HUMOR A RAUDALES

Los 15 momentazos de 'Ven a cenar conmigo' en casa de Rappel

La edición gourmet de 'Ven a cenar conmigo' juntó en casa de Rappel a la actriz Ana Obregón, la escritora Lucía Etxebarría y el torero Víctor Janeiro

Foto: Rappel en 'Ven a cenar conmigo'.
Rappel en 'Ven a cenar conmigo'.

La edición gourmet de 'Ven a cenar conmigo' juntó este martes, 27 de febrero, a la actriz Ana Obregón, la escritora Lucía Etxebarria y el torero Víctor Janeiro en casa del futurólogo Rappel. El coctel de invitados se reunió en la curiosa mansión del vidente y el humor se adueñó del ambiente, dejando a los espectadores una colección espectacular de frases célebres.

[Más información | El día que Ana Obregón envenenó a la selección de baloncesto]

1. Rappel se presentó bajando las escaleras de su piscina interior con aires de vedette: "Mira, me creo Norma Duval en el Folies Bergère bajando las escaleras. Lo que voy a hacer esta noche sé que está bueno porque no soy tonto y tengo paladar. A mí desde pequeño me ha atraído la futurología: las plantas, las piedras, las cenizas de los puros, las plantas de los pies… Ahora, como a mí me intenten pisar... a mí me pisan, pero a la otra persona la reviento", comenzó el vidente.

2. Rappel, emplatando al más puro estilo 'MasterChef': "La presencia de un plato es muy importante y yo siempre lo cuido mucho, porque sabes que los platos entran por la boca… ¡Digo por los ojos!".

Rappel cocinando.
Rappel cocinando.

3. Lo que no vio el futurólogo es que ni Ana Obregón podía comer salmón ni Lucía Etxebarria tampoco, ni era un plato del gusto de Víctor Janeiro: "Yo creo que Ana sí que podía comer, que no estaba tan malita en la cena anterior, que exageró un poco porque es muy buena actriz", dijo Rappel.

4. "Si conseguimos que no me quede dormida encima del mantel, algo tendremos. No creo que me guste la comida, porque a ver si os explico que no me gusta ni la carne ni el pescado", afirmó Etxebarria en un programa gastronómico (de esos en los que se come, generalmente, carne y pescado).

5. La entrada triunfal la hizo Ana Obregón, que desmereció al mismísimo Circo del Sol con la cantidad de halagos que le dedicó a la casa de Rappel: "¿Pero qué es esto? ¡Pero qué maravilla! ¡No me lo puedo creer! ¡Pero qué jardín con todos mis budas! Hijo, me voy a poner a leer el futuro yo porque hay que ver cómo vives. Madre mía pero si tienes una piscina. ¿Y te bañas? Estoy alucinando, estoy flipada. ¿Qué tal, Jesús?", dijo Ana dirigiéndose a Víctor Janeiro. Triunfal como ella sola.

Ana Obregón encantada con su plato.
Ana Obregón encantada con su plato.

6. En el recorrido por la casa de Rappel hubo tiempo hasta para sacar un pene gigante de bronce macizo: "¡Uy, pero qué es esto, que no lo veo! ¡Madre mía, el pene que tienes aquí!", dijo disimuladamente Ana Obregón, con una interpretación digna de Goya.

7. "Yo la verdad es que la comida no la podía comer, así que fingía cual modelo anoréxica tirando la comida detrás de una esquina", reconoció Etxebarria, tan políticamente correcta como siempre.

Yo es que me baño en canela una vez al mes, como hacía la Cleopatra

8. Obregón notó las especias presentes en la comida y compartió uno de sus secretos de belleza: "¿Tú sabes que la canela es afrodisíaca? Yo es que me baño en canela, claro, una vez al mes como hacía la Cleopatra, que se bañaba en leche y canela... Eso suelta feromonas". Claro, Ana, y como le pongas limón también suelta leche merengada.

9. Para revelaciones, la de Rappel y sobre cómo descubrió su vocación: "Yo en clase les decía cosas a mis compañeros que iban a ocurrir en el futuro, así que un día fui a ver a un vidente que me dijo que iba a tener un pelotazo en el mundo de la videncia".

10. "Yo en esto creo, además que si crees, pasa", contestó sin dudar Ana Obregón. No como los trenes de Cercanías Madrid, que por más que creas… No pasan nunca.

La mesa de Rappel en 'Ven a cenar conmigo'.
La mesa de Rappel en 'Ven a cenar conmigo'.

11. "Tú mañana vienes a la casa de un torero, que es cultura", le dijo Janeiro a Etxebarria, antitaurina confesa. "Mañana le toca respetar", dijo tras las cámaras el torero.

12. Llegó el turno de la tirada de Rappel para predecir el futuro de cada invitado. Ana fue la primera, a la que aseguró "alegrías de parte de su hijo, un cambio en una casa, un contrato con éxito y amor por parte de un hombre que ya conoce", lo que en el mundo de la futurología se conoce como un completo en toda regla.

13. La predicción a Víctor: "Tu madre está un poco fastidiada de las rodillas y viene por sorpresa un segundo hijo. También me sale una segunda casa que estáis pensando en comprar y un viaje que queréis hacer". Bueno, lo del segundo hijo ya no es tan sorpresa.

El fin de fiesta en casa de Rappel.
El fin de fiesta en casa de Rappel.

14. La predicción a Lucía: "A ti te obsesiona el trabajo y aquí veo un proyecto grande que va a salir, parece que en dos ocasiones te has equivocado en dar amor y te han tomado el pelo, necesitas mucho cariño pero va a venir una mujer que te va a hacer cambiar de opinión". Una de cal y una de arena, que no todo iba a ser bonito y Etxebarria se le había atragantado en la cena al vidente.

15. Y de fin de fiesta, unos mariachis y la cara de cuadro cubista de Lucía Etxebarria para añadirse a las obras de arte de casa de Rappel: "Es que estaba alucinando cuando he visto eso, he pasado a otra dimensión", confesó tras ver al cuarteto de músicos.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios