ANÁLISIS

Luján Argüelles y el fenómeno 'tróspido', ¿agotada la fórmula de '¿QQCCMH?'?

El programa de Cuatro ha pasado de su edición más vista a la de menos seguimiento, lastrada por un casting anodino que no ha llegado a seducir al público

Foto: Luján Argüelles, en la quinta edición de '¿QQCCMH?'.
Luján Argüelles, en la quinta edición de '¿QQCCMH?'.

Cuatro cierra este miércoles, 15 de noviembre, la quinta temporada de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'. David, Fernando, Jaime, Jesús y Pepe han protagonizado las nueve entregas junto a sus madres, Charo, Silvia, María, Maricruz y Joaquina, así como un sinfín de pretendientas y pretendientes que han peleado por conquistar los corazones de los chicos.

Los últimos 'tróspidos' se despedirán de su público con lágrimas, desconcierto, revelaciones, mucho amor y con un suceso inédito en la historia del programa. Una sorpresa final con la que el espacio de Cuatro tratará no solo de conquistar a sus fieles, sino también de revitalizar su audiencia con una entrega en la que tradicionalmente suele marcar uno de los mejores datos de cada edición, fruto de la expectación generada por las elecciones finales.

Lejos de acaparar titulares, el fenómeno 'tróspido' parece haber quedado relegado a un segundo plano

Y es que si algo necesita esta quinta temporada es ese empujón final, un último arreón que no solo ayude a mejorar la media de audiencia de esta edición, sino que logre acaparar los titulares de nuevo, ya que si algo ha caracterizado al espacio este año ha sido la discreción con la que ha pasado por pantalla. Lejos de acaparar titulares, el fenómeno 'tróspido' parece haber quedado relegado a un segundo plano.

Pierde un millón de fieles, pero sigue triunfando

En una temporada que se está caracterizando por el bajo consumo televisivo, con la mayoría de las ofertas experimentando una fuerte caída en su seguimiento, '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' está resintiéndose especialmente. El programa de Luján Argüelles ha pasado de la edición más seguida (con un 12,6% y cerca de dos millones de fieles) a la menos vista (ligeramente por debajo del 8% con un millón de seguidores), con una caída de un millón de espectadores entre ediciones.

Pese a este claro desgaste, '¿QQCCMH?' se ha mantenido con su quinta temporada siempre por encima de la media del canal, tanto en el día como en los tres meses en los que se ha emitido (septiembre, octubre y noviembre), demostrando su fortaleza al aguantar hasta dos cambios de día (de miércoles a lunes, y viceversa).

Si algo ha marcado esta edición ha sido la regularidad que ha logrado mantener el espacio frente a todo tipo de competidores, estabilizándose en torno al 8% y el millón de fieles fuese cual fuese su competencia. Un suelo de espectadores con el que la cadena puede estar satisfecha y que bien podría garantizarle su continuidad un año más gracias a ser una temporada más uno de los pocos prime times competitivos de Cuatro (solo por detrás de 'Volando voy' o 'En el punto de mira'). Su regularidad, pero también su poco brillo.

Programa 1 (20/09/2017): 864.000 y 8% (miércoles)
Programa 2 (27/09/2017): 991.000 y 7,8% (miércoles)
Programa 3 (02/10/2017): 1.097.000 y 8,2% (lunes)
Programa 4 (09/10/2017): 1.085.000 y 8,6% (lunes)
Programa 5 (16/10/2017): 1.092.000 y 7,7% (lunes)
Programa 6 (25/10/2017): 979.000 y 7,4% (lunes)
Programa 7 (01/11/2017): 946.000 y 7,3% (miércoles)
Programa 8 (08/11/2017): 997.000 y 7,6% (miércoles)

La madres de la quinta edición de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'.
La madres de la quinta edición de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'.

Las claves de la pérdida de seguimiento

Sin embargo, aunque las cifras de audiencia continúen siendo positivas, en Cuatro deben preguntarse a qué se debe el bajón experimentado por el programa capitaneado por Luján. La tendencia general no debe ser una excusa, ya que hay formatos que mantienen su fortaleza, para evitar hacer una reflexión al respecto: un error de casting.

Porque la habilidad de sus montadores para sacar punta a todo y a todos continúa tan fresca y divertida como el primer día, siendo este cuidado aspecto lo que hace único a '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'. Lo convierte en especial, pero no sostiene al programa por sí mismo: de nada sirve tener unos excelentes efectos sonoros si no hay una buena historia que contar con ellos.

Esto es precisamente lo que le ha ocurrido a '¿QQCCMH?' en su quinta temporada, una edición marcada por la falta de carisma de sus protagonistas. Madres e hijos han pasado sin pena ni gloria por televisión, al igual que las diferentes pretendientas y pretendientes que han participado.

Nadie ha logrado despertar amores u odios, con personalidades anodinas que un programa de estas características no puede permitirse

A pesar de tratar de repetir los esquemas que año tras año han funcionado (el guapo, el friki, el adinerado, el gay estrafalario,...), en esta edición no han encontrado grandes personalidades que atrapen o conecten con el público. Ninguno de ellos es carne de 'MYHYV', 'Supervivientes' o sucedáneos, lo que refleja el escaso interés que han generado fuera de su universo: nadie ha logrado despertar amores u odios, con personalidades anodinas que un programa de estas características no puede permitirse. Algo ha fallado, algo demasiado importante.

Esta importante cuestión, unido a la repetición de las fórmulas y mecánicas (presentación en los sillones, secretos, viaje a casa, expulsión por parte de la madre, repesca,...) ha terminado por alejar a los espectadores de una edición para el olvido. Esto ni mucho menos significa la muerte del formato, ya que la productora tiene entre manos unos buenos mimbres sobre los que relanzar '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' en el futuro.

Uno de los protagonistas del desenlace de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'.
Uno de los protagonistas del desenlace de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'.

Así será el desenlace con OBK

Se avecina un gran evento. Y como todo gran evento, merece una ambientación musical a la altura. Los mismísimos OBK serán los teloneros de esta final con sus "Historias de amor. Ojos que miran con ilusión, pasiones vividas entre los dos, imposibles de borrar".

El momento de Jaime ha llegado. El guapo y gélido andaluz ha vivido con intensidad la aventura que le puede llevar a encontrar el amor. Al principio, el modelo internacional fijó su atención en Sonia, aunque tuvo besos para otras pretendientas. Sin embargo, el viaje a la romántica Teruel lo hizo en compañía de Bárbara y Sara, a quienes conoció más a fondo.

Desde Valencia, Pepe y su elegancia siempre tuvieron claro que uno de sus pretendientes le emocionaba bastante. Pero la emoción no era recíproca. Durante el viaje romántico, otro de los pretendientes pareció tomar la delantera. ¿Quién se alzará con el corazón del experto en protocolo? Durante la gala Pepe dará una sorpresa que dejará a los espectadores con la boca abierta.

Luján Argüelles en la final de '¿QQCCMH 5?'. (Mediaset España)
Luján Argüelles en la final de '¿QQCCMH 5?'. (Mediaset España)

David, el empresario del grupo, también se ha debatido entre varias mujeres. Siempre le gustó Coraima, pero ella no se lo puso fácil y él siguió su trayectoria conquistando a las demás. El viaje romántico despejó muchas dudas: ya sabe quién es su elegida, pero su madre quizás tenga mucho que decir.

El gaditano Fernando se fijó en un primer momento en Rafaela, pero María del Mar poco a poco cobró fuerza, pese a la oposición materna. Fernando, por una vez fuera de las faldas de mamá, la rescató en la repesca y con ambas viajó hasta Biarritz.

Por último, Jesús, el asturiano fortachón y sentimental, llegó sabiendo que el amor podía doler. Su primer beso hizo que Andrea fuera su favorita, pero vivió momentos de gran intensidad con otras pretendientas. Tras su viaje, volvió a Madrid sin tenerlo del todo claro. La gala puede ser determinante para él porque se desmarcará con una revelación que pocos, más bien nadie, podían imaginar.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios