36 años entre rejas

​'Salvados': Las 5 confesiones del preso más antiguo de España

Jordi Évole se desplazó hasta Granada para escuchar a Miguel Montes Neiro, el recluso que más tiempo ha pasado en prisión

Foto: Miguel Montes Neiro  y Jordi Évole en 'Salvados'.
Miguel Montes Neiro y Jordi Évole en 'Salvados'.

'Salvados' regresó este domingo, 30 de abril, con un invitado "del que se podría hacer una película". Tras tres semanas de descanso, Jordi Évole se desplazó hasta Granada para conocer la historia de Miguel Montes Neiro, un hombre que estuvo preso desde el año 1976 hasta 2012 en más de 40 cárceles de toda España.

"El Consejo de Ministros , a propuesta del ministro de Justicia, ha aprobado el indulto por los procedimientos que había reclamado y que seguían pendientes del preso Montes Neiro", así lo anunció el 20 de enero de 2012 la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Miguel Montes Neiro era libre. Tras cinco años en libertad, Neiro se reunió con Jordi Évole para explicar como era la vida en prisión y la vida de fugitivo.

[Lee más: La magistral pregunta de Évole que desmontó al preso más antiguo de España]

Miguel reconoció estar viviendo un momento dulce tras su famoso indulto: “Ahora tengo una vida tranquila, calmada, sosegada”. El preso más antiguo de España aseguró no sentirse arrepentido de lo que hizo en el pasado y admitió que lo de volver a los trapicheos ya no le llama la atención: "No soy un bandido arrepentido pero estoy desactivado".

Durante el reportaje, Miguel hizo gala de su popularidad y campechanía. Dejó descolocado a Jordi Évole, y seguro que a la mayoría de espectadores, cuando lo vimos dar su número secreto de la tarjeta de crédito para pagar la compra en una gasolinera. "Esto no te pasa con todos los clientes", dijo Évole.

Miguel Montes Neiro.
Miguel Montes Neiro.

Sus trucos para escapar de la cárcel

Miguel tiene un considerable palmarés como escapista de las cárceles españolas. Tanto es así, que le "tenían un mes en cada prisión para que no me fugara”. "Algunas veces me ahorcaba, con ayuda de un amigo, para que me llevaran al hospital y poder escaparme", confesó Montes. "Yo quería salir, salir y salir". Su fuga más espectacular la ejecutó en una sala de castigo militar cuando consiguió escabullirse por las alcantarillas tras arrancar el retrete. "Cerraron la prisión porque era un cachondeo", sentenció Miguel.

[Lee más: Évole, entre cocaína y revólveres]

Su amistad con miembros de ETA

"Había etarras que eran amigos míos y me daba alegría estar con ellos.Yo no tengo porque tener mal trato con alguien por lo que haga fuera. A las únicas personas que repudio en prisión son a los violadores y a los asesinos de menores", explicó el exbandido a Jordi Évole. El presentador de La Sexta le recordó que la banda terrorista también ha matado a niños. "Yo no los he conocido. El único con el que no tuve trato fue con el responsable del atentado de Hipercor", respondió ante las cámaras de La Sexta. En algunas ocasiones, los miembros de la banda terrorsita acudían a su celda para jugar a la Playstation.

Miguel Montes Neiro tras su indulto.
Miguel Montes Neiro tras su indulto.

Relación con Camarón y el Vaquilla

Miguel recordó con dolor la muerte de su amigo Camarón de la Isla: "Rompí la radio y lo rompí todo. Me pilló desprevenido". Montes explicó que tuvo muy buena relación con el artista, con el que entabló una larga amistad desde los dieciocho años.

El Vaquilla también tuvo su mención en el programa. "Era buena gente, dentro de la cárcel era muy buen chaval", dijo Montes Neiro. La anécdota arrancó tras una confesión de Miguel en la que explicó que era un consumidor habitual de cannabis y que de vez en cuando se metía "alguna rayita de cocaína pero poco más. Lo que no me gustaba era el rollito de las pastillas".

El preso más antiguo del país comentó que no entendía como compañeros suyos como Juan José Moreno Cuenca, más conocido como "El Vaquilla", podían consumir drogas de diseño: "Con el vaquilla me he mosqueado cuatrocientas veces por el rollo de las pastillas".

Las drogas en la cárcel


"Los que meten la droga en las prisiones son los carceleros. No todos lo hacen pero son ellos", así de contundente fue la explicación de Miguel sobre la abundancia de drogas en prisión. Montes explicó que los sobornos a los funcionarios de prisión para hacer la vista gorda es una práctica muy habitual en todas las cárceles de España. Unas declaraciones que en el pasado ya le costaron una denuncia por parte de los sindicatos tal y como subrayó en el programa de 'Salvados'.

'Salvados'.
'Salvados'.

Su experiencia con la reinserción

"Lo de la reinserción es todo mentira", aseguró Miguel. Montes Neiro puso el foco en la falta de recursos para hacer posible la integración de los presos más allá de los barrotes de las cárceles: "No puede haber reinserción si no hay reinsertadores. Yo en la cárcel no aprendí a hacer nada de lo que se hace en la calle".

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios