Segunda parte

Confesiones en 'Malas compañías': "Trajeron al Papa para robar, el Papa les daba igual"

La Sexta ofreció este domingo el segundo especial de 'Malas compañías', el programa de Producciones del Barrio que presenta la periodista Cristina Pardo

Foto: Cristina Pardo en 'Malas Compañías'.
Cristina Pardo en 'Malas Compañías'.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Cristina Pardo regresó este domingo, 16 de abril, con la segunda parte de 'Malas compañías'. A diferencia de la primera entrega, la periodista de La Sexta puso el foco en las tramas de corrupción que se construyeron en la capital de la Comunitat Valenciana alrededor de la visita del papa Benedicto XVI en 2006.

[Lee más: Cristina Pardo se viste de Évole para desnudar al PP valenciano]

El programa comenzó con una charla entre Pardo y Juan Carlos Rincón, que trabajó para Álvaro Pérez, más conocido como "El Bigotes". Juan Carlos explicó ante las cámaras como su instinto le ayudó a salir a tiempo de lo que luego se convirtió en una de las tramas de corrupción más sonadas en la última década. Juan Carlos Rincón dejó dos perlas para el programa: la primera es que "El Bigotes pensaba que Rajoy les estaba dando por saco", y la segunda es que "Aznar les encantaba".

Descontrol de gasto en Canal 9

Cristina Pardo se citó también con Luis Sabater, exdirector técnico de Canal 9 en el año 2006, que se encargó de organizar la exacerbada cobertura de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia. El extécnico de la televisión pública valenciana confesó que estampó su firma en una "adjudicación a dedo" tras recibir múltiples presiones. Reconoció, no obstante, que pudo haberse negado a firmar, porque "todo era muy raro". Aún así, intentó justificar sus actos: "Tenía dos hijos trabajando en RTVV".

Según confesó en el programa, "con la madurez de la vida piensas: vaya panda de sinvergüenzas y de golfos". Sabater vive un verdadero calvario: "A veces piensas en desaparecer. He luchado por la verdad, pero a los 66 no tengo que seguir en este bacalao sin haber participado". Para el extécnico: "Ellos trajeron al Papa para robar, el Papa les daba igual". Hoy día, tras ser imputado,no quiere saber nada del exdirector de Canal 9: "Le diría que se lo folle un pez espada".

"Tecnosa era basicamente una empresa pantalla a la que se le pagó 7,4 millones de euros cuando los costes reales ascendían a 3 o 4 millones de euros", explicó el extécnico de RTVV. "Tecnosa era una constructora. Era como pedir las pantallas a un artista fallero de Benicalap", comentó Sabater.

Cristina Pardo en la segunda parte de 'Malas compañías'.
Cristina Pardo en la segunda parte de 'Malas compañías'.

"Yo no he sido"

Fernando Darder era un excorresponsal de guerra que manejaba una pequeña ONG con dificultades para financiar pequeños proyectos. "De 38.000 euros que costaba ese mismo proyecto pasó a más de 200.000 euros. Yo daba saltos de alegría”. El periodista insistió en que es inocente: "Nunca pensé que iban a hacer fechorías a través del dinero de los pobres. No puedo desconfiar. Es el poder máximo de la Comunidad Valenciana. Estoy con la jet".

Sin embargo, el fiscal Vicente Torres manifestó en el programa su desconfianza ante este tipo de imputados que utiliza la técnica de Steve Urkel: "Solo el 10% de los que dicen que no sabían lo que firmaban eran realmente inocentes". Para el fiscal anticorupción, "está muy bien decir que no sabes qué firmas pero si está su firma en ese documento, es una prueba".

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios