EN 'MI CASA ES LA TUYA'

Boris con Bertín: de su traumática infancia a su caída en picado tras 'Crónicas marcianas'

El escritor venezolano no ha dudado en confesar a Osborne que sufrió bullying siendo un niño y que lo perdió todo tras el final del icónico espacio de Telecinco

Foto: Boris Izaguirre en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)
Boris Izaguirre en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)

Boris Izaguirre se ha dejado filmar por el equipo de 'Mi casa es la tuya' por tercera vez en un año pese a que la de este miércoles, 9 de noviembre, ha sido la primera emisión en la que el showman ha podido mostrar su casa a los espectadores de Telecinco, convirtiéndose en protagonista absoluto del espacio.

Bertín Osborne ha desembarcado en la céntrica vivienda madrileña que el venezolano comparte con su marido, Rubén, para descubrir algunos de los detalles más desconocidos de la vida privada del excolaborador de 'Crónicas marcianas'.

[LEE MÁS: Los secretos mejor guardados de 'Mi casa es la tuya', de boca de su realizador]

Boris Izaguirre y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)
Boris Izaguirre y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)

Entre los secretos que Izaguirre ha desvelado a su invitado se encuentran duros episodios de su infancia en su Venezuela natal, donde fue duramente acosado y perseguido por su condición sexual, así como el momento en el que tuvo que decir adiós a la televisión en España tras años en la cima del éxito.

"En un país machista como Venezuela, en los 70, un niño tan libélula como yo despertaba mucha violencia. Yo fui agredido. Recibí todo tipo de golpes e insultos de mis compañeros del colegio", ha asegurado el latinoamericano en su sincera entrevista a Bertín.

"A mí me encantaba caminar de mi casa al colegio, pero había obreros que me gritaban que era un maricón. Eran gritos a un niño. Yo sentía que a través de mi ropa mostraba mucho sin tener que hablar. Llamaba la atención", ha asegurado el venezolano

[LEE MÁS: Teresa Campos aclara a Bertín el 'enchufe' de Terelu y sus peleas con el jefe de Telecinco]

Boris Izaguirre y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)
Boris Izaguirre y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)

Su dura infancia

"Yo no queria ser niño para nada. Quería ser adulto", ha desvelado Izaguirre, antes de narrar al cantante jerezano por la multitud de problemas que tuvo que lidiar en Venezuela.

"Nací con dislexia", ha relatado, asegurando que esta enfermedad le ha provocado muchos calentamientos de cabeza que le han impedido brillar en varios de sus trabajos.

Había obreros que me gritaban que era un maricón de camino al colegio. Eran gritos a un niño

"El caso es que yo era extremadamente popular por cómo hablaba y cómo vestía. Siempre he vestido como me daba la gana y, de repente, en gimnasia me iba fatal. Eso generó un amaneramiento muy negativo. Era una mariposa. Yo quería bailar y hacer cosas. La primera en detectarlo fue mi madre. Mi madre lo tenía clarísimo", ha detallado Boris, que ha narrado que sus padres le brindaron muchísimo amor al descubrir que era homosexual.

Boris Izaguirre y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)
Boris Izaguirre y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)

De guionista de telenovelas a showman

Pese a su dura infancia y sus problemas en el colegio, Boris Izaguirre jamás se sintió rechazado en su hogar por su indentidad sexual, que fue reforzada por sus padres, que brindaron toneladas de cariño a su hijo aunque sus parientes fueran religiosos practicantes.

Durante su adolescencia, Izaguirre bebió del talento de su padre, crítico de cine, para la escritura, lo que más adelante le permitió dedicarse a escribir las historias de las telenovelas más exitosas de su Venezuela natal. Entre ellas, 'La dama de rosa' y 'Rubí rebelde'.

Más tarde, Boris viajó a España para seguir dedicándose al mundo del guion. Entre las series en las que participó como guionista se encuentran 'El Súper', de Telecinco, cadena que años más tarde lo convertiría en uno de sus rostros más queridos por la audiencia.

Boris Izaguirre llegó a 'Crónicas marcianas' en 1999, dispuesto a revolucionar la parrilla televisiva con sus irreverentes comentarios y sus frecuentes desnudos, que lo convirtieron en uno de los colaboradores más imprescindibles del formato.

"Crónicas Marcianas' marcó mi vida"

"Crónicas marcianas' marcó mi vida, pero yo llevé las críticas muy a la gresca. Nunca respondí las críticas por mi participación en el programa, pero los comentarios del colectivo gay me hicieron daño. Nunca fue pregonero del Orgullo Gay. Era un bofetón que me daban cada año. Decían que era un gay lleno de tópicos. Creo que conseguí que este país se sintiera feliz de su propio concepto de la libertad y de la evolución. Era una evolución aceptarme a mí", ha asumido Izaguirre.

Boris Izaguirre en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)
Boris Izaguirre en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset España)

Su caída a los infiernos

Tras finalizar 'Crónicas marcianas' en 2005, Izaguirre inició una irregular trayectoria televisiva plagada de fracasos y fue despedido del programa de radio en el que colaboraba desde 1997. Durante la crisis económica que aún a día de hoy sigue azotando a la profesión, el venezolano se vio con la necesidad de volver a emigrar para buscar trabajo.

"Cada vez teníamos más éxito y mejores sueldos, pero todo se acaba. En la Cadena Ser me despidieron. Fue un momento muy duro. Yo estuve 17 años con Gemma Nierga. Ella me citó en un restaurante y me dice que tenían que prescindir de mis servicios porque la cadena consideraba que representaba algo que no era la onda en aquel entonces", ha confesado el venezolano a Bertín.

Me dieron la bofetada en España tras 'Crónicas...' y yo volví a bajar todos los escalones posibles

"Me ofrecieron un contrato en Telemundo porque mi trayectoria en España les llamaba mucho la atención. Pese a ello no sabían que querían hacer conmigo. Para mí, hoy en día, aún me hace falta España. Creo que aquí se trabaja de manera más libre", ha afirmado Izaguirre, que no ha dudado en asegurar que en España no se le tomó en serio durante mucho tiempo por su paso por Telecinco.

"Duele. Me ha cerrado puertas, sin duda. Llegué a crear un monstruo tan gigantesco y tuve que marcharme. Solo marchándome podía desprenderme de todo aquello. Tuve que empezar de nuevo otra vez. Fue una cura de humildad, lo que me hacía falta. Me dieron la bofetada en España y yo volví a bajar todos los escalones posibles y volví a salir", ha sentenciado el escritor.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios