La 'espantada' de Aguirre en 'Salvados': se quita el micrófono y se va de la sede del PP
  1. Televisión
dejó solo a jordi évole en su despacho de génova

La 'espantada' de Aguirre en 'Salvados': se quita el micrófono y se va de la sede del PP

Era una de las entrevistas más esperadas. Tras varios intentos, por fin Évole consiguió entrevistar a Aguirre en el estreno de la nueva temporada de 'Salvados'

Foto: Jordi Évole y Esperanza Aguirre este domingo en 'Salvados' de laSexta
Jordi Évole y Esperanza Aguirre este domingo en 'Salvados' de laSexta

Era una de las entrevistas más esperadas. Tras varios intentos, por fin Jordi Évole consiguió entrevistar a Esperanza Aguirre en el estreno de la nueva temporada de Salvados. Sin embargo, lo que parecía un encuentro histórico entre Aguirre y laSexta después de acusar a la cadena de promocionar a Pablo Iglesias y a Podemos, se tornó en una ‘espantada’ televisiva cuando la presidenta del PP de Madrid miró el reloj, se levantó y dijo: “Ya hemos acabado, querido Jordi”. En ese instante, se quitó el micrófono y abandonó su despacho en la sede del partido en la calle Génova sin despedirse del presentador.

Después de varios días publicitando el encuentro entre Esperanza Aguirre y Jordi Évole, Salvados regresó este domingo con fuerza anotando un 21,2% de share. 4,6 millones de espectadores fueron testigo de un programa que comenzó con la ‘lideresa’ cantando bajo la lluvia. Conocedora como pocos de los medios de comunicación, Aguirre llegó a la entrevista silbando y cantando bajo un paraguas en dirección a un bar en el que le esperaba Jordi Évole. “Esta es la entrevista que más hemos pedido. Llevamos siete años intentado traerla al programa”, dijo el presentador de Salvados. “¡Anda ya! Si yo voy a todas las entrevistas”, contestó Aguirre.

Entre sorbo y sorbo y apoyados en la barra del bar, Aguirre arrancó con fuerza el Aló Espe, el irónico nombre con el que la presidenta del PP bautizó la entrevista haciendo clara referencia al Aló Presidente de Hugo Chávez en Venezuela y al Aló Pablo con el que Esperanza Aguirre se refiere a laSexta. En este sentido, Aguirre aprovechó para explicar las críticas que el pasado 26 de enero vertió en Espejo Público asegurando que Antena 3 lo único que busca es “que los españoles voten a Podemos” tal y como recogió El Confidencial. “Yo no critiqué a la cadena, creo que debe haber libertad de expresión. Antena 3 hizo una propaganda de Syriza-Podemos. Habían dado un reportaje sobre las elecciones griegas en las cuales todo eran luces y opiné que había que poner alguna sombra", dijo.

Tras varias preguntas incómodas en las que Aguirre se vio obligada a defender por activa y por pasiva que ella “no mandaba en Telemadrid” y que durante los cuatro años de Gobierno popular no "ha habido recortes en los esencial en Educación ni Sanidad", la tensión era evidente entre la entrevistada y el entrevistador. Ya en la sede del Partido Popular en Génova, Aguirre se autodefinió como “una maverick” del mundo de la política justificando, así, su independencia del partido. “Yo soy una 'maverick'; una liberal dentro delpartido. Los valores y los principios (personales) van por delante (del partido). He procurado como nadie no expresar aquellas discrepancias que a veces he tenido", confesó refiriéndose a Mariano Rajoy.

Fue en este punto cuando Jordi Évole le preguntó si sería capaz de jugársela por el presidente del Gobierno, algo a lo que Aguirre contestó tajante. “No pongo la mano en el fuego por nadie. Por nadie, excepto por mí misma”. De nuevo, Aguirre volvió a señalar a Rajoy durante la entrevista dejando sobre su tejado la pelota de quién será la candidata a la alcaldía de Madrid. “Si alguien piensa que puedo ser útil para algún puesto, estoy disponible”, dijo confiada.

Sin embargo, la 'traca' final llegó con las preguntas de Jordi Évole sobreLuis Bárcenas y Miguel Blesa, a las que Esperanza Aguirre contestó con evasivas y poniendo sobre la mesa nombres como Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón cuando el presentador hablaba de corrupción. "Pues mire, Errejón tiene un beca black", contestó eludiendo el tema de los "colocados" en Caja Madrid por la expresidenta. Fue en ese momento cuando Aguirre miró el reloj y vio que eran las 19:10 horas, diez minutos más de las dos horas que la 'lideresa' había estipulado para la entrevista. Sin embargo, el encuentro empezó media hora tarde. "Ya hemos acabado", dijo Aguirre. Se quitó el micrófono, le enseñó el reloj a Jordi Évole y se marchó de su despacho sin despedirse del equipo de Salvados dejando al presentador 'plantado' en el sofá.

Pablo Iglesias Syriza Noticias de Venezuela Noticias de Podemos Esperanza Aguirre Jordi Évole LaSexta
El redactor recomienda