en 'cámbiame'

Cambio de look y de vida de Gustavo González: "Daré un golpe en la mesa"

El fotógrafo se ha sentado con Cristina Rodríguez y ha confesado que, además del cambio físico, va a modificar su actitud y deja claro que no ha abierto la puerta de su intimidad

Foto: Gustavo González en 'Cámbiame'.
Gustavo González en 'Cámbiame'.

Esta no es la primera vez que Gustavo González acude a 'Cámbiame'. Hace unos días le veíamos acompañando a su chica, María Lapiedra, que se sometía a un pequeño cambio de look, y ahora ha regresado para ser el protagonista indiscutible del programa, donde, además de modernizar su aspecto, ha charlado largo y tendido con los coaches.

La encargada de atender a Gustavo ha sido Cristina Rodríguez, que sabe como nadie escuchar y aconsejar a sus invitados. El paparazzi parece sentirse cómodo a pesar de que la coach le había dicho que iba "horroroso vestido" y se puso en sus manos, por dentro y por fuera. El colaborador de 'Sálvame' aseguró que estaba deseando cambiar porque se ha cansado de ser "el Gustavo complaciente" y quiere acabar con la exhibición pública que se está haciendo de su vida sentimental. "Me he convertido en un punto o dos de audiencia", señala el fotógrafo, dando a entender que esto "ha dado pie a que se dinamite mi vida hasta límites indecentes".

Gustavo González tras pasar por 'Cámbiame'.
Gustavo González tras pasar por 'Cámbiame'.

"No me siento culpable"

“Hoy voy a cambiar mi actitud... Creo que ha sido un error porque he alimentado un poco lo que está pasando, no digo que la culpa sea mía… Yo no me siento culpable de lo que está pasando... Si yo no he abierto esa puerta de mi intimidad, no habría por qué abrirla", explicó. Cristina Rodríguez confiesa estar enganchadísima a su historia de amor con María Lapiedra y la ristra de amantes que han salido a la luz tras su separación, y ha querido saber si es verdad todo lo que se dice, pero Gustavo ha sido muy claro: “Más bien he estado con pocas mujeres en mi vida”.
Cristina Rodríguez le prepara un cambio a Gustavo González.
Cristina Rodríguez le prepara un cambio a Gustavo González.

Pastillas para dormir

"Ni 29.000 ni 100", señala. Gustavo le ha explicado a Cristina que él ha estado con muy pocas mujeres en su vida y que querer solo ha querido a tres: “He querido a tres mujeres en mi vida, a mi mujer, a mi primera novia y a María y de ahí no quería salir”. Gustavo quiere acabar con esta situación de que algunas mujeres hayan salido a la palestra para desvelar sus posibles affaires sexuales y asegura que no está siendo nada fácil para él. “No voy a ser feliz hasta que no cierre todas las heridas que he abierto en los míos; de hecho, he tenido que comenzar a tomar pastillas para dormir", afirma. Gustavo se arrepiente de muchas cosas, pero hay otras de las que no se siente responsable: “Me arrepiento de muchas cosas, pero de las tías que están saliendo a la luz… Yo soy responsable”.
Estoy harto de que me digan que parezco la víctima y que quiero dar pena, por eso intento parecer más duro

​La muerte de su hermano

La estilista ha querido profundizar más en quién es realmente el colaborador. Mañana se cumple un año de la muerte del hermano de Gustavo y él nos ha hablado con muchísima emoción de lo que ha supuesto algo así en su vida y de cómo decidió dar un paso al frente: “La muerte te hace decidir vivir lo que te queda con intensidad”. Ya con los sentimientos a flor de piel, Gustavo ha querido que aunque él parezca el único culpable de toda esta situación, lo que está intentando es no hacer más daño a nadie y por eso se pone una coraza: “Estoy harto de que me digan que parezco la víctima y que quiero dar pena, por eso intento parecer más duro”. Incluso ha conseguido emocionar a Cristina al confesarle que hay cosas que nunca contará: “Hay cosas que me he guardado y que siempre me guardaré que harían entender un poco más la historia”.
Gustavo González antes y después de pasar por 'Cámbiame'.
Gustavo González antes y después de pasar por 'Cámbiame'.
Antes de lanzarse con el fitting, Cristina ha querido conocer un poquito más a Gustavo González y los dos han terminado con lágrimas en los ojos. El colaborador de ‘Sálvame’ le ha enseñado sus tatuajes, que son un símbolo de su familia que jamás borrará y le ha explicado a la estilista que es parte de su vida y que, aunque pueda tener sentimientos encontrados, no le hace daño recordar nada de lo que ha vivido con su exmujer y sus cuatro hijos. Ya que estaban hablando del cuerpo de Gustavo, él le ha confesado a Cristina que no entiende por qué le gusta a María Lapiedra.

"Pareces mister Potato"

Gustavo González llegó a ‘Cámbiame’ con la sensación de que en él había poco que cambiar, pero con la necesidad de cambiar por dentro y por fuera, y ha dejado que los estilistas le convirtieran en un nuevo hombre que está dispuesto a dar un golpe en la mesa y acabar con el Gustavo compasivo y paciente. A María Lapiedra le ha encantado su nueva imagen y Carlota Corredera le ha dicho que se había quitado 10 años de encima, pero no todos estaban de acuerdo. Fiona ha tenido la sensación de que le gusta más el Gustavo machote de las camisetas y Pelayo que parecía Míster Potato con las gafas que le habían puesto.
Programas TV
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios