Los Dominguín Bosé, una saga marcada por la provocación, el arte y la seducción
  1. Televisión
  2. Programas TV
'Lazos de sangre'

Los Dominguín Bosé, una saga marcada por la provocación, el arte y la seducción

La última entrega del programa documental de TVE repasó a la familia que dio comienzo con la unión del torero Luis Miguel Dominguín y la actriz Lucía Bosé

placeholder Foto: Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín en una imagen de archivo.
Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín en una imagen de archivo.

TVE dedicó la séptima entrega de 'Lazos de sangre' a la saga de artistas Dominguín Bosé, una familia marcada por la provocación, la seducción y la polémica, pero también por el arte, la libertad y la vanguardia.

[Más información | El amor, la gran ruina económica y familiar de los Sánchez Vicario]

El torero que vistió de luz los años 50 y la actriz italiana que enamoró a una generación, Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé, una pareja que tiñó de glamour el blanco y negro y dio comienzo a esta exitosa estirpe. Todo arrancó con su doble ceremonia de boda, una unión sellada tanto en Las Vegas (por lo civil) como en España (por la Iglesia). La biógrafa de ella, Aranguren, cuenta que, en un principio, a ella no parecía gustarle, siendo él el que nada más verla pensó que sería la madre de sus hijos.

Ambos forman la pareja de moda, en todos los ámbitos de la sociedad española, como asegura Mercedes Milá, aunque a Lucía Bosé no le hacían mucha gracia las prohibiciones de la época en nuestro país. El matrimonio tendría tres hijos: Lucía, Paola y Miguel, quienes sacarían muchísimo más de su madre, más presente durante su educación, como comenta Rosa Villacastín en el documental.

En 1967, la fragilidad del matrimonio se rompe y la pareja se separa. El divorcio estaba prohibido en España, por lo que su distanciamiento supuso todo un shock para los españoles: "No podía soportar más cuernos ya", dijo explotanto la propia Lucía en televisión, un asunto que los periodistas achacan a una infidelidad con la propia prima de la actriz, la gota que colmó el vaso.

Luis Miguel Dominguín, el seductor

El Cristiano, el Messi, una gran estrella de cine... Así son las comparaciones que establecen los testimonios del programa acerca de la figura de Luis Miguel Dominguín, a quien se describe como alguien nada políticamente correcto, entregado al espectáculo y muy provocador.

"Él era muy seductor, tanto dentro de la plaza de toros como fuera", destaca Nieves Herrero, vendiéndolo como un gran conquistador, que llegó incluso a mantener un romance con la mismísima Ava Gardner.

placeholder Nieves Herrero, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Nieves Herrero, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

No es de extrañar que fuera este carácter seductor el que acabase con su matrimonio. Las constantes infidelidades acabaron pasándole factura. Tras su separación, el contacto con sus hijos fue complicado, pero el paso del tiempo colocó a la familia en su sitio, hasta la muerte del torero con 69 años, cuando todos disfrutaban de una excelente relación.

Miguel Bosé, un artista sin igual

El adolescente Miguel Bosé siempre destacó allí por donde fue, porque era un joven muy poco convencional. "Miguel abrió muchas puertas, era alguien muy especial y la gente no estaba acostumbrada a alguien como él", valora Boris Izaguirre. La educación estricta que había recibido de su padre chocaba con la sensibilidad que le inculcaba su madre, lo cual les fue complicado de sobrellevar: "Hubo años en los que no se dirigían la palabra".

Pero lo suyo no era un capricho, sabía cuál era su camino y no estaba dispuesto a que nadie le dijera cómo tenía que vivir: "Quería cantar, quería bailar y quería ser algo más que los chicos de su generación", relata Boris. "Supera las figuras de sus propios padres, que ya es decir. Era un milagro", apunta uno de sus descubridores musicales.

placeholder Ana Obregón, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Ana Obregón, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

"Lo suyo era brutal. Yo no he visto mujeres más enloquecidas en mi vida con un artista", señala Ana Obregón, quien fuera pareja del cantante. Su romance duró dos años, la única relación reconocida por el artista. Para ella, su primer amor, confiesa: "Forma parte de mi adolescencia total, incluso tengo un diente falso porque una fan suya me lo rompió de un puñetazo al reconocerme".

Francis Montesinos interviene entonces para comentar cómo todo lo que Bosé se ponía lo convertía en tendencia, una moda que utilizaba como forma de rebelarse, de provocar. "Tiene rasgos masculinos y femeninos y hace uso de su ambigüedad", analiza Izaguirre, pero las imágenes de la época muestran a un Miguel muy tajante, negando haber estado alguna vez con otro hombre.

Paola Dominguín, una modelo de raza

"Mis apellidos te facilitan la entrada en muchos terrenos, pero luego lo que vales lo tienes que demostrar tú". La propia Paola Dominguín valora así su llegada a las pasarelas, un escenario que dominó gracias al garbo que le corre por las venas.

Al margen de su trayectoria como modelo, y con su propia marca de ropa desde 2005, Paola también ha copado numerosas portadas por su vida sentimental. Su primera relación importante, con José Coronado, un noviazgo complicado en el que influyó el rodaje de la película 'Yo soy esa', con Isabel Pantoja. Fruto de esta relación de dos años nació su hijo Nicolás Coronado, también actor en la actualidad.

placeholder Bimba Bosé, hija de Lucía. (EFE)
Bimba Bosé, hija de Lucía. (EFE)

Bimba Bosé, la heredera de la saga

Hija de Lucía Dominguín, Bimba Bosé era la heredera natural de la saga, gracias a su belleza andrógina, una seña de identidad que supo utilizar como arma de seducción para convertirse en una destacada modelo.

Bimba se convirtió rápidamente en el ojito derecho de su tío Miguel, pues ambos se veían un poco reflejados en el otro, creando un vínculo mágico que traspasó la pantalla cada vez que coincidían juntos en un plató de televisión.

"Era la heredera natural de Miguel. Ha sido una desgracia para España perder a una artista con su potencial tan joven". La prematura muerte de Bimba a causa de un cáncer fue el gran mazazo para la saga. Dora y June, las hijas de Bimba, han heredado la magia de su madre, por lo que la estirpe continuará en las nuevas generaciones.

Programas TV Lucía Bosé Paola Dominguín Miguel Bosé TVE
El redactor recomienda