el programa ha creado un argot propio

Diccionario 'Sálvame'-Español para evitar problemas con Industria

Para 'burlar' a Competencia, el programa ha desarrollado a lo largo de los años un lenguaje en el que se sobreentienden los temas de los que se habla sin necesidad de nombrar palabras poco apropiadas

Foto: Diccionario 'Sálvame'-Español para evitar problemas con Industria

Cinco años de programa diario dan para mucho, incluso para crear un lenguaje propio. Sálvame se emite en una franja de horario protegido en el que hablar de ciertos temas o nombrar determinadas acciones o comportamientos está gravemente penado. El pasado 22 de abril, salía a luz la nueva exigencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por la que Atresmedia debía retirar del horario de protección reforzada Dos hombres y medio (Neox) y Empeños a lo bestia (Xplora) por considerar que cuentan con “una excesiva violencia verbal, con insultos y lenguaje soez”.

Ante esta llamada de atención, muchos espectadores se quejaron de que se amonestara a los programas de Atresmedia mientras que uno de los más controvertidos de Telecinco, Sálvame, parecía un tema tabú dentro del organismo.

Para ‘burlar’ a Competencia, el programa presentado por Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla ha desarrollado a lo largo de los años un lenguaje en el que se sobreentienden los temas de los que se habla utilizando eufemismos sin necesidad de nombrar específicamente palabras poco apropiadas para dicho horario. Otra de las razones por las que los colaboradores de Sálvame usan este argot tan peculiar es la intención de evitar demandas de los personajes de los que se habla, ya que expresándose claramente podrían estar rozando la injuria y la calumnia en más de una ocasión. En otros casos, las palabras simplemente han nacido del día a día de los colaboradores en el plató, que al pasar cuatro horas diarias unos con otros, como mínimo, han creado una jerga propia entre ellos.

Imagen del programa 'Sálvame Diario'
Imagen del programa 'Sálvame Diario'
Para los espectadores fieles al programa, el lenguaje ya es más que conocido y entienden a la perfección todas las referencias y eufemismos de sus colaboradores, pero para los que no forman parte de su audiencia habitual a veces resulta un tanto complicado, incluso para los invitados, enterarse de qué se está hablando realmente. Por ese motivo, a continuación le ofrecemos una lista de las palabras utilizadas por el programa con su significado real:

Bar de lucecitas: casa de prostitución o lugar en que se falta al decoro con ruido y confusión.

Agua con misterio: dícese de las bebidas espiritosas obtenidas por destilación, maceración o mezcla de diversas sustancias, entre las que se encuentra el alcohol.

Frungir: realizar el acto sexual o coito.

Monedero: órgano reproductor de la mujer.

Mortero: posaderas, conjunto de las dos nalgas.

Tocamientos: roces y caricias íntimas que se producen entre una pareja en un momento de excitación sexual.

Abrir un meloncito: expresión que se utiliza para referirse a una información que va a sorprender mucho o va a llamar la atención por su contenido. 

Chaquetitas: persona que ‘hace la pelota’ a sus superiores dándoles siempre la razón o quedando siempre bien con todo el mundo a su alrededor. En Sálvame se utiliza para designar a la colaboradora Chelo García Cortés.

Pulpillo: plataforma pequeña y elevada o púlpito para predicar desde ellas.

Aunque a una parte de la audiencia este uso del lenguaje le parece insuficiente para ser emitido en un horario de protección reforzada, lo cierto es que Competencia todavía no ha visto suficientes razones como para amonestar al programa. Lo que es criticado por unos, es alabado por otros, ya que este argot de Sálvame es una de las cosas que más divertidas resultan a muchos de sus espectadores, que mantiene una audiencia fiel día tras día desde hace cinco años. 
Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios