Los 7 favoritos para ganar el Festival de Eurovisión 2017
  1. Televisión
  2. Eurovisión
UN SIMIO, UNA CINTA DE CORRER Y ALGO DE INDIE

Los 7 favoritos para ganar el Festival de Eurovisión 2017

Italia, Bulgaria y Suecia son los nombres que con más fuerza suenan en las casas de apuestas. Sin embargo, no son los únicos que tienen muchas papeletas para ganar

placeholder Foto: Italia, Portugal y Suecia, favoritos para ganar Eurovisión 2017
Italia, Portugal y Suecia, favoritos para ganar Eurovisión 2017

Cada vez es más complicado conseguir el impacto que se traduce en la victoria en Eurovisión. En la edición de 2016 Ucrania demostró que el éxito es algo imprevisible y si bien podrían enumerarse algunas pautas para alcanzar el primer puesto, seguirlas no siempre es sinónimo de triunfo.

En esta edición algunos países han intentado, al menos, dejar una huella difícil de olvidar. Un simio bailarín, una coreografía sobre cintas de correr o una simple pero condundente balada son algunos de los elementos con los que los participantes intentarán sorprender a los espectadores. Aunque la última decisión se toma en la gran final, Europa ya tiene sus favoritos. Desde EL CONFI TV te adelantamos los 7 países que cuentan con más papeletas para llevarse el gato al agua el próximo 13 de mayo.

[Lee más: TVE anuncia el jurado español para 'Eurovisión 2017']

1. Italia

Si hay una apuesta favorita entre todas las de este año, esa es la de Italia. Gran parte de occidente bailará, con total seguridad, el 'Occidentali's Karma' de Francesco Gabbani. Pero ¿conocerán todos el trasfondo de la canción? En este tema el italiano pone en jaque la adopción de los elementos de la cultura oriental por los occidentales. "La evolución tropieza, el mono desnudo está bailando", dice Gabbani en la canción. El cantante y su crítica al karma de occidente llegarán al escenario de Kiev con ritmos pegadizos, una coreografía ídem y un simio bailarín que pocos olvidarán.

El italiano ya consiguió hipnotizar al público de su país cuando se alzó con la victoria del Festival de San Remo en febrero. No obstante, a Gabbani todavía le queda lo más complicado: conquistar a Europa en la final del festival. Aunque, atendiendo a las apuestas, el camino no parece que vaya a ser demasiado duro. Y es que, desde que se anunció esta candidatura, Italia ha ocupado el primer puesto en las casas de apuestas. ¿Será finalmente correspondido el '¡Namasté!' de Francesco Gabbani con el micrófono de cristal?

2. Portugal

Si hay algo que ha marcado a Portugal en sus últimas propuestas eurovisivas, es que estas no han llegado demasiado lejos. Ya ocurrió en su última participación en el festival, en 2015, cuando el país luso ni siquiera superó la semifinal. Ahora nuestro país vecino ha decidido regresar a la competición con 'Amar pelos dois'. Se trata de una frágil balada cantada en portugués, compuesta por Luisa Sobral e interpretada por su hermano Salvador Sobral. La canción, un corte de jazz-pop, parece tan delicada como su intérprete. Y es que el portugués sufre de una dolencia cardíaca bastante severa que le ha impedido participar al completo de la experiencia eurovisiva.

'Amar pelos dois' fue elegida por votación popular en marzo, en el Festival RTP da Cançao. El recuerdo que queda de aquella actuación es un Sobral llamativamente estático. Tras su victoria se explicó que el representante portugués de 27 años lleva un marcapasos y que padece ciertos problemas para moverse con facilidad. Tal es la fragilidad de la salud del joven que el país tuvo que enviar a la hermana del intérprete a capitanear los primeros ensayos técnicos en Ucrania. A pesar de ello, será Salvador quien actúe en las galas y... ¿saque a Portugal de la mala racha con una gran victoria?

3. Suecia

Si hay alguien que pueda ponerle las cosas difíciles a la favorita Italia, esos son los suecos. Ellos dicen que no pueden seguir. Pero que nadie los malinterprete: no se refieren ni a su habilidad de crear éxitos ni a su derroche de originalidad en las puestas de escena. Es Robin Bengtsson quien lo canta en 'I can't go on', tema elegido en el Melodifestivalen para representar al país. Suecia presenta este año a su particular Justin Timberlake, con una apuesta de un corte muy similar al sonido habitual del estadounidense, que se dejó caer por el festival en 2016..

En este caso, además, a los suecos no les ha importado demasiado su prácticamente reciente victoria en Eurovisión. La apuesta de Bengtsson es fuerte: un apuesto escandinavo que cantará vestido de traje, acompañado de un cuerpo de baile que se moverá muy al estilo Timberlake... ¡sobre unas cintas de correr! De hecho, los seguidores de Barei no tardarán en encontrar un guiño familiar en la coreografía del sueco. Por el momento, la presentación ha gustado, y mucho, en las casas de apuestas. Por eso no sería de extrañar que, con sorpasso, el premio se quede, una vez más, en Suecia.

4. Bélgica

Ellie Delvaux, más conocida como Blanche, trasladará las luces de la ciudad al escenario de Kiev. Este año, su apuesta está encabezada por una exconcursante de 'La Voz de Bélgica' que, además, es una de las participantes más jóvenes de la edición. Si bien Bélgica solamente se ha alzado una única vez con la victoria en Eurovisión, en 1986, lo cierto es que su clasificación en las últimas ediciones no ha sido nada mala. En 2017, los belgas arriesgan con un sonido cercano al pop indie.

La artista pretende llenar el escenario de Eurovisión de colores y luz con este tema que ha compuesto ella misma con la ayuda de Pierre Dumoulin. La canción ha conseguido encandilar a gran parte de los europeos, sin embargo, este año Bélgica no llega exenta de polémica. Si ya en 2015 se le reprochaba al representante Loïc Nottet que su 'Rythm inside' recordaba a 'Royals' de Lorde, este año los hay quienes dicen que Blanche ha plagiado el tema que presenta. La joven partía como una de las grandes favoritas, pero las sensaciones tras los primeros ensayos no han sido del todo favorables, por lo que su candidatura podría ser una de las que se desinfle estos días.

5. Australia

Isaiah Firebrace intentará hacer realidad eso de que a la tercera va la vencida. Su país, Australia, participa en Eurovisión por tercer año consecutivo y esta vez han optado por lo épico para ganar. Firebrace, que llega avalado por su victoria en la edición australiana de 'The X Factor' en 2016, presentará 'Don't come easy' en el escenario de Kiev. Se trata de una balada de emoción contenida en la que el representante australiano hará alarde de una calidad vocal muy cuidada. De la misma manera que la intérprete belga, Isaiah Firebrace es otro de los benjamines de la edición.

Australia es un país que otorga un cuidado excelente a aquellos que se dedican a la música y sus representaciones en el festival han sido muy bien valoradas por el público europeo. A pesar de que en 2015 se estrenara como mero invitado en Eurovisión, su actuación el año pasado quedó en segunda posición, también con una balada de puesta en escena futurista interpretada por Dami Im.

6. Armenia

Artsvik, representante armenia, quiere invitar a Europa a volar con su 'Fly With Me'. La canción es una mezcla entre ritmos étnicos orientales y bases más actuales que empieza como un medio tiempo cuyo ritmo va creciendo hasta un final explosivo. La inspiración de la letra, según cuenta su intérprete, está basada en el eslogan del festival este año, que invita a celebrar la diversidad.

Los compositores de esta canción son los mismos que se encargaron de las canciones de Aram MP3 (2014) e Iveta Mukuchyan (2016), ambas presentaciones dentro del top 10 final de la clasificación. 'Fly With Me' es el tema que se eligió tras la victoria de Artsvuik en 'Depi Evrasetil', programa de la final nacional del país. La gran cantidad de apuestas que ha conseguido Armenia podría ser el augurio de una muy buena clasificación entre los primeros puestos de la gran final de Eurovisión.

7. Bulgaria

Kristian Kostov, el más joven de la edición, intentará llevar el micrófono de cristal a Bulgaria con su canción 'Beautiful mess'. El joven fue finalista en la edición búlgara de 'La Voz Kids', donde contó con la ayuda de Dima Bilán, representante de Rusia en 2006, 2008 y 2012. La canción con la que Kostov ya ha empezado a conquistar Europa es un medio tiempo en el que se pueden apreciar algunas reminiscencias étnicas combinadas con un sonido actual.

El año pasado Bulgaria logró su mejor posición en Eurovisión gracias a Poli Genova y su canción 'If love was a crime', cuarta en la clasificación final. En 2017 Kristian Kostov cuenta con todo lo necesario para igualar esa posición e incluso superarla. De hecho, en lo que a apoyos respecta, en las casas de apuestas el búlgaro le pisa muy de cerca los talones a Italia, lo que también podría traducirse en la victoria definitiva de los búlgaros en la gran final.

Eurovisión 2017 Programas TV
El redactor recomienda