Es noticia
Menú
'Tú, yo y mi avatar': el insulso giro de tuerca de los dating shows con toques 'tróspidos'
  1. Televisión
  2. Programas TV
OPINIÓN

'Tú, yo y mi avatar': el insulso giro de tuerca de los dating shows con toques 'tróspidos'

Así es el nuevo programa de búsqueda de pareja de Luján Argüelles en Cuatro

Foto: Luján Argüelles, presentadora de 'Tu yo y mi avatar'
Luján Argüelles, presentadora de 'Tu yo y mi avatar'

Cuatro ha estrenado su nueva apuesta de entretenimiento en prime time: 'Tú, yo y mi avatar'. Un giro de tuerca de los dating shows habituales en los que los participantes van a encontrar el amor dejando de lado el físico. En esta ocasión, los solteros conocen a sus pretendientes en la piel de otras personas, guiándose por su personalidad y no por la apariencia. Los interesados en robar el corazón del protagonista de cada entrega se comunican con sus avatares a través de un pinganillo.

Luján Argüelles ejerce una vez más de forma brillante de maestra de ceremonias, aunque tenga menos protagonismo del esperado

Como experta en historias de amor del canal de Mediaset España, Luján Argüelles ejerce una vez más de forma brillante de maestra de ceremonias. Tenerla de regreso en la pequeña pantalla siempre es una buena noticia, aunque con este programa tenga menos protagonismo del esperado. Su frescura y buen hacer en la televisión siguen intactos.

Las promociones lanzadas por el canal, en las que se presentaba el programa, dejaban ver a los amantes de este género un nuevo y original formato. Y sí, es nuevo y original, pero carece de lo más importante: emoción y humor. El espacio televisivo no genera demasiados sentimientos, resultando frío, monótono, lento y predecible en no pocas ocasiones.

El uso del pinganillo, con la repetición constante de lo que dice el pretendiente real y cómo lo transmite el avatar, resulta bastante pesado

Como también ocurre en 'Granjero busca esposa' y 'Un príncipe para…', tiene un toque 'tróspido' con el que busca la parte divertida y desenfadada, pero se queda lejos de los montajes de los citados programas. Recordemos que el espacio donde nació esta aclamada edición y retoques de posproducción, siendo completamente imprescindible por los momentazos que genera, es en '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'. Dating show redondo que esperemos que esté de regreso pronto con su nueva temporada.

El uso del pinganillo, con la repetición constante de lo que dice el pretendiente real y cómo lo transmite el avatar, resulta bastante pesado. Esta dinámica acentúa los silencios, las pausas en la conversación y la falta de ritmo en las citas. Al no ser el conquistador real es imposible que exista química entre los participantes, dando como resultado unos encuentros simples y vacíos.

El hecho de tener entre los avatares a un personaje famoso es un error. Los pretendientes deberían jugar en igualdad de condiciones

La mecánica es bastante básica. No hay nada innovador o que llame la atención del público. De los tres primeros pretendientes, tras tener tres citas normales con sus avatares, el protagonista expulsa a uno. Más adelante profundiza con los dos finalistas en quedadas extensas. Y cuando hay un ganador, le conoce en persona y le pone a prueba con una ronda de preguntas de afinidad. Al final de la historia decide si se queda con el conquistador o manda al avatar para darle la mala noticia.

El hecho de tener entre los tres avatares a un personaje famoso es un error. Los pretendientes deberían tener las mismas posibilidades y jugar en igualdad de condiciones. Que una persona conocida entre en la 'batalla' de amor puede generar favoritismo o justamente lo contrario, desventaja. Dejaría a los vips para entregas especiales con todos los avatares famosos.

'Tu yo y mi avatar' prometía más de lo que ha resultado. Y el problema no es la ejecución del formato, que está correcto, es la idea en sí

En definitiva, 'Tú, yo y mi avatar' prometía más de lo que ha resultado. Y el problema no es la ejecución del formato, que está correcto, es la idea en sí. Los programas de Luján, como se conoce coloquialmente a todos estos dating show con granjeros, madres e hijos o príncipes y princesas, tienen ya un nivel. Gustan por el gran casting, la naturalidad de los participantes, la magia de las citas y esas situaciones surrealistas con las que no paras de reír en el sofá de tu casa.

Cuatro ha estrenado su nueva apuesta de entretenimiento en prime time: 'Tú, yo y mi avatar'. Un giro de tuerca de los dating shows habituales en los que los participantes van a encontrar el amor dejando de lado el físico. En esta ocasión, los solteros conocen a sus pretendientes en la piel de otras personas, guiándose por su personalidad y no por la apariencia. Los interesados en robar el corazón del protagonista de cada entrega se comunican con sus avatares a través de un pinganillo.

Programas TV Cuatro
El redactor recomienda