espectáculo en televisión

Paulina Rubio es imprescindible en 'La Voz', da igual que no sea una gran cantante

La mexicana todoterreno pone el punto picante necesario para entretener más allá de los números musicales

Foto: Paulina Rubio en 'La Voz'. (Atresplayer)
Paulina Rubio en 'La Voz'. (Atresplayer)

Cinco galas después del gran estreno de 'La Voz' en Antena 3, el puesto de Paulina Rubio como coach sigue siendo día tras día lo más comentado del programa. La artista mexicana, junto a Pablo López, Antonio Orozco y Luis Fonsi, busca la mejor voz del país desde los famosos asientos del talent show musical que triunfa en todo el mundo.

[Paulina Rubio, en el ojo del huracán en el estreno de 'La Voz' en Antena 3]

Al tratarse de un espacio de talento, se entiende que los jueces del mismo deben ser grandes artistas y dominar a la perfección, en este caso, la voz. Sin embargo, Paulina es acusada de no merecer el puesto que ocupa ya que su control vocal y afinación está en entredicho. Sus actuaciones siempre van de la mano del playback, método favorito que usa para lucirse en sus número musicales huyendo así del directo y siendo la abanderada de esta práctica tan criticada por el público.

Pero en su caso, analizando su puesto de trabajo en 'La Voz', da igual que no sea una gran cantante ni sus directos sean de esos que te ponen la piel de gallina. Rubio es imprescindible en esta nueva etapa del concurso por el espectáculo que ofrece. Los concursantes están en un segundo plano y los protagonistas de verdad son los coaches con sus valoraciones, sus piques, sus revelaciones... aspecto en el que ella logra un sobresaliente.

Paulina está en 'La Voz' para ofrecer ese punto políticamente incorrecto, hacer lo que le venga en gana, comentar sin filtros...

Tal y como se ha podido comprobar, la cantante de 'Y yo sigo aquí' tampoco logra seducir a los participantes por encima de sus compañeros, pero esto tampoco importa. Ella está en 'La Voz' para ofrecer ese punto políticamente incorrecto, hacer lo que le venga en gana, comentar sin filtros, poner orden entre los chicos y dar la nota. Su faceta de showoman es el que está aportando el picante necesario para entretener más allá de las actuaciones.

[Paulina Rubio, la rechazada de 'La Voz': no logra concursantes en la primera gala]

De esta forma divierte cuando denomina a Luis Fonsi como 'Fon', equivoca una y otra vez a Pablo con Antonio, cuestiona los nombres artísticos de algunos concursantes o destaca la unión que tiene con las mujeres, restregando también sus triunfos a sus 'rivales' con frases como: "Quieren llorar, quieren llorar. Mira lo que les digo: 'si no les gusta el brillo que se pongan gafas".

Es importante recordar que en este programa no se juzga la voz de los coaches. Ellos están ahí, como bien indica el nombre de la labor que desempeñan, para ser entrenadores. Y no podemos pasar por alto que al final Paulina lleva más de 20 años sobre los escenarios de todo el mundo, ha publicado 11 discos y tiene a sus espaldas dos nominaciones a los Grammy y siete a los Grammy Latino, siendo la ganadora hasta en siete ocasiones en diversas categorías de los Latin Billboard.

La estrella latina está haciendo televisión mientras juega con la música, dando justamente lo que se esperaba de ella: espontaneidad, buena onda y diversión. Por suerte para todos, la autenticidad sigue intacta en ella, las críticas no lograrán apagarla y queda mucha voz y muchos momentos por vivir.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios