EL PRESENTADOR SE CONFIESA

El peor momento de Iker Jiménez: "Lo perdí todo de un plumazo"

El presentador de 'Cuarto milenio' ha hablado de la mala racha de atravesó hace ahora 20 años: "De un día para otro, me vi sin absolutamente nada de lo que había conseguido"

Foto: El presentador Íker Jiménez. (Mediaset)
El presentador Íker Jiménez. (Mediaset)

Íker Jiménez reflexionó esta semana en 'Cuarto milenio' sobre la magia que guardan algunos lugares que no son especialmente conocidos o visitados turísticamente. Hablamos de lugares que nos transmiten cierta energía; lugares que nos hacen sentirnos bien. Según el presentador, las circunstancias que nos rodean nos hacen redescubrir sitios que acaban marcando nuestra vida. En su caso, Sigüenza.

"Hace 20 años yo tuve un momento de esos, de perder lo que yo había logrado con bastante esfuerzo y mi estatus", desveló Jiménez. "Estamos acostumbrados a una sociedad en la que cuando pierdes el estatus, en vez de considerarse que es muy importante el aprendizaje para regresar o para levantarse, como que se demoniza a las personas con pensamientos como como ese ha fracasado, ese ha tenido menos ventas, ese ha triunfado menos en la tele o ese ha metido menos goles".

Según el presentador, "lo importante es el valor de saber que eso puede ocurrirte y volver a caminar".

Íker Jiménez, en 'Cuarto milenio'. (Mediaset)
Íker Jiménez, en 'Cuarto milenio'. (Mediaset)

"Me vi sin absolutamente nada"

"Con 26 o 27 años estaba en un estatus absolutamente maravilloso para mis perspectivas y expectativas, maravilloso". Íker Jiménez dijo sentirse totalmente afortunado de ser profesional "de esos temas que te apasionan desde niño", pero en ocasiones el destino tiene otros planes para uno. "Hubo un momento en el que, por ciertas circunstancias que no vienen a cuento, me vi un día sin absolutamente nada de eso, de un día para otro, y además sin ningún tipo de seguridad, con los dos bolsillos relucientes".

"De un plumazo, de la noche a la mañana, perdí todo eso, o de alguna manera decidí perderlo. Me fui o me dijeron que me fuera", explicó en 'Cuarto milenio'.

Íker Jiménez. (Mediaset)
Íker Jiménez. (Mediaset)

El presentador habló del buen momento que vivió en aquella época. "Llevaba cinco años siendo protagonista de un montón de andanzas, con un estatus o con rol dentro de este mundillo que llamamos misterio, y que ya prácticamente ya no existe". Según Jiménez, "muchos vivíamos de las maravillosas revistas", publicaciones que hoy día siguen editándose en España y que según el presentador es "un logro increíble", ya que se da en muy pocos países.

"En ese momento, no sé por qué, cogí el coche y le dije a Carmen que me tenía que ir al castillo de los obispos de Sigüenza. Ahora me pregunto a santo de qué. Algo me hizo ir a ese sitio atravesando la nieve. Mucho tiempo después, descubrí que estaba en el plató natural de Félix Rodríguez de la Fuente".

Según Jiménez, "tuve la sensación de que aquello me iba a traer suerte. Y a partir de aquello tuve una fe tremenda. No me lamí las heridas en ningún momento".

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios