CHARLA CON GUIONISTAS

Desmontando los reality shows: así "mueven los hilos de las marionetas" sus guionistas

Cuatro experimentados guionistas relatan cómo construyen y estructuran las tramas de cada temporada, siempre "contando la realidad de forma que emocione"

Foto: Los guionistas de los reality shows destripan su trabajo en el FesTVal.
Los guionistas de los reality shows destripan su trabajo en el FesTVal.

¿Cómo se escribe un reality show? ¿Hasta qué punto los guionistas intervienen en la dirección que toma 'Gran Hermano' o 'Los Gipsy Kings'? Estas y otras cuestiones han sido puestas en común durante el FesTVal de Vitoria por cuatro reconocidos guionistas: Juan Antonio Laín ('GH', 'Confianza ciega', 'Curso del 63'), Óscar Prol (desarrollo de formatos Boxfish, coordinador de guion 'Pesadilla en la cocina' y adaptación de 'Un príncipe para 3 princesas', 'First Dates' o 'Héroes'), José Rueda (director de programas de 'Pesadilla en la cocina', 'Quiero ser monja' o 'Mujeres ricas') y Jacobo Eireos (productor ejecutivo y director de 'Pekín Express' y 'Los Gipsy Kings').

[LEE MÁS: 'Los Gipsy Kings' al descubierto: verdades y mentiras sobre el formato estrella de Cuatro]

Eireos, el primero en tomar la palabra, quiso poner en valor una figura un tanto desconocida en este género: "La figura del guionista es esencial, muy parecido al que tiene en la ficción, pero con personajes reales. Tenemos un libro de tramas y de secuencias. Sabemos lo que va a suceder dentro de los 10 capítulos de cada temporada, a nivel general, por lo que hay que empezar a reconocer este trabajo. La gente ya va conociendo los nombres de los guionistas de series, ahora toca lo de los realities".

Una imagen de 'Los Gipsy Kings' en Cuatro.
Una imagen de 'Los Gipsy Kings' en Cuatro.

En este sentido, José Rueda añade que "nuestra labor es contar una historia, con otros elementos al fin y al cabo, pero en nuestro caso aprovechando lo mejor de cada persona. Ahí interviene el casting, la preparación de la grabación, la edición..., todas esas fases son guion. Se sale del canon que uno piensa sobre lo que es un guionista, pero coincide mucho con el trabajo de guionista de una serie al fin y al cabo".

Óscar Prol, consciente de lo que la gente podría pensar al hablar de guionistas en un reality show, añade que "hay prejuicios en decir que hay guion en un reality. La gente cree que por haber un guion no hay realidad y no se trata de eso, sino de la manera en la que se cuenta la realidad, de una manera entretenida y que genere emociones. Hay que estructurar, dar un orden, para que el espectador pueda emocionarse, al igual que los protagonistas. Todo esto es guion, hay que preparar lo que queremos contar de esa realidad porque no toda la vida es interesante".

A veces tenemos que reactivar la casa, siempre sin decir lo que tienen que hacer, esperando a que lo que plantamos germine

En este sentido, es algo diferente a lo que sucede en 'GH', como aclara Juan Antonio, ya que "se va un poco por detrás, porque la emisión es en directo, por lo que hay que contar lo que va pasando. A veces tenemos que reactivar la casa, siempre sin decir lo que tienen que hacer, esperando a que lo que plantamos germine".

Persona vs. Personaje

Cuando alguien participa en un programa de estas características es difícil, sobre todo con tantas ediciones a las espaldas, que se mantenga virgen o su actitud no se vea condicionada a lo que la gente espera ya de ella: "Hay veces que el personaje termina canibalizando un poco a la persona, porque puede tratar de actuar como cree que la gente espera que actúe. O que exagere algún comportamiento. Pero durante un reality se graban muchas horas, es imposible forzar un personaje durante tanto tiempo", valora Óscar Prol.

Bea, ganadora de 'Gran Hermano 17'.
Bea, ganadora de 'Gran Hermano 17'.

"Sí que pasa a veces cuando es un programa de largo recorrido, como es el caso de la Rebe, porque su vida le ha cambiado tanto que es imposible que el personaje no le haya afectado a su vida", añade Jacobo, a lo que desde 'GH' se suman diciendo que "a veces esto puede cambiar, como en el caso de Bea, última ganadora del espacio, quien entró con tics de Ylenia y terminó siendo ella misma gracias a protagonizar una historia de amor".

¿Qué perfil buscan para cada programa?

Por esto que comentaban anteriormente, es complicado encontrar ya a personas que se muestren naturales, algo que todos destacan como clave para que un formato funcione: "En 'GH' lo fundamental es que te encuentres a alguien que te sorprenda. Si hay varios perfiles iguales, hay que dejar a gente fuera. Esto es más importante que buscar directamente a un tipo de perfil. Pero esto no es siempre así, porque a veces buscas un perfil como el respondón, el vago o prototipos así para un espacio como 'Curso del 63'. Así se enriquecía el programa, buscando un abanico de personalidades", comenta Laín.

Hay que 'crear' situaciones que vayan a generarle conflictos, evoluciones, clímax

"En el caso de 'Héroes', buscábamos perfiles que fueran profesionales y además tuvieran una vida dramática detrás", cuenta en este sentido José Rueda. "Una vez los tenemos, hay que estructurar el relato en arcos como si fueran personajes. Hay que 'crear' situaciones que vayan a generarle conflictos, evoluciones, clímax. Una vez que les conoces entiendes cómo pueden reaccionar a diferentes situaciones para así poder planteárselas a lo largo del programa", añade, estructurando en base a ello la temporada como si de una ficción se tratase.

'Quiero ser monja', el casting más complicado.
'Quiero ser monja', el casting más complicado.

'Quiero ser monja', el casting más difícil

A la hora de valorar su experiencia como guionistas, para Rueda "el peor casting que ha sido el de 'Quiero ser monja'. Era difícil encontrar tanto congregaciones como chicas que quisieran ser monjas. Un proceso muy complicado en el que el equipo de casting hizo un trabajo alucinante. Era especialmente delicado porque las adolescentes no eran el prototipo de la actualidad, ya que parecía que venían de hace mucho tiempo".

"Además tenían que tener un nivel de verdad mucho más elevado, porque la Iglesia nos expulsaría al segundo día si detectaba que podrían estar haciendo un papel. Era complicado encontrar todo esto en un personaje, y de ahí después hacer criba con quienes transmitían más verdad", comenta el guionista.

La entrada de Lucía hizo explotar la casa de 'GH 15' y llevó a Paula a la victoria

Por su parte, Laín añade que en el caso de 'GH' aunque se consiga un buen casting, lo difícil son las dos primeras semanas porque "siempre cuesta un poco arrancar y hay veces que cae la acción". Para evitar que la gente pierda el interés, se trata de dinamizar la convivencia con "giros suaves, juegos que les obliguen un poco a mojarse, pero hay veces que tenemos suerte y surgen cosas muy jugosas por sí mismas". En este sentido, Juan Antonio considera que es una actitud que suele penalizarse, "ya que quien destaca en las primeras semanas resulta expulsado, por tener mayor exposición".

A propósito de estos giros, como uno de los responsables del reality madre, destaca la entrada de Lucía en 'GH 15', "una incorporación que se pudo producir gracias a una baja y con la cual explotó la casa". "Es cierto que Paula ya estaba destacando, pero la entrada de Lucía la llevó a la victoria y nos regaló una de las noches más emocionantes de la historia del reality show. Tratamos de intervenir lo menos posible, pero en este caso fue determinante", explica.

Belén Esteban, concursante estrella de 'GH VIP 3'.
Belén Esteban, concursante estrella de 'GH VIP 3'.

El programa que habría funcionado con famosos

En la actualidad proliferan los formatos con famosos con protagonistas, un aspecto que condiciona el casting: "Es el mismo proceso, hay que buscar la pluralidad, pero resulta más sencillo para el espectador porque tienen una imagen suya previa". En este caso Laín pone un claro ejemplo y, aunque no menciona el programa, habla de "un espacio veraniego en el que está convencido de que si se hubiera hecho con famosos hubiera funcionado mejor, por la idea que tiene la gente de ellos antes y lo que empatizaría con su historia", lo que los presentes entendimos como una referencia a 'Ex, ¿qué harías por tus hijos?'.

Carlos Sobera ha ayudado a fidelizar al público a un programa que cambia de protagonistas cada día

"La virtud de este tipo de formatos es bajar a la tierra a personajes populares, verlos como tus vecinos. Es algo que sucede en 'La Voz', porque la idea que puedes tener de los coaches antes se desmonta viendo sus interacciones, sus chistes, sus pullas..., es por ello que funcionan tan bien", retoma Rueda.

Contar con caras conocidas es un arma de doble filo, porque hay perfiles que pueden generar rechazo a una parte de la audiencia, pero en otras es todo lo contrario: "En otros casos se utiliza como gran baza o reclamo, como el caso de Sobera en 'First Dates', cuya imagen ha ayudado a fidelizar al público a un formato que cada día cambia de protagonistas".

Álvaro Chacón, uno de los protagonistas de 'Héroes, más allá del deber'. (Mediaset)
Álvaro Chacón, uno de los protagonistas de 'Héroes, más allá del deber'. (Mediaset)

¿Tienen sentimiento de culpa?

El paso de una persona por un reality genera un gran impacto en sus vidas (y en la de los guionistas que les acompañan), pero "hay que distinguir cuando se trata de la temporalidad, porque no es lo mismo pasar 3 días con alguien que varias temporadas".

"Me he sentido mal haciendo a una persona llorar al recordar a su padre fallecido. Soy un titiritero moviendo los hilos de las marionetas y eso me ha llevado muchas veces a irme mal a casa, pero hay que recordar que siempre son los protagonistas los que han querido prestarse a eso y contar su historia", reflexiona Prol.

Pero pese a que a veces tienen que hurgar un poco en sus traumas para enriquecer los formatos, todos coinciden en señalar que "ponemos límites, nos preocupamos, intentamos cuidarlos desde el cariño. No queremos amargar la vida a nadie".

Una imagen de 'Confianza ciega' en Antena 3.
Una imagen de 'Confianza ciega' en Antena 3.

"En el caso de 'Confianza ciega' nos ha pasado porque teníamos que falsear situaciones para erosionar relaciones", añade Laín, quien dice que "ellos sabían que los vídeos estaban falseados de antemano, pero lo hacíamos tan bien que muchas veces desconfiaban y se venían abajo. Nos sentíamos mal, pero afortunadamente al poco remontaban. También al fin y al cabo era gente que sabía dónde se metía, se prestaba a ello".

Retos del guionista de reality

Con tantos programas y tantas ediciones, el reto al que ahora se enfrentan como guionistas es "encontrar nuevos formatos con los que pillar de nuevas a los protagonistas, para que sus reacciones sean lo más auténticas y verdaderas posibles. La dificultad está en innovar", valoran los cuatro guionistas, de modo que se pueda continuar atrayendo al público con historias frescas.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios