crítica

'Leaving Neverland' (Movistar+): nada es igual tras ver el documental sobre Michael Jackson

Espeluznante testimonio el de sus dos protagonistas que narran con extrema crudeza todo tipo de abusos sexuales por parte de Michael Jackson cuando tenían tan solo 7 y 10 años

Foto: Michael Jackson y Jimmy Safechuck. (HBO)
Michael Jackson y Jimmy Safechuck. (HBO)

Por fin hemos podido ver en España el polémico documental 'Leaving Neverland'. El canal #0, de Movistar+, ha estrenado al completo una de las producciones más esperadas del año y que aborda, como nunca antes, la figura del Rey del Pop. En 1993, el ídolo fue acusado de abusar sexualmente de menores, algo atroz que muchas personas tildaron como "imposible".

[La familia de Jackson califica 'Leaving Neverland' de "linchamiento público"]

'Leaving Neverland' indaga en estos hechos y lo hace con el espeluznante relato de James Safechuck y Wade Robson, dos de los niños - ahora adultos- que entraron en el exclusivo y privado mundo de Jackson, en su rancho de Neverland. Este documental es un retrato de la explotación, el engaño y el poder que la aclamada celebridad ejerció sobre ellos y también sobre sus familias.

Ahora entendemos por qué ha causado tanta conmoción en EEUU y por qué ha indignado y, sobre todo, removido miles de conciencias en todo mundo. El documental recoge con extrema crudeza los desagradables episodios sexuales sufridos por los menores y viene a denunciar el silencio que rodea a la pedofilia y la pederastia en pleno siglo XXI. Lo grave es que en muchos casos, son las propias familias las responsables de que estos episodios no salgan a la luz.

[Los Simpson eliminarán el episodio en el que aparecía Michael Jackson]

Imagen promocional de 'Leaving Neverland'. (Movistar )
Imagen promocional de 'Leaving Neverland'. (Movistar )

En el fondo, lo de menos es si Michael Jackson es culpable o no. Lo realmente duro es ver y escuchar en 'Leaving Neverland' cómo dos niños soportaban -según su relato- todo tipo de aberraciones sexuales de su ídolo, creyendo que aquello que hacían era algo normal y fruto del amor que le profesaban. Lo importante, lo admirable de la cinta, es que han sentido la necesidad de gritarlo al mundo, pese a quién le pese y pase lo que pase. El boicot a Jackson, a su memoria y el juicio mediático que ha generado este documental es otra película, otra historia, otro artículo.

Wade Robson, Michael Jackson y Jimmy Safechuck. (HBO)
Wade Robson, Michael Jackson y Jimmy Safechuck. (HBO)

Una vida destrozada por 'El Rey del Pop'

Una cosa era estar vagamente al tanto de las distintas acusaciones de pedofilia a las que se enfrentó 'El Rey del Pop', sobre todo los últimos años de su vida (no probadas o acalladas bajo millonarias cifras económicas) y otra muy distinta escuchar este horroroso y desgarrador testimonio. Las víctimas de 'Leaving Neverland' cuentan, con valentía, cómo el icono universal del pop les alejó de sus realidades, dividió a sus familias y aprovechó el amor que le proferían para cometer toda una suerte de inquietantes actos sexuales, que destrozaron su adolescencia y toda su vida.

Es un documental que todos deberíamos ver. Más allá de la polémica, reflexiona sobre por qué se silencia hoy día la pedofilia

Dividido en dos partes (aunque en España lo hemos podido ver en el mísmo día), el documental arranca explicando cómo Jackson entra en contacto con los pequeños. Safechuck tenía 7 años cuando apareció en uno de sus anuncios de Pepsi. Ambos entablaron una relación, y el pequeño se fue de gira con el artista.

Robson conoció a Jackson con 5 añitos, tras ganar un concurso de niños que imitaban sus bailes en Australia. Como el perfecto 'depredador sexual' que presuntamente fue, el cantante utilizó con ambos idéntica táctica. Se introdujo poco a poco en su entorno y se ganó la confianza de sus familias hasta ejercer un poder absoluto sobre los menores; un poder que terminaría en la cama, abusando sexualmente de ellos, cometiendo las mayores tropelías y, lo que es peor, sin que los pequeños fueran conscientes de lo repugnante que era todo aquello.

El documental cobra fuerza conforme salen a la luz los detalles más íntimos, sórdidos, sucios y escabrosos de la relación que mantuvo Jackson con los menores. Por mucho que hayamos leído en los últimos días sobre ellos, verlos y escucharlos conmueve e impresiona a cualquiera. En el fondo, da igual que sea el cantante el que supuestamente haya cometido tales barbaridades. Escuchar a estos dos hombres, que rondan la cuarentena, desahogarse es lo importante. Los testimonios de Robson y Safechuck son tan desgarradores que incluso hemos optado por no reproducirlos debido a su crudeza.

Jimmy Safechuck  y Michael Jackson (HBO)
Jimmy Safechuck y Michael Jackson (HBO)

La segunda parte de 'Leaving Neverland' es tan dolorosa o más que la primera. Afronta cómo Robson y Safechuck hicieron frente a todo lo vivido, al trauma de su infancia siendo ya de adultos, y cómo les ha pasado factura en su vida familiar y personal. Fue a raíz de la muerte del artista, cuando comenzaron curiosamente a levantar cabeza. Es en esta parte donde las madres y el sentimiento de culpa sale a colación.

Los padres, ¿culpables o también víctimas?

Una de las cuestiones importantes que plantea el documental es si sus familias contribuyeron a que todo aquello ocurriera. No sabían que Jackson estuviera comentiendo semejantes barbaridades, pero ¿por qué permitían que sus hijos durmieran en la misma cama que el cantante, pasaran semanas literalmente encerrados en Nederland o que viajaran de gira con él? ¿Se pusieron una venda en los ojos, también impresionados, y fascinados por sentarse a cenar en la misma mesa que 'El Rey del Pop'? O quizás, ¿miraban para otro lado movidas por el interés económico de sus hijos e incluso por el suyo propio?

Joy Robson madre de Wade (HBO)
Joy Robson madre de Wade (HBO)

Lo cierto es que siempre que se producen casos de abusos sexuales a menores son señalados de un modo u otro los padres de los pequeños, por no haber hecho lo correcto, o no haber querido afrontar la cruda realidad. En 'Leaving Neverland' también es así. Son las propias madres quienes en el documental reconocen su parte de culpa, e incluso la de Robson no se explica cómo dejó a su hijo de nuevo en manos de Jackson tras las graves acusaciones en 1993 de las que se libró gracias a los pagos millonarios.

Dan Reed, director del proyecto, explora el lado más turbio de Michael Jackson y además hace una profunda reflexión sobre el irreparable daño psicológico que los abusos provocan en las víctimas y su entorno. Todo el mundo debería ver 'Leaving Neverland', a pesar de su crudeza. Tal y como recogió la revista 'Rolling Stones', es "difícil de ver, más difícil ignorar, imposible de olvidar".

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios