estreno el 28 de septiembre

'Dos Cataluñas': 120 minutos para contar en Netflix por qué se perdió el 'seny'

Cuenta atrás para el estreno mundial de 'Dos Cataluñas': 85 entrevistas y un mes de grabaciones para explicar a los 130 millones de suscriptores de Netflix qué pasa en Cataluña

Foto: Agentes de la Policía Nacional, durante un dispositivo del 1 de octubre. (EFE)
Agentes de la Policía Nacional, durante un dispositivo del 1 de octubre. (EFE)

"Hemos buscado la neutralidad, no la equidistancia". Con esta declaración de intenciones se ha presentado este jueves en Madrid el documental de Netflix 'Dos Cataluñas', un relato sobre el inconcluso conflicto catalán que incluye desde la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut a la fuga de Carles Puigdemont a Bruselas. Dos horas en las que sus responsables, Álvaro Longoria, Gerardo Olivares y Rafael Portela, tratan de comprender por qué se perdió el 'seny' en Cataluña.

"Me llamó la atención cómo se contó el 1-O en la prensa internacional", señala Longoria, quien también habla del fenómeno de las 'fake news' tras ser preguntado por el origen del proyecto. Tras el referéndum ilegal, los diarios internacionales salpicaron sus páginas y portadas con imágenes de las cargas policiales, personas heridas y editoriales en que se habló de "brutalidad policial", como publicaron 'The Guardian' en Reino Unido y 'The New York Times' en Estados Unidos, por citar dos ejemplos. Un regalo para los independentistas y un quebradero de cabeza para el por entonces Gobierno de Mariano Rajoy.

Fue tras esta fatídica jornada cuando los directores propusieron a Netflix, plataforma que cuenta con 130 millones de suscriptores en todo el mundo, hacer este documental con una vocación, según han precisado, netamente informativa. El resultado es un relato polifónico —más de 85 entrevistas— con las declaraciones de políticos como Puigdemont, Inés Arrimadas, Miquel Iceta, Jorge Moragas, Raül Romeva, Marta Rovira, Andrea Levy o Quim Torra, por citar unos cuantos.

Carteles y banderas arrancadas en una calle de Barcelona. (Reuters)
Carteles y banderas arrancadas en una calle de Barcelona. (Reuters)

La fuga de empresas, el discurso del Rey, el encarcelamiento de miembros del Govern y las tripas de la campaña electoral son algunos de los hitos que vertebran el documental y que se trenzan con las opiniones de políticos, politólogos, periodistas, constitucionalistas, corresponsales internacionales y ciudadanos anónimos. Comentaristas de todo pelaje entre los que se incluyen algunos "rebeldes" —como afirman los directores— que defienden que entre el negro y el blanco existe una amplia gama de grises.

No obstante, en la pieza faltan algunos actores importantes, como por ejemplo Anna Gabriel. La exdiputada de la CUP que antaño copó decenas de titulares fue invitada a participar, pero rechazó la propuesta. Los directores también intentaron entrevistar a los dirigentes catalanes presos, pero fue imposible. Tampoco sale ningún portavoz de la Policía Nacional, presente a lo largo de todo el documental a cuenta de las cargas del 1-O.

Grabado a caballo entre España y Bélgica, los directores y su equipo admiten que al principio costó que los políticos se 'soltasen' ante las cámaras y dejasen de cacarear los eslóganes de la campaña. "Nosotros les repetíamos que no éramos periodistas", explican "los de Netflix", que fue como les apodaron durante el mes que dedicaron a las grabaciones que terminaron el día de las elecciones que dieron la histórica victoria a Ciudadanos.

Ya con el abundante material en la mano, los directores explican que en el montaje se ha buscado "un equilibrio entre todas las partes". Un complicado ejercicio de funambulismo para narrar un conflicto en que los sentimientos a veces superan a la política —hay lágrimas en pantalla— y en el que, no obstante, también quedan huecos para la distensión: desde un rap a favor de la independencia al momento en que Iceta se va a por un bocadillo, pasando por el vídeo de Rajoy en que afirma que los catalanes hacen cosas. "Desde el principio teníamos claro que queríamos salpicar el documental con estas cosas", apuntan.

De forma paralela, 'Dos Cataluñas' también revela otros aspectos más simpáticos de las bambalinas del 'procés', como los elogios que Xavier Domènech e Iceta dedican a Arrimadas o el momento en que Puigdemont recibe con entusiasmo un regalo que él mismo tacha de "escatológico". El objetivo final del documental, dicen sus creadores, es ponerse en los zapatos del otro. El resultado, el próximo 28 de septiembre.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios