y aclamado programa de Antena 3 que cierra hoy temporada

Foto: Pablo Motos. (7yAcción)
Pablo Motos. (7yAcción)

'El hormiguero', uno de los programas más vistos de la televisión actual, cierra hoy, miércoles 3 de julio, su temporada número 13. Tras su estreno en Cuatro en el año 2006, el show de Trancas, Barrancas y Petancas (esta última hormiga se incorporó al espacio hace un par de años) sigue conquistando desde Antena 3 al exigente público con la presencia de invitados nacionales e internacionales, colocándose día sí y día también entre los espacios más vistos del país.

[Pablo Motos habla del día en que estuvo a punto de perder la vida en 'El hormiguero']

Sintonizar con el programa que produce 7yAcción para el canal principal de Atresmedia Televisión supone pasar un buen rato, redescubrir a personajes de diferentes ámbitos, disfrutar con las secciones más originales de la tele y descubrir los experimentos más espectaculares. Como maestro de ceremonias sigue al pie del cañón Pablo Motos. El también director y productor logra que 'El hormiguero' sea el único espacio de entretenimiento al que todos los actores, cantantes, escritores, presentadores, deportistas, políticos y personas relevantes a nivel mundial quieran acudir sin condiciones.

Pablo Motos con muletas en 'El hormiguero'. (7yAcción)
Pablo Motos con muletas en 'El hormiguero'. (7yAcción)

Al tratarse de un espacio que se emite en horario de máxima audiencia y con el peso que tiene, la figura de Motos no pasa inadvertida. El valenciano es uno de los comunicadores de televisión más cuestionados, siendo analizado con lupa ante cualquier movimiento. A continuación destacamos los 7 motivos por los que Pablo no pasa desapercibido, aquellos por los que levanta filias y fobias, por los que amarlo o, tal vez odiarlo.

1. Charlas amables

El también locutor de radio nunca ha ocultado que el secreto del éxito de su programa está en hacer que sus invitados se sientan cómodos, lleguen con ganas de entregarse y se marchen con la satisfacción de haber ofrecido su mejor cara. Es por ello que Motos no realiza entrevistas al uso con las cuestiones que cualquier periodista lanzaría, él centra la primera parte del programa en mantener una charlar amable, como la que tendrían dos amigos, para conocer aspectos divertidos y desconocidos de su interlocutor. Su fórmula es clara, sencilla y aceptada por todos aquellos que cada noche buscan Antena 3 para ver 'El hormiguero' y pasar un rato tranquilo y sin sobresaltos.

Pablo Motos con Alejandro Sanz. (7yAcción)
Pablo Motos con Alejandro Sanz. (7yAcción)

2. Colega de los invitados

Las siempre comentadas conversaciones de Pablo con sus invitados tienen una importante carga personal. En muchas ocasiones el comunicador tiene ya una muy buena relación con el famoso en cuestión, lo que hace que su visita sea campechana y natural. Y con aquellos que acuden por primera vez a 'El hormiguero', tras romper la barrera del estreno y sentirse cómodos durante la emisión, los lazos no tardan en crearse, convirtiéndose rápidamente en un componente más del 'team Motos'.

Pablo Motos con María León y Dani Rovira. (7yAcción)
Pablo Motos con María León y Dani Rovira. (7yAcción)

[El motivo por el que Pablo Motos ('El hormiguero') fue investigado por el CNI]

3. Sin prejuicios ni censura

Estas conversaciones blancas y la cercanía con sus invitados hacen que Pablo también se relaje y toque o pregunte por aspectos cotidianos, sin pensar que pueden ser sacados de contexto ni utilizados como método de ataque. Cuando dos amigos hablan, los prejuicios y la censura se suelen dejar de lado, opinando sin filtros sobre cualquier tema. De ahí que sea habitual ver al presentador y los rostros populares de forma distendida y sin controlar sus declaraciones pese a estar en directo a nivel nacional.

Pablo Motos bailando con Cristina Pedroche. (7yAcción)
Pablo Motos bailando con Cristina Pedroche. (7yAcción)

4. Naturalidad y autenticidad

Como ocurre en la vida, ni todo el mundo cae bien ni se acepta la personalidad de las personas de forma igual. Pablo, con sus virtudes y sus defectos, sus miedos e inseguridades, sus puntos fuertes y débiles, se muestra tal y como es en cada una de las entregas. Como ocurre con Jorge Javier Vázquez o Bertín Osborse, perfiles similares al suyo desde el aspecto de que su forma de ser y de entender la vida impregnan sus programas, el pelirrojo por excelencia de la pequeña pantalla se muestra natural y auténtico, asumiendo que no a todos hace la misma gracia.

Pablo Motos con Resines. (7yAcción)
Pablo Motos con Resines. (7yAcción)

['El hormiguero': la salvajada que Pablo Motos cometió de pequeño por sus complejos]

5. Participación activa

Muchos acusan a Motos de exceso de protagonismo en las entrevistas y/o momentos de diversión, pero hay que tener en cuenta que su figura forma parte del funcionamiento de 'El hormiguero'. Él es una pieza fundamental del show, jugando con los invitados, picándose con ellos, intentado demostrar sus habilidades en ámbitos que no controla, fomentando esa parte más infantil... Es difícil pensar que su afán sea el de brillar más que sus invitados. Simplemente participa de forma activa en los retos y las locuras que proponen.

Pablo Motos tocando la guitarra con Sergio Ramos. (7yAcción)
Pablo Motos tocando la guitarra con Sergio Ramos. (7yAcción)

6. Innovar, principal objetivo

Uno de los máximos del rostro de Atresmedia es no aburrir al público, innovar y entretener siempre con cosas nuevas. No es tarea fácil, después de 13 años de emisión, lograr este objetivo en un programa que se emite cuatro veces a la semana. El comentario que más se escucha sobre Motos y el programa en cuanto a las secciones y/o los experimentos que realizan es 'ya no saben que inventar'. Y efectivamente, inventar y soprender a estas alturas es un trabajo complicado, pero lo siguen consiguiendo. Nadie puede tachar a 'El hormiguero' de monótono o aburrido y, gusten o no sus idas de olla, siempre ofrece cosas nuevas y nunca vistas en TV.

Uno de los experimentos de 'El hormiguero'. (7yAcción)
Uno de los experimentos de 'El hormiguero'. (7yAcción)

7. No entra al trapo de las polémicas

Y por último, pero no menos importante, está el hecho de que Pablo jamás entra en las polémicas que le envuelven. El empresario es un punto fácil de ataque. Sus preguntas, sus conclusiones o sus comentarios son temas de debate en redes sociales y medios de comunicación. Sin embargo, en contra de lo esperado y de lo que hacen otros muchos presentadores de televisión, él se mantiene siempre callado y al margen. Algunos no entienden esta postura, pero sin ninguna duda con esta decisión logra no avivar, es más, apagar rápidamente la mayoría de los ataques injustificados que recibe.

Pablo Motos. (7yAcción)
Pablo Motos. (7yAcción)

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios