Mónica Martínez, un pecado original en el paraíso de ‘Adán y Eva’
  1. Televisión
nuevo 'reality' en cuatro

Mónica Martínez, un pecado original en el paraíso de ‘Adán y Eva’

Sin ropa, sin artificios… Así anuncia Cuatro su ‘dating nudista’ , el nuevo ‘reality’ que colocará a varios concursantes completamente desnudos en unas islas

Sin ropa, sin artificios… Así anuncia Cuatro su ‘dating nudista’, el nuevo ‘reality’ que colocará a varios concursantes completamente desnudos en unas islas de Croacia para buscar el amor entre ellos. Sin pixelar, sin trucos, como Dios los trajo al mundo. La presentadora del espacio, que se presenta ante los medios este mismo lunes, es Mónica Martínez, un rostro televisivo que nos lleva acompañado dos décadas como presentadora de El show de los récords, la sección de deportes de los informativos de Antena 3 o Tal Cual Verano. Ella también se ha desnudado, aunque no de forma literal, en su regreso a la pequeña pantalla tras casi tres años de ausencia. El desafío de este nuevo espacio tampoco es pequeño para Martínez, tal y como confiesa a Vanitatis: “Condiciona pasar de hablar con una mesa de informativos delante o hablar de deportes a hacer un ‘reality’ y contar cosas muy distintas. Tanto el equipo técnico como yo a la hora de presentar no teníamos referencia a la que agarrarnos”.

Imagínense un programa en el que los concursantes están completamente desnudos en una isla. Piensen también las situaciones incómodas que puede vivir la presentadora de un formato así … ¿fueron para tanto? ¿Hubo ‘soldaditos’ que saludasen de forma inesperada?,¿miradas equívocas incitasen a la risa? Martínez zanja la cuestión con una sonrisa perenne y una pasmosa naturalidad: “A mí también me sorprendían los desnudos cuando veía el formato holandés pero al rato ya se me había olvidado que los concursantes estaban sin ropa. Me fijaba ya en si estaban enamorados o no, si se relacionaban...Te engancha tanto su historia posible de amor o desamor que ya te da igual lo demás. Una vez los has visto desnudos, te olvidas de eso y ya te centras en lo que es el programa, en la convivencia en la isla”.

Más incómodo que ver desnudos resultó no tener WIFI cerca para poder hablar desde la distancia con sus dos hijos, el más pequeño de apenas tres años. “Había un rinconcito del hotel donde había conexión y estábamos todos allí agrupados con los móviles. Intentaba conectarme a través de Skype para hablar con mis hijos porque prefería verles la cara. Sabiendo que la grabación significa un periodo corto de tiempo se lleva bien. Además, había estado una temporada sin trabajar y había podido estar más tiempo con ellos”.

También resultó duro no estar tan entrenada para aparecer ante las cámaras después de casi tres años alejada de la pequeña pantalla. Desde finales de 2011, se convirtió en la directora de la revista online Zankyou, un nuevo medio muy distinto al de las cámaras y los focos. “Nunca di por terminada mi fase en la tele. La de internet me ha ayudado a muchas otras cosas. Sí que es verdad que durante ese tiempo me planteaba… “¿No voy a volver a la tele?”, pero sabía que volvería a pesar de no saber cuándo”.

De las pasarelas de Japón a la televisión

Lo que quizá sea menos conocido de la trayectoria de Mónica Martínez es su pasado como modelo adolescente en Tokyo.De hecho, se trata de una de las pocas chicas de pasarela que, a la hora de reconvertirse en periodista, se preparó realmente y se licenció en la Universidad Carlos III (Periodismo) y en la Complutense de Madrid (Comunicación Audiovisual). De aquel tiempo ya lejano le queda la “disciplina” que aprendió de los nipones, pero reconoce que, como exchica de pasarela, ha tenido que demostrar más que el resto: “Lo de haber sido modelo tiene una doble vertiente. Por un lado está bien que te haya valido tu estética pero por otro lado, tienes que demostrar mucho más. Yo eso lo he notado por ejemplo informando sobre deporte. Tenía que demostrar que sabía muy bien de lo que estaba hablando. Sin embargo, no me arrepiento de lo que he hecho. Dejé el mundo de la moda cuando consideré que tenía que dejarlo porque ese mundo no era mi pasión. Sin embargo, me ha servido para llegar a dónde estoy”.

Quizá su ventaja haya sido no convertirse en una ‘periodista estrella’ antes de tiempo. Gracias a ello ha podido hacer creíble su trabajo sin que nadie utilizase su indudable belleza como argumento en contra. Además, las pasarelas le dejaron la muy saludable costumbre de seguir cultivando su cuerpo, incluso en los remotos lugares donde se ha grabado Adán y Eva. “Me iba a correr en zapatillas. Así desconectaba y a la vez descubría sitios maravillosos de la isla. También hacía yoga. Afortunadamente, el lugar me permitía hacerlo y el horario, en muchas ocasiones, también. Hacer deporte te mantiene con los pies en el suelo porque la tele a veces te hace estar en una burbuja”.

Disciplinada, sonriente y con apariencia amable, Mónica no es un símil de la reina del ‘reality’, la aguerrida Mercedes Milá. Igual por eso resulta fácil creer, como asegura, que Adán y Eva no buscará “el morbo de la situación de unos concursantes desnudos. Sí que es verdad que cuando he visto alguna foto mía de la grabación rodeada de los concursantes sin ninguna ropa me he sentido rara”. ¿Y si Adán y Eva no consigue la audiencia esperada? Los tiempos en los que no ha trabajado en tevisión también han preparado para ello a esta todoterreno: “Hay que estar muy preparada para los momentos bajos, porque los altos son muy fáciles de asumir. Esto es una carrera de fondo y si no lo tienes asumido se pasa mal porque de un día para otro parece que has valido diez y de repente vales dos”, asegura con la misma sonrisa que exhibe cuando se le comenta que las redes sociales ‘arden’ cada vez que se menciona algo sobre Adán y Eva, ese paraíso televisivo que también significa el regreso de esta chica que bajó de las pasarelas para perderse en una isla paradisíaca que dará mucho que hablar.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Mónica Martínez Redes Sociales Cuatro Sincensura Televisión
El redactor recomienda