'¿Te lo vas a comer?' Chicote investiga las cocinas de residencias y hospitales
  1. Televisión
  2. Programas TV
declaraciones exclusivas

'¿Te lo vas a comer?' Chicote investiga las cocinas de residencias y hospitales

Charlamos con el popular rostro de 'Pesadilla en la cocina', que cambia de registro con motivo de su nuevo programa de televisión en Atresmedia

placeholder Foto: Alberto Chicote en '¿Te lo vas a comer?' (Atresmedia Televisión)
Alberto Chicote en '¿Te lo vas a comer?' (Atresmedia Televisión)

Alberto Chicote tiene nuevo proyecto en Atresmedia Televisión. El aclamado y querido cocinero, que lleva ya varios años ligado a la pequeña pantalla, se pone serio y se embarga en la invistigación con '¿Te lo vas a comer?', programa que se estrena este miércoles 17 a las 22:30 horas en La Sexta.

Dejando de lado el entretenimiento puro, Chicote se pone al frente de este espacio de denuncia social. A través de las quejas de los ciudadanos, Alberto investiga irregularidades en residencias, hospitales o fiestas populares.

placeholder Chicote en un fotograma del programa. (Atresmedia Televisión)
Chicote en un fotograma del programa. (Atresmedia Televisión)

Ante el estreno de '¿Te lo vas a comer?', EL CONFI TV, la sección de televisión de El Confidencial, ha charlado en exclusiva con él para conocer los detalles de su nuevo reto en la pequeña pantalla. En primer lugar, nos desvela que la realización de este programa era el paso lógico que tenía que dar: "Desde el principio me pareció apasionante este reto. La demanda de la gente está ahí y por eso hemos investigado sobre los engaños o los fraudes relacionados con la alimentación".

['Pesadilla en la cocina': insultos, patadas y golpes en el final de temporada]

"Lo que pretendemos es generar un debate y mostrar la realidad. Enseñamos todo lo que ocurre, toda la verdad. Damos espacio tanto a los que lo hacen bien como los que no. Por suerte hay más gente que lo hace bien. Los buenos somos más", asegura antes de dejar claro que se trata de un programa de televisión y que los pleitos judiciales que existen están al margen pero siguen su curso.

He ido a preguntar para que me cuenten por qué hacen así las cosas. No acuso de nada, solamente pongo las cartas sobre la mesa

Indagando en cómo se ha enfrentado a los malos hábitos que ha visto, lo tiene claro: "Cuando tocas la puerta de alguien que está haciendo un buen trabajo se muestra orgulloso, pero cuando es de alguien que lo está haciendo mal las cosas cambian. Yo lo que he hecho es ir a preguntar para que me cuenten por qué hacen así las cosas. No acuso de nada, solamente pongo las cartas sobre la mesa".

"Me ha sorprendido muchísimo lo que he visto. Al vivirlo desde dentro me he replanteado muchas cosas. Si a mí, que llevo 30 años en el oficio, me ha sorprendido, imagínate el resto", añade. Asimismo, quiere desligarse del trabajo que hacen en 'Equipo de investigación', programa que recuerda a este: "Lo que nos diferencia de ellos es que no solo vamos a la denuncia en sí. Contamos todo, lo bueno y lo malo. Ellos hacen un gran trabajo y van a por el malo de la película, nosotros abordamos todo en su conjunto".

Investigación en hospitales públicos

Uno de los seis programa de los que consta '¿Te lo vas a comer?', está centrado en los hospitales: "Hemos visitado varios hospitales públicos en los que no solo los pacientes o los familiares se quejan de la comida, parte del cuerpo médico se queja. Los médicos coinciden en que la alimentación del paciente es determinante para su recuperación. Si resulta que el paciente no recibe la cantidad de nutrientes recomendados por el médico para recuperarse lo más rápido posible... Esto debería de cambiar".

Nutricionistas dicen que es alucinante que no haya obligatoriedad en un hospital público de que haya especialistas controlando los menús

"Nutricionistas nos dicen que es alucinante que no haya obligatoriedad en un hospital público de que haya especialistas controlando los menús que se sirven. Estoy convencido de que habrá un antes y un después tras la emisión de cada uno de los seis programas que hemos hecho", declara con orgullo.

Residencias en el primer programa

Lucía, que perdió a su madre en una residencia de un pueblo de Salamanca, Castellanos de Moriscos, es la primera que denuncia su caso a Chicote. Su familiar era una mujer de 58 años con principio de Alzheimer que murió por deshidratación, según el parte médico, a los 14 días de ingresar. Lo denunciaron y están a la espera de juicio.

María Luisa tenía Alzheimer avanzado de Asistida Grado I. Antes de ingresar en la Residencia, iba al centro de día pero la enfermedad seguía avanzando y cada vez era una persona más dependiente. Por ello pidieron plaza en una residencia especializada para personas con demencia. Tenían lista de espera de dos meses, por lo que decidieron ingresarla mientras tanto en la residencia de Castellanos, donde pagaban 988 euros mensuales por la estancia y los servicios médicos socio-sanitarios. María Luisa entró el 28 de marzo de 2017 y, en menos de un mes, falleció, el 11 de abril de 2017. “Mi madre tenía mal la cabeza, pero de salud estaba perfectamente. Al entrar en la residencia empezó a empeorar”, recuerda su hija.

placeholder Alberto Chicote. (Atresmedia Televisión)
Alberto Chicote. (Atresmedia Televisión)

Los dueños de esta residencia también tienen otra en un pueblo muy cerca, en Babilafuente (Salamanca). El equipo se desplaza hasta allí para hablar también con extrabajadores que denuncian la mala alimentación que hay en la residencia.

Nieves, una extrabajadora, asegura que “la comida era muy escasa. El puré de las personas asistidas no era en muchas ocasiones suficiente. Se le añadía agua y espesante y de esta manera apañaban y daban de comer a todos. Así ya no correspondía lo que la nutricionista mandaba. Lo mismo ocurría con otro tipo de comida como la sopa”.

Nieves fue la portavoz de los trabajadores para denunciar todas las irregularidades que veían en la residencia. “Una de las ilegalidades más grandes –cuenta al programa- fue cuando descubrimos que el dueño de la residencia traía de sus explotaciones porcinas la carne que daba de comer a los residentes. Lo guardaban dentro de las neveras de la residencia. Podías ver un montón de bolsas de basura con carne dentro. Esa carne no pasaba ningún registro sanitario”.

La directora de la residencia decide recibir al programa para desmentir todo lo que los ex trabajadores están diciendo. Será Chicote quién entre personalmente en la cocina de la residencia y, tras esta visita, seguirá tirando del hilo. Esta residencia de Babilafuente (Salamanca) es de gestión privada, pero de titularidad pública. Es decir, es el ayuntamiento de Babilafuente el que entrega la concesión durante 40 años a la empresa.

Alberto Chicote LaSexta
El redactor recomienda