REINA DEL ESPECTÁCULO

'First Dates' con Fortu, críticas a Lequio,... Dell'Atte brilla en 'Ven a cenar conmigo'

La modelo y exmujer de Alessandro Lequio ha demostrado ser todo un animal televisivo con sus anécdotas, reflexiones, muecas, gestos y consejos

Foto: Antonia Dell'Atte, auténtica estrella de 'Ven a cenar conmigo'. (Cuatro)
Antonia Dell'Atte, auténtica estrella de 'Ven a cenar conmigo'. (Cuatro)

Cuatro dio este miércoles, 2 de mayo, el pistoletazo de salida a la segunda edición de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet edition'. Si en la pasada temporada Ana Obregón, Víctor Janeiro, Rappel y Lucía Etxebarría fueron los protagonistas, en esta ocasión los comensales son Antonia Dell'Atte, Fortu, Alba Carrillo y Óscar Martínez.

Fortu, líder del grupo Obus, fue el primer anfitrión de esta nueva etapa, recibiendo en su casa a los otros tres célebres invitados, pero en cambio no fue el protagonista de la velada, ya que la italiana eclipsó a todos desde que pronunció la primera palabra. Antonia es una mujer temperamental, divertida y sin pelos en la lengua, algo que evidenció durante toda esta primera entrega, demostrando una frescura y una entrega para el show que se viene echando en falta en la televisión espectáculo de nuestros días.

[Más información | Los famosos convierten 'Ven a cenar conmigo' en todo un éxito inesperado]

Dell'Atte brilló con luz propia gracias a ser la más participativa de los cuatro comensales. La exmodelo no dudó en abrir su corazón a sus compañeros, dejando claro que venía a mojarse y darlo todo: "Me casé con Lequio a los cuatro meses de conocerlo. La primera noche que nos conocimos ya me pidió matrimonio. Así es él, aunque también debo de decir que el mismo día que nos casamos también me pidió ya el divorcio. Él no era nadie cuando me conoció", reveló entre risas Antonia.

Y es que su relación con el padre de su hijo siempre ha sido complicada, ya que como ella misma explicó nada más poner un pie en su casa le dijo que era "su mujer y por eso haría lo que él dijera", un tipo de relación que no estaba dispuesta a consentir.

Una de las muecas de Antonia Dell'Atte en 'Ven a cenar conmigo'. (Cuatro)
Una de las muecas de Antonia Dell'Atte en 'Ven a cenar conmigo'. (Cuatro)

Entre confesión y confesión, Antonia comenzó a dejarse querer por Fortu, un coqueteo que ambos mantuvieron durante toda la velada. El rockero estaba completamente entregado a ella con piropos, gestos de cariño y especial atención, pero Dell'Atte no parecía corresponderle del todo, al menos de momento.

Y es que ella parecía más dispuesta a lanzarle dardos a su ex y a Ana Obregón: "Hace 8 o 9 años tomé una actitud de perdón y la cosa cambió con Alessandro. Él tenía que haber sido más claro tanto conmigo como con su otra amiga (Ana). No se casaron porque él solo quería fama, y ella también. Los dos querían fama", comentó sin tapujos frente a las cámaras.

Pero Antonia Dell'Atte es mucho más que sus relaciones pasadas, y lo demostró con sus ácidos comentarios, sus muecas, sus gestos, sus reflexiones y sus consejos a Alba Carrillo: "Tienes que hacer ver que eres una mujer trabajadora que lucha por sacar a su hijo adelante. Si tienes un nuevo amor, guárdalo para ti, no lo hagas público. Esa debe ser tu imagen, la de una gran madre, que sé que lo eres".

En cuanto a la cena, Antonia tuvo varias pegas: la poca cocción de uno de los platos, los escasos cubiertos, el exceso de pan, la textura de la cebolla... unos lastres que, sin embargo, parecieron quedar atrás con la actuación final que Fortu les regaló con su grupo, Obus. "Me ha gustado, porque no es muy heavy, heavy, heavy", afirmaba ante el resto de famosos, aunque en uno de los confesionarios su opinión parecía ser otra: "Yo bailando y rezando, bailando y rezando. ¡¿Qué pinto yo aquí?!", reía la modelo.

Pero lo mejor estaba todavía por llegar, su particular valoración de la noche: "Es una cena que no tenía ni cabo ni pies, como es él". Antonia se refería a Fortu, pero tas varias horas juntos, todavía desconocía su nombre: "Fructoso, Fructante,... no me acuerdo, pero me lo he pasado muy bien. ¡Nos vemos en mi casa cuando toque!", gritaba antes de despedirse tratando de imitar la tesitura vocal de Fortu.

Por todo esto y mucho más, Antonia Dell'Atte ha demostrado solo en este primer programa de 'Ven a cenar conmigo' ser todo un animal televisivo capaz incluso de eclipsar a la mismísima Ana Obregón, gran protagonista de la pasada edición. Antonia ha dejado claro por qué es muy necesaria en nuestra televisión, pero afortunadamente todavía restan tres nuevas entregas para continuar disfrutándola.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios