El punto fuerte al que puede agarrarse Blas Cantó para escalar posiciones en Eurovisión
  1. Televisión
  2. Eurovisión
ALEJANDRO ABAD OPINA

El punto fuerte al que puede agarrarse Blas Cantó para escalar posiciones en Eurovisión

El músico, que ha vivido el festival como intérprete (1994) y como compositor (2001), explica los fuertes y las flaquezas de la candidatura española

placeholder Foto: Blas Cantó, en un evento de TVE. (Agencia EFE)
Blas Cantó, en un evento de TVE. (Agencia EFE)

El 5 de octubre de 2019 es una fecha que, probablemente, Blas Cantó no olvidará nunca. Este día, Televisión Española anunció que él sería el representante de España en Eurovisión 2020. Tras la cancelación del festival por la pandemia, la corporación volvió a confiar en el cantante para ser el abanderado de nuestro país en 2021. A la cuarta fue la vencida, pues ya había tratado de acudir anteriormente hasta en tres ocasiones.

Alejandro Abad fue el gran protagonista del primer intento del murciano. El músico compuso 'Sentir' y 'Cantaré', las dos canciones que Cantó defendió en Eurojunior 2004. No hubo suerte ante 'el huracán María Isabel', que incluso se llevó el triunfo para España aquel año en el Festival de Eurovisión Junior. Sin embargo, el nombre de Blas quedaría ligado para siempre a la música y también a la televisión.

"La versatilidad de Blas Cantó arrancará puntos en el directo de Eurovisión"

En su entrevista para EL CONFI TV, Abad no esconde que tiene un buen recuerdo de aquella preselección y de la del año anterior, cuando sí consiguió llevar a la versión infantil del festival una de sus composiciones, 'Desde el cielo', en voz de Sergio. Hace casi dos décadas, el chileno ya le veía madera de 'eurovisivo' a Cantó: "No tengo dudas respecto a él. Es un gran intérprete y lo hará bien. Está acostumbrado a los concursos".

Blas, 'competidor' nivel experto

No le falta razón. Sin haber dejado de lado esta batalla personal por ir a Eurovisión (en 2010, en solitario, y en 2011, como componente de la 'boyband' Auryn), Blas se ha convertido en un rostro habitual de la pequeña pantalla. Coincidiendo con la disolución del grupo del que formaba parte, en 2016 se convirtió en concursante de la quinta edición de 'Tu cara me suena', programa que ganó tras una brillante imitación de Marc Anthony.

Menos confianza tiene Alejandro en la canción que el de Ricote interpretará en Róterdam este 22 de mayo y sobre la que tiene tantas dudas como deseos de éxito: "Se intenta expresar demasiado con una melodía más bien anglosajona, pero esta no nos representa. Ahí estamos perdidos. No critico el tema, porque me parece que está muy bien, pero en Eurovisión no puedes poner la misma canción a un alemán que a un español. La percepción de la audiencia será distinta".

'Voy a quedarme', la canción de España en Eurovisión 2021. (Youtube)

Así, el creador de 'Mi música es tu voz' deja la suerte de España en el certamen en manos de Blas Canto y su aplomo en el escenario: "Los puntos fuertes de 'Voy a quedarme' son que estará muy bien interpretada y que tiene algunos pasajes en los que Blas demuestra ser un cantante versátil, con muchos registros. Esto, en algún momento, puede arrancar puntos en el directo".

El 'handicap' de España

De cara al futuro, insta a TVE que se replantee la posibilidad de "llevar una canción que represente a nuestro país cultural y emocionalmente", aunque sea por pura "estrategia" o táctica en las votaciones: "Eso haría que nuestros 'colegas' cercanos nos votasen, pero también que muchos países lejanos se identificaran con esa parte española".

"El jurado profesional y la gente en su casa votan lo que sienten, no es política"

De hecho, en esta charla, Alejandro resalta que en los últimos años se ha perdido esa costumbre de que España reciba votos de estados vecinos, como Francia o Portugal. El experto musical achaca esta desconexión a que, en la actualidad, simplemente se vota en función de "lo que gusta" y no de otra clase de intereses sociales o políticos. "Si a Portugal no le gusta nuestra canción, no nos va a votar. La gente desde sus casas vota lo que siente. Aunque también participe un jurado profesional, ellos también van a por lo que gusta", aclara.

placeholder Blas Cantó, junto a Tony Aguilar y Julia Varela. (TVE)
Blas Cantó, junto a Tony Aguilar y Julia Varela. (TVE)

Si de algo puede presumir la candidatura española es de emotividad. 'Voy a quedarme' es un homenaje a la abuela de Blas Cantó, fallecida por coronavirus en diciembre de 2020. Alejandro Abad es cauto y respetuoso ante un tema "tan personal", si bien remarca que la canción no identifica a España plenamente: "Puede ser una estrategia, pero no me atrevo a opinar, es algo muy personal. Hay que respetarlo, pero es difícil colar una historia por muy profunda y verdadera que sea, a no ser que te esté ocurriendo a ti justo en ese momento, como intérprete. Lo digo con el máximo respeto y cariño a Blas, que le dedica la canción a su abuelita. Me parece complicado".

La posible solución

Es un hecho que el evento musical y televisivo que une a toda Europa se vive de forma muy distinta en cada parte del continente. Países como Suecia, Italia o Portugal destacan por el fervor ante Eurovisión o por el trabajo minucioso de elección de la candidatura en sus preselecciones nacionales. Claros ejemplos de lo segundo son el Melodivestivalen, Sanremo o el Festival da Cançao, que generan casi la misma expectación que el festival en sí.

"En Eurovisión no solemos aprovechar que la música española triunfa"

Alejandro Abad conoce bien la imagen que existe de Eurovisión entre el público generalista español. Como representante de España en 1994 y compositor de 'Dile que la quiero', la canción de nuestro país en 2001, radiografía así al espectador patrio: "Esto es el pez que se muerde la cola. Quedamos mal en Eurovisión y, como quedamos mal, decimos que es política. Como es política, pues no le damos importancia. Y así, siempre, en todas las ediciones. Es un círculo vicioso".

placeholder Blas Cantó, en un evento de Televisión Española. (Agencia EFE)
Blas Cantó, en un evento de Televisión Española. (Agencia EFE)

Abad apunta con cierta decepción que "España va al certamen a improvisar" y no a hacer un buen papel sobre el escenario: "Ni siquiera es necesario ir a ganar. Simplemente debemos ir a quedar bien". Como pleno conocedor de los sonidos latinos, el compositor incide en que 'lo español' gusta en Europa y que gran cantidad de países han utilizado elementos de la cultura musical en España.

"Hace tres años teníamos a Chipre diciendo 'Fuego' todo el rato, con guitarras españolas, utilizando ritmos latinos. Nosotros no lo hacemos, somos tan buenos y nos sobra tanto talento que no lo aprovechamos". En 2021, el país mediterráneo también se valdrá del castellano en 'El diablo' de Elena Tsagrinou.

Blas Cantó RTVE
El redactor recomienda