RUEDA DE PRENSA

DMAX presenta 'Este hotel es un infierno' y se distancia de Chicote: "No entra en lo personal"

Kike Sarasola tratará de reflotar hoteles en este nuevo docu-show en el que convivirá una semana junto a los protagonistas para identificar sus necesidades

Foto: DMAX presenta el estreno de 'Este hotel es un infierno'
DMAX presenta el estreno de 'Este hotel es un infierno'

DMAX presentó este miércoles 18 de enero la que será su gran apuesta de producción propia para este inicio de año, 'Este hotel es un infierno', espacio con el que desde la cadena aseguran "querer abrir el abanico de contenidos" ahora que, tras cinco años, tienen "mayor capacidad para hacer muchas más cosas". Lo harán de la mano de Kike Sarasola, exitoso empresario propietario de la cadena de hoteles Room Mate.

En este nuevo docu-show, Kike tratará de reflotar diferentes hoteles que, por distintos motivos, no atraviesan una buena situación, una premisa muy similar a la de 'Pesadilla en la cocina' y que por tanto no ha podido evitar las comparaciones. "Los formatos originales de ambos programas son derivados, por lo que es normal establecer paralelismos, pero hay muchas diferencias. Para nosotros esto es una ventaja, pues partimos de algo exitoso ya testado", aseguran desde la cadena.

No me molesta la comparación porque admiro a Chicote

El propio Kike no se esconde en este sentido y da la clave por la que se diferencian ambos espacios: "No me molesta la comparación porque admiro a Chicote, ya me gustaría ser tan buen comunicador como él, pero no entra tanto en la dinámica personal del problema como hacemos nosotros. Yo convivo una semana con las familias y trabajadores, por lo que a primera vista puede parecer igual, pero esto lo convierte en algo muy distinto".

En este sentido Ana Rivas, directora de Entretenimiento de Shine Iberia, productora del programa, apuesta por la "personalidad arrolladora de Sarasola, aunque las comparaciones sean inevitables". Ana explica muy bien el porqué de la elección de Kike, habiendo tomado esta opción no solo por su "trayectoria profesional y conocimiento del sector", sino también por "su capacidad de comunicación", pues gracias a esto no han tenido que "buscar a un presentador que se forrme en la materia".

Kike en uno de los hoteles que tratará de reflotar
Kike en uno de los hoteles que tratará de reflotar

Un proceso de casting complicado

Rodar un programa como este no se presenta fácil, pues lograr que un empresario muestre ante toda España las miserias de su local es complicado. En este caso, además, existe la dificultad añadida de tratarse de un sector estacional, con sus grandes fluctuaciones en el volumen de negocio. Para este, además de la llamada masiva habitual a través de anuncios, la búsqueda directa se ha llevado a cabo gracias a páginas como Tripadvisor o Booking, webs donde se puntúan y comentan las estancias en hoteles.

Pese a todo lo que puede implicar salir en 'Este hotel es un infierno', desde la productora aseguran que casi todos los hoteles aceptaban la ayuda, conscientes de su mala situación: "Han sido pocos los que se han negado y estos casos han sido por problemas de otra índole, como herencias no declaradas o irregularidades más importantes". Con todo esto, Shine Iberia saca pecho: "Si algo hacemos bien, es elegir los equipos".

Kike con una de las protagonistas de 'Este hotel es un infierno'
Kike con una de las protagonistas de 'Este hotel es un infierno'

Así es 'Este hotel es un infierno'

A partir del próximo martes 24 de enero a las 22:30 horas, los espectadores podrán acompañar en DMAX a Kike Sarasola en su proceso de remodelación de los diferentes hoteles a los que acude en 'Este hotel es un infierno' para ayudar con su lema "dormir, ducharte y desayunar". Estas tres D componen el ADN de un hotel para este empresario, pues son las necesidades básicas que todo huésped busca cubrir cuando acude a uno de estos establecimientos, por lo que serán la base sobre lo que trabajará en el espacio.

Ocho entregas de una hora de duración, para respetar la esencia del formato, serán las que compongan esta primera temporada en la que Kike tendrá que lidiar con problemas familiares, empleados que se niegan a realizar su trabajo, disputas, mugre en los baños, sangre en las sábanas y todo tipo de calamidades impropias de un hotel.

Para tratar de reflotar los diferentes establecimientos Sarasola convivirá durante una semana con los protagonistas, implicándose en sus dinámicas, en sus vidas, algo que le permitirá conocer sus fortalezas y debilidades para potenciar la recuperación. Esta conexión que se establecerá entre las partes será fundamental para el éxito de la remodelación, que físicamente consistirá en el cambio de forma permanente del lobby, una habitación y un baño que servirán como ejemplo a seguir para el resto del hotel.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios