durante tres días

Samanta Villar, al límite en su primer ayuno seco: deja de comer y beber

La periodista, actual rostro de Mediaset España, ha llevado a cabo un nuevo reto en televisión y ha estado tres días sin comer ni beber nada

Foto: Samanta Villar en 'La vida con Samanta'. (Mediaset España)
Samanta Villar en 'La vida con Samanta'. (Mediaset España)

Samanta Villar continúa con 'La vida con Samanta', su nuevo programa de televisión en Cuatro. Para la tercera entrega titulada Sacrificios, la periodista ha seguido a un grupo de personas que practica el ayuno seco para limpiar cuerpo, mente y alma.

[Samanta Villar y la cita extramatrimonial que le hace dudar: "Estoy descolocada"]

Dos de sus invitados le han mostrado su método de vida. Para estar más sanos física y mentalmente practican ayunos y se alimentan solo de la energía que les rodea, el sol, el agua, la propia respiración o la meditación. Es el prana, una modalidad de yoga cuyo último objetivo es fundirse con la energía vital. Sus invitados aseguran que desde que empezaron, no han vuelto a enfermar: “Son los ascetas del siglo XXI, gente que va más allá del límite corporal con tal de explorar nuevos espacios de conciencia. Están dispuestos incluso a sacrificar la vida porque para ellos no hay diferencia entre vida y muerte”,

Samanta al comienzo del ayuno. (Mediaset España)
Samanta al comienzo del ayuno. (Mediaset España)

De esta forma, el nuevo reto de la catalana ha sido estar tres días sin comer ni beber: "Hace ya 24 horas que estoy en ayunas. No sé si es el hambre que tengo, ya que me están dando náuseas. Horas que pase dormida son horas que no siento hambre. Me estoy dando cuenta de que no cuesta tanto. El cuerpo no me pide... la sensación es un pequeño tembleque. O bueno, quizá el cuerpo sí me está pidiendo comer y beber. Me da la risa de la flojera".

Explicando lo que siente a la cámara, ha comentado lo siguiente: "Tengo una sensación rara en el estómago y los labios secos. Pero tengo como una ligereza y he perdido la prisa. Voy haciendo las cosas lentamente. Tengo una sensación de vacío en el tronco".

"Una cosa que me tiene alucinada es que llevo ya más de dos días sin comer ni beber, pero sigo teniendo ganas de orinar. Si no fuera porque están ellos, perdería la fuerza de voluntad. Aunque bueno, me ha pegado la bajona de nuevo", añadía.

Samanta Villar en su última noche de ayuno. (Mediaset España)
Samanta Villar en su última noche de ayuno. (Mediaset España)

Superadas las 48 horas de ayuno seco, ha comenzado a notar los efectos: "He dormido poco, son algunas de las consecuencias del ayuno. Las cuatro gotitas de agua que tenía en la boca mientra me he duchado me han dado la vida. Pero estoy muy débil. No sé si voy a aguantar el tercer día. Es una oscilación. A ratos estoy abajo y de repente me encuentro con mucha energía y me vengo arriba. Por la mañana tengo mucha hambre. Me comería unos huevos fritos con bacon".

Finalmente Villar ha superado con éxito su objetivo, bebiendo de nuevo un vaso de agua que por las ansias se le ha ido por otro lado. De la misma forma, ha sentido el placer del sabor del agua y se ha mostrado satisfecha.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios