Miguel Ángel Revilla: "Hay programas a los que nunca he ido y a los que nunca iré"
  1. Televisión
el político estrena programa en telecinco

Miguel Ángel Revilla: "Hay programas a los que nunca he ido y a los que nunca iré"

Tras muchos meses guardado en un cajón, el programa de Miguel Ángel Revilla por fín verá la luz este fin de semana. El político nos cuenta todos los detalles y habla de otros temas como Frank Cuesta o Pablo Iglesias

Tras muchos meses guardado en un cajón, el programa de Miguel Ángel Revilla por fin verá la luz este fin de semana. En un momento crítico para la política, laeconomía yla sociedad en España, el político más carismático intentará sacar el lado positivoa la vida los domingos a las 14:00 conEste país merece la pena.

PREGUNTA: Un título bastante optimista con la situación que está viviendo España, ¿no cree?

RESPUESTA: Yo soy de las personas que más caña ha dado en este país en los últimos años. Me he recorrido periódicos, radios y televisiones, y la gente me decía: “Oye Revilla, ¿no te estás pasando?”. Entonces quiero sacar también ‘la otra España’. Por supuesto seguiré dando caña, pero no podemos caer en la tentación de pensar que este es un país de chorizos. Hay muchas personas que merecen la pena. He visto a cantidad de gente que lucha en situaciones tremendamente duras para sacar adelante a sus familias. Esa es la España que quiero dar a conocer, las personas que hacen que nos mantengamos como país.

P: Entrevistaráa “amigos que merecen la pena” en distintos paisajes de la geografía española. ¿A quién podremos ver?

R: Por ejemplo, entrevisto a Valentín Fuster, que no todo el mundo sabe que es el mejor cardiólogo del mundo, un fuera de serie. Una persona que no sale en los periódicos como Blesa o como Rato, pero que está curando a muchísima gente. Un ejemplo de la España que merece la pena.También hablaré con Julio Anguita, que, a pesar de que no estoy en su ideología política, es una persona coherente que ha estado en la cúspide de la política y ahora lleva una vida modesta. También Fran Rivera, un torero que aparece mucho en las revistas del corazón por su vida privada, pero que a la vez protege y apoya a una asociación que acoge a la gente con síndrome de Down y que va todos los meses a ver.

Además, me han acompañado un grupo de diez niños de ocho años que dan sus opiniones sobre los temas que tratamos. En Zaragoza me encontré a uno que, a su lado, los de Podemosse quedan en la extrema derecha.

P: El programa se grabó en junio y Telecinco no lo emite hasta ahora, algo por lo que seenfadómucho. ¿Qué pasó?

R: Pensé que no lo emitirían nunca, porque¿qué sentido tenía ahora si muchos se nos han muerto por el camino? Me dijeron que saldría el primer domingo de septiembre en Cuatro, pero cuando iba llegando esa fecha,nadie me daba una explicación. Un día me llamó Manuel Villanueva (director de contenidos de Mediaset) para decirme que no, que se iba a dar en Telecinco y al mediodía. La explicación que me dio fue que tenían tantos trabajos hechos para la casa que no lo había podido visionar hasta hacía poco.

P: Cuando le ofrecieron hacer el programa lo aceptóa regañadientes, ¿cuál fue el motivo?

R: Esto me suponía irme de mi casa durante veinte días y yo tengo aquí una tarea en el Parlamento. En Mandarina me lo plantearon de una forma que no pude rechazar. Me dijeron que, gracias a este programa, más de 60 personas iban a trabajar durante dos meses. Sobre todo becarios y gente en paro. Eso me llegó al alma y fue lo que me llevó a aceptarlo.

P: ¿Ha sido difícil cambiar las tornas y ponerse en el papel de entrevistador en vez de entrevistado?

R:
Sí, ha sido difícil porque yo tengo tendencia a hablar mucho. Y aquí la noticia no era yo, eran los demás. He intentado hacer un esfuerzo para cambiar el chip. El otro día se emitió en Cuatro una entrevista que le hice a Luis del Olmo y me llamó para decirme: “¡Pero si hablas tú más que yo! ¡Para eso no me hagas una entrevista!”. Luego lo he visto y es verdad. Le hago la réplica y ni puedo evitar discutir.

P: Se anuncia que veremos a Revilla “en estado puro”. ¿Cómo es Revilla en estado puro?

R:
Hay gente que me dice: “Tu estas cosas no las decías cuando gobernabas” y yo les contesto que obviamente no. Me mordía la lengua porque cualquiera entiende que si asumes la responsabilidad de ser el presidente de una Comunidad Autónoma y vas a ver a Zapatero, la víspera no le vas a poner a parir ni vas a hablar mal de él, se trata de ir a ver si sacas algo. Vas allí con una sonrisa y hasta con unas anchoas si hace falta. He convivido con personas como Aznar, Zapatero o el Rey y he tenido que callarme. Entonces cuando he estado liberado del poder y de tener que representar a una tierra, he dicho lo que me ha dado la gana. A mí me gusta ser claro y jamás me he negado a contestar una pregunta. No soy como Pujol. Me han preguntado hasta por cosas escabrosas que he contestado. ¡Absolutamente todo!

P: ¿Por qué harechazado intervenir en Un tiempo nuevo?

R: Tengo un compromiso familiar. Estoy casado y tengo una niña de quince años. Mi mujer me hizo prometer que por lo menos los fines de semana los pasaría en casa. “Una cosa es que vayas donde Cintora, pero de irte los sábados y volver el domingo después de comer nada”, me dijo. Tampoco se puede estar todos los días en la tele.

P: ¿Lepareció injusto el vídeo de Frank Cuesta criticando a Mediaset cuando ustedhahecho visible su caso en los platós?

R: A este muchacho no lo conozco de nada. Vi que en un capítulo de su programa denunciaba que uno de los mayores negocios de Tailandia era el tráfico de animales. Al ver queenseñaba cómo le perseguían las mafias pensé: “A este le va a pasar algo”. Entonces, cuando ocurre lo de su mujer, él me manda un mensaje privado pidiéndome apoyo en esta historia. Yo puse en el Facebook una carta que fue vista por 6 millones y medio de personas y me quedé asustado por la repercusión que tuvo. Entonces yo le prometí que le apoyaría.

Más tarde, cuando fui a Todo va bien, dio la impresión de que no me dejaban hablar de él, pero todo fue por falta de tiempo. Frank armó la de Dios diciendo que no me habían dejado hablar, pero eso no es verdad. Dio la sensación de que había una consigna por la que que yo no podía hablar de Frank, cosa que no es cierta porque la siguiente vez que fui pedí que me dejaran tres minutos y no me pusieron ningún problema. Es un hombre muy primitivo, es buena gente, está viviendo una injusticia enorme y cogió un calentón por la situación. Me ha mandado fotografías de su mujer en un baño colectivo con 69 mujeres entre vómitos y de todo. Está desesperado. Yo incluso le he dicho de hacer una campaña contra Tailandia, pero me ha dicho que de momento no, que quiere mover las redes para que esto se arregle.

P: ¿Qué lediríaa los que opinan que haceun papel en televisión?

Revilla, en la Feria del Libro (Gtres)R: En mi libro digo “pobre de aquel del que no digan nada en su contra”. Tengo muchos enemigos, pero¿cómo no los voy a tener? ¿Qué van a pensar de mílos que mandan en España si no hago más que criticarles? Esa gente me intenta atacar diciendo que soy un demagogo, un populista y que digo lo que quieren oír, pero yo hablo de lo que pienso que es mi verdad. No soy ningún revolucionario ni un antisistema. Podemoscalca en sus discursos lo que yo digo en mis primeros libros. Pero eso no es de ser ni de izquierdas ni de derechas, es de decencia.

Mi mujer me pregunta que por qué me meto en tantos líos con 72 años, pero si yo no hablara, no podría dormir por las noches. Me da igual que la banca me odie, pero yo seguiré diciendo lo que pienso de Blesa, de Rato, de la señora de Urdangarin, etc.Porque no le debo nada a nadie y tampoco aspiro a tener un yate como ellos, ni a vivir en un chaléen Baqueira Beret o en la milla de oro de Marbella. Yo quiero tener una vida tranquila y estar tranquilo conmigo mismo. ¡Estaría bueno que me callara!

P: ¿Qué opinade que los políticos acudan tanto a los platós de televisión?

Yo lo he tenido claro toda la vida. Cuando era presidente, me ponían a parir porque hice 14 programas seguidos de Buenafuente, inauguré La Noria, iba a El gran debate... El que está en la vida pública, la obligación que tiene es de intentar que sus ideas no solo las conozca el entorno de su partido y su familia, sino de expresarlaspúblicamente y, en la medida en la que se pueda, colaborar a que cambien las cosas. Gente como Pablo Iglesias o como yo estamos contribuyendo a que los que tienen el poder ejecutivo empiecen a cambiar las cosas. Como hay gente que ni tiene micrófono ni sabe decirlo, mal estaría que quienes tenemos la oportunidad de hablar nos callemos. Aparte, a míme gusta que la gente sepa quién soy y que me conozcan, no lo oculto. Hay programas a los que no he ido nunca y a los que nunca iré. En los que tienen secciones y temas jocosos, yo siempre voy a soltar mi cartucho. Aunque el programa sea cómico, yo voy con mi mensaje. No me voy sin hacer saber lo que pienso.

Video embebido

Miguel Ángel Revilla Mediaset Niños Libros Marbella Pablo Iglesias Albert Rivera Tráfico Francisco Rivera Todo va bien Paro Tailandia Noticias de Podemos Telecinco Política Televisión