En Cuatro

'First Dates' y el drástico método para formar una pareja

Una medida con la que, según Carlos Sobera, dos personas pueden conocerse mucho mejor, aunque en este caso pareció no terminar de funcionar

Foto: Anxo e Iván. (Cuatro)
Anxo e Iván. (Cuatro)

'First Dates' ponía a prueba en la noche de este miércoles 5 de septiembre un nuevo y drástico método basado en el sentido del tacto. Es por ello que los integrantes de una de sus citas debían permanecer 'encadenados' para conocerse mejor. En este caso, Anxo e Iván fueron las 'víctimas' de esta peculiar cena en la que el acento de uno de los comensales tuvo un gran protagonismo.

[Más información | Dramática noche en 'First Dates': secuestro, intento de violación y muerte temporal]

Anxo, de 19 años y natural de Santiago de Compostela, llegaba al programa de Carlos Sobera buscando "a un chico majo, divertido y fiestero". El gallego, que hasta el momento no había tenido ninguna relación seria, tenía miedo de hacerse mayor “y quedarse solo con un gato o un perro”.

Fue entonces cuando apareció por la puerta del programa de Cuatro Iván, un joven de 18 años que llegaba desde Barcelona asegurando que le gustaba escuchar música triste porque le hace llorar y es una sensación que le encantaba. "Me gusta que la persona que esté conmigo no esté con nadie más, soy muy celoso". Una carta de presentación que provocó la primera discrepancia de la futura pareja, ya que Anxo aseguraba que alguna que otra vez había compartido cama con más de una persona.

Iván en su cena. (Cuatro)
Iván en su cena. (Cuatro)

Lo que sí que parece que gustó al catalán fue el acento de su cita, aunque, eso sí, al principio le confundió un poco su origen. "¿Eres italiano?", preguntó mientras Anxo ponía cara de sorpresa y le negaba con la cabeza. "Pues entonces argentino", sentenciaba mientras pedía una horchata al camarero.

Piel con piel

El presentador del programa decidió someter a los integrantes de esta cena a una prueba en la que debían permanecer con las manos unidas durante toda la cita. "Vais a estar así toda la cena, incluso si tenéis que ir al baño. Un estudio reciente asegura que dos personas pueden transmitirse muchas cosas mediante el tacto", aseguraba Sobera. Pero parece ser que en esta ocasión el estudio falló.

Al de Barcelona no le terminó de gustar la forma en la que su cita le contestaba. "A veces le dices algo que quieres que sea gracioso y él te contesta de una forma que hace que no lo sea". Y es que Anxo llegó a criticar a su posible pareja por su "pelo pollo" o por tirar las cáscaras de las almejas en el mantel.

Iván y Anxo. (Cuatro)
Iván y Anxo. (Cuatro)

Al final de la cena Anxo confesó que le gustaría seguir conociendo un poco mejor a Iván para saber si tenían futuro, a pesar de que en un principio no le había "entrado por el ojo". Sin embargo, el joven catalán, que no dudó en darse un beso con su cita, aseguró que no quería seguir unido a él porque no le había terminado de atraer y con un simple "que vaya bien" se despidió para siempre del que podría haber sido su primer amor.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios