CRÍTICA

'Soy Rosa', una descarada 'Operación Promoción'

El nuevo reality show de TEN TV no es más que un producto orquestado y lleno de situaciones forzadas para promocionar el nuevo álbum de la ganadora de 'OT 1'

Foto: Rosa López, la estrella de 'Soy Rosa', el nuevo reality de TEN TV. (Grupo Secuoya)
Rosa López, la estrella de 'Soy Rosa', el nuevo reality de TEN TV. (Grupo Secuoya)

Pese a su intentona, Rosa López no ha conseguido desprenderse de sus 1001 sobrenombres con 'Soy Rosa', el reality show que la cantante ha estrenado en TEN este lunes, 26 de junio. Inevitablemente, la ganadora de 'Operación Triunfo' sigue y seguirá siendo, como ella misma se ha denominado durante estas semanas en la promoción del formato, Rosa de España, Rosa la Triunfita o Rosa la Gorda.

Ni la agresiva y cuidada campaña de promoción que el canal del Grupo Secuoya ha dedicado al espacio ha logrado variar el concepto que el espectador medio se ha construido de la artista durante sus 15 años de trayectoria. ¿El problema? El contenido sugestivo y meramente promocional del personality show.

Rosa López junto a su madre en 'Soy Rosa'. (Grupo Secuoya)
Rosa López junto a su madre en 'Soy Rosa'. (Grupo Secuoya)

Todas las acciones y lo que deberían ser las rutinas diarias de la protagonista del programa están encauzadas y ficcionadas con la única máxima de devolver a la cantante a la primera plana en la que estuvo y de la que un día dejó de formar parte. Todo es una mera estrategia plagada de situaciones de carácter forzado para reconvertir al eterno patito feo de una vez por todas en un ave fénix listo para resurgir de sus cenizas y dar carpetazo a años de una carrera gestionada a base de malas decisiones.

Es un docu-reality ficcionado con la única máxima de devolver a la cantante a la primera plana de la que un día dejó de formar parte

'Soy Rosa' es la continua obsesión de una discográfica y un equipo de management por ensalzar los valores de su artista; un formato bien producido que ha acabado convertido en una carrera de obstáculos que fuerzan a su estrella a protagonizar contenidos que le ayuden a mostrar su lado más humano con situaciones completamente alejadas de su día a día. El típico DVD documental que acompaña a un álbum cuando este es puesto a la venta y en el que se muestra el proceso de producción del mismo. Un material destinado solo para fans.

El reality show de López queda lejos de transmitir la verdad que este tipo de formato requiere y dista mucho del tono que el espectador ha podido degustar en formatos de éxito testado como 'Las Campos', 'Alaska y Mario' o 'Las Kardashian'. En estos, sus estrellas pierden el pudor ante las cámaras, siendo capaces de convertirse en generadores de contenido que parece no haber pasado por ningún tipo de filtro. Ese es el gran error de este 'Soy Rosa', un docushow que bien podría haberse titulado 'Operación Promoción' y que no introduce a la audiencia a un personaje desconocido que no se viera en sus aparición junto a Bertín o en 'OT: El reencuentro'.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios