CRÍTICA

'Gran Hermano Revolution', la vuelta de tuerca que pedía a gritos el reality

Tras varias temporadas dando palos de ciego y lemas vacíos, el reality parece tener un plan que devuelve parte de la sobrevalorada democracia que la audiencia exige al formato

Foto: Gala inicial de 'GH Revolution'.
Gala inicial de 'GH Revolution'.

Sin extras, bailes, lipdubs ni artificios, pero con una verdadera transformación. Así ha arrancado este martes, 20 de septiembre, 'Gran Hermano Revolution', estrenando día de inicio, mecánica y devolviendo a la audiencia parte de la sobrevalorada democracia que se exige en un reality show de estas características.

Una imponente nave, decorada como salida de una distopía, ha servido como el escenario que ha albergado más de 100 aspirantes a habitar la casa de Guadalix de la Sierra durante 4 horas de elegante entretenimiento que ha vuelto a devolver cierto olor a nuevo, a un espacio que lleva años sabiendo a gran reserva.

Tras varias temporadas dando palos de ciego y lemas vacíos, 'Gran Hermano' parece tener un plan. Muestra de ello es el constante aviso de su presentador de que todo está a punto de saltar por los aires. Visto lo visto, ha llegado el momento de tener fe.

[LEE MÁS: Estos son los 18 concursantes oficiales de 'Gran Hermano Revolution']

La nave de 'GH Revolution'. (Mediaset España)
La nave de 'GH Revolution'. (Mediaset España)

El mayor show de la televisión española

'Gran Hermano Revolution' ha vuelto a presumir de medios y originalidad, sin tirar de mecánicas recicladas de sus adaptaciones internacionales, para presentar un espectáculo sin parangón en nuestra pequeña pantalla.

El reality show producido por Zeppelin TV ha tirado la casa por la ventana en lo referido a valores de producción y ha echado el resto en la factura técnica de una gala protagonizada por un centenar de individuos, emitida en pleno directo durante 240 minutos y sin patinazos técnicos evidentes.

Además, el formato de telerrealidad ha sabido reinventarse con una acertadísima gala casting que ha otorgado al espectador el fallo sobre el futuro de los aspirantes a habitar la vivienda de Telecinco, pese a que este no ha contado en ningún momento de la velada con el poder real de decidir el porvenir de los participantes.

Jorge Javier Vázquez en 'GH Revolution'. (Mediaset España)
Jorge Javier Vázquez en 'GH Revolution'. (Mediaset España)

Acertada identidad visual

Un delicioso y renovado grafismo, acompañado de una identidad visual inédita, ha conseguido emitir un verdadero lavado de cara a un concurso que Telecinco lleva explotando de manera ininterrumpida desde el año 2000.

El padre de todos los realities ha sabido, sin renunciar a varias de sus liturgias, revolucionar su esencia a base de construir una marca desde sus cimientos. Para muestra un botón, nos encontramos hablando de una 'revolución' y no de 'GH 18'.

Jorge Javier Vázquez en 'GH Revolution'. (Mediaset España)
Jorge Javier Vázquez en 'GH Revolution'. (Mediaset España)

Jorge Javier Vázquez sigue acertado

Quien siga teniendo la osadía de negar, a día de hoy, que 'Gran Hermano' no sienta a Jorge Javier Vázquez como un guante, sigue manteniendo una relación tóxica con la nostalgia y el cruel pensar de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor.

'GH' está vivo, en constante transformación, y su presentador es partícipe de esta nueva piel de un formato cuyo corazón sigue latiendo a un pulso frenético y evolucionando a marchas forzadas para seguir emocionando a su público.

Jorge Javier está feliz por la oportunidad de poder aprender de sus errores pasados a base de enmendarlos

El lenguaje televisivo cambia, todo lo hace, y aferrarnos a la involución de un hito que pretende y sigue con fuerzas para seguir marcando historia de la televisión, es tan inútil como intentar poner puertas al campo.

Durante esta gala 0, Jorge Javier Vázquez ha vuelto a subirse a un caballo desbocado, inamansable, con todo el respeto y empatía con la que lo haría cualquier seguidor del formato. Con transparencia y feliz por la oportunidad de poder aprender de sus errores pasados a base de enmendarlos y sin lamentaciones absurdas, como un auténtico signo de esta revolución.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios