70ª edicion de los galardones

Premios Emmy 2018: Versace, la Sra. Maisel y los Tronos vencen en una gala repartidísima

Solo la producción de Amazon logró arrasar en el género de la comedia, mientras la de drama premió hasta cuatro producciones diferentes en siete categorías

Foto: El reparto de 'Juego de Tronos' posa con sus Emmy. (Reuters)
El reparto de 'Juego de Tronos' posa con sus Emmy. (Reuters)

La 70ª edición de los premios Emmy ha sido como un buen año de la Lotería de Navidad y los galardones han estado muy repartidos. Porque aunque usted lea, o escuche, que 'Juego de Tronos', 'The Marvelous Mrs. Maisel' y 'American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace' han sido las vencedoras de la temporada 2017-2018, no es del todo cierto. Como tampoco lo es que Netflix, líder de la clasificación por cadenas con seis galardones, sea la vencedora de una gala a la que llegó con más nominaciones que ninguna otra, desbancando a HBO.

La noche comenzó de forma confusa, con Kate McKinnon y Kenan Thompson, ambos intérpretes del 'Saturday Night Live', reuniendo estrellas sobre el escenario mientras el público se preguntaba dónde estaban los verdaderos presentadores. Pero lejos de aparecer, la gala adquirió su vertiente más reivindicativa, quizá la única en toda la noche, y comentó con ironía la facilidad con la que se defienden derechos y se lucha contra las injusticias a base de muchos lemas y poca acción. "Queda mucho por hacer" fue el mantra inicial mientras se hablaba de la diversidad racial y sexual, la desigualdad salarial o el acoso sexual.

Tras el festivo arranque, al que le faltó fuerza y le sobró música, aparecieron Michael Che y Colin Jost para saludar a los presentes y bromear con ellos, manteniendo un estilo bastante similar al que emplean en espacio en el 'Saturday Night Live' durante toda la ceremonia. Ni demasiado histriónicos, ni demasiado sosos, contenidos pero agradables, también simpáticos. Aunque el momento álgido de la noche se lo llevó el director de la última gala de los Óscar al pedirle matrimonio a su pareja tras recibir un premio. Bueno eso, y la vitalidad de Betty White para bromear sobre su propia edad, 96 años.

El elenco de 'The Marvelous Mrs Maisel' posa con el Emmy a Mejor Serie de Comedia durante los Emmy. (EFE)
El elenco de 'The Marvelous Mrs Maisel' posa con el Emmy a Mejor Serie de Comedia durante los Emmy. (EFE)

Efectivamente, era maravillosa

El palmarés arrancó según lo previsto y el veterano Henry Winkler fue reconocido por su papel secundario de profesor de interpretación en la comedia de HBO 'Barry'. Pero cuando Alex Borstein subió a recoger el premio de la categoría femenina por su trabajo en 'The Marvelous Mrs. Maisel', las posibilidades de que 'Atlanta' volviese a reinar en la categoría cómica, como en 2017, comenzaron a difuminarse. Minutos después Amy Sherman-Palladino enlazó los reconocimientos de guión y dirección y la victoria parecía asegurada para la producción de Amazon. El galardón a la mejor actriz cómica para Rachel Brosnahan, la mismísima Sra. Maisel, no hizo más que confirmarlo.

En total, la comedia sobre una ama de casa metida a monologuista en el Nueva York de los 50 logró cinco de los seis premios a los que optaba, derrotando a 'Atlanta' y dejando para 'Barry' los galardones masculinos, con Bill Hader siguiendo los pasos de Winkler en la categoría principal de interpretación. Una victoria que no es del todo inesperada, porque la Sra. Maisel ya triunfó en los Globos de Oro, pero que ha pillado desprevenidos a aquellos que apostaban por los aires alternativos que Glover había introducido en la categoría la edición anterior gracias a 'Atlanta'.

El elenco de The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story posa con el Emmy a Mejor Miniserie. (EFE)
El elenco de The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story posa con el Emmy a Mejor Miniserie. (EFE)

Versace sí, pero no del todo

La noche se torció para la representación española en la gala cuando Merritt Wever subió al escenario del Microsoft Theatre a recoger el premio a la mejor actriz secundaria de miniserie por su trabajo en 'Goodless'. Las quinielas, los expertos, y el brillante trabajo de Penélope Cruz en el biopic de Versace la convirtieron en favorita, pero la madrileña se quedó sin reconocimiento. En el apartado masculino secundario ocurrió lo mismo con Ricky Martin, Finn Wittrock y Edgar Ramírez, que vieron como Jeff Daniels, también por 'Godless', les dejaba sin reconocimiento.

Las opciones del western de Netflix comenzaron entonces a ser algo más que un rumor, pero la victoria de Ryan Murphy en la categoría de dirección decantó la balanza para 'American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace', que terminó llevándose el gato al agua también en la categoría de mejor actor de miniserie y mejor producción del género.

Regina King como mejor actriz por su papel en la ficción de Netflix 'Seven Seconds' y el episodio de 'Black Mirror' titulado 'USS Callister' como mejor guión, cerraron el palmarés de una categoría "batiburrillo" que sobre el papel cumplió con los pronósticos sobre Versace. Pero, eso sí, de una forma mucho menos contundente que su predecesora en la antología criminal, 'American Crime Story: The People Vs. O. J. Simpson'.

George R. R. Martin posa con el Emmy a la Mejor Serie Dramática. (Reuters)
George R. R. Martin posa con el Emmy a la Mejor Serie Dramática. (Reuters)

Detrás del Trono de Hierro

El último apartado de la ceremonia estuvo dedicado a la categoría dramática, y sus cuatro primeros reconocimientos únicamente sirvieron para despistar al espectador más entregado. Si Peter Dinklage era el primero en recoger su premio, el tercero por su papel de Tyrion Lannister en 'Juego de Tronos', Thandie Newton le seguía por interpretar a la prostituta Maeve en 'Westworld'. 'The Americans' comenzó a soñar cuando le adjudicaron el premio al mejor guión, y Stephen Daldry abrió las puertas a 'The Crown' con su reconocimiento a la mejor dirección. Lo único innegable entonces entre los asistentes a la ceremonia era que, los académicos, ya no tenían tan claro su amor por 'The Handmaid's Tale'. Un desamor que no tardaría en confirmarse.

Matthew Rhys cumplió los pronósticos al recoger el premio al mejor actor dramático por su trabajo en 'The Americans', y Claire Foy daba la sorpresa al ser premiada por su interpretación de Isabel II en 'The Crown'. "He pasado unos años extraordinarios. Me dieron un papel que nunca pensé que conseguiría. Se lo dedico a la próxima generación del reparto y a Matt Smith" dijo emocionada la actriz británica, zanjando la polémica sobre la brecha salarial de ambos en la producción de Netflix.

La victoria de Foy dejó a Elisabeth Moss, el principal valor de 'The Handmaid's Tale' fuera del palmarés. Y con el futuro de la criada y sus compañeras más que decantado, el triunfo de 'Juego de Tronos' solo tardó en confirmarse lo que duró la pausa publicitaria de rigor. La producción de HBO termina así con la maldición de aquellos que se pierden una edición y no vuelven a ser premiados. Y logra un total de 47 Emmys en siete años, de los cuales tres corresponden a la categoría de mejor serie dramática. No está mal para una producción que en su última temporada ganó en emoción, y fandom, pero perdió en narrativa y calidad. Y todavía tiene por delante la fiesta de despedida del año que viene.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios