PRESENTAN PELÍCULA EN EL FESTIVAL DE MÁLAGA

Elena Anaya y Beatriz Sanchís, dos ex muy bien avenidas en Málaga

Tras cuatro años de relación, la pareja decidió poner punto y final a su historia de amor hace tan sólo unos meses. Hasta este jueves no se las ha visto juntas

Foto: La directora Beatriz Sanchis y los actores Elena Anaya, Patrick Criado y Cristian Bernal (EFE)
La directora Beatriz Sanchis y los actores Elena Anaya, Patrick Criado y Cristian Bernal (EFE)

Después de cuatro años de relación consolidada, la actriz Elena Anaya y su pareja Beatriz Sanchís decidían poner punto y final a su historia de amor hace tan sólo unos meses, tal como publicó en exclusiva Vanitatis. Desde entonces, no se les había vuelto a ver juntas, al menos de forma pública. Una fotografía largamente esperada que se ha repetido este jueves en varias ocasiones con motivo de la presentación de la cinta Todos están muertos, protagonizada por la primera y dirigida por la segunda en la Sección Oficial del 17 Festival de Málaga.

La pareja durante la presentación del film en Málaga (Vanitatis)
La pareja durante la presentación del film en Málaga (Vanitatis)

El primer ‘reencuentro’ tuvo lugar en el Muelle Uno de Málaga, escenario donde se desarrollan todas las sesiones de fotos de los distintos equipos de las películas que compiten a concurso. Más tarde, tras el pase para la prensa en el Teatro Cervantes, ambas se enfrentaron a las preguntas de los periodistas acreditados en Málaga. Todas en referencia a la cinta, ninguna de tinte personal.

Beatriz Sanchís y Elena Anaya (Gtres)
Beatriz Sanchís y Elena Anaya (Gtres)
No obstante, a juzgar por sus miradas y gestos, parece que no han quedado rencillas personales entre ellas. Anaya y Sanchís estuvieron risueñas, compenetradas, encantadas de haber trabajado juntas. De hecho, todo fueron piropos entre ellas. “No elijo los personajes, elijo las historias. En este caso me llegó un personaje precioso y una historia maravillosa. Hubiese hecho de cualquier de los personajes de la película”, confesó Anaya. Este buen entendimiento entre ambas incluso hizo a más de un periodista presente conjeturar sobre una posible reconciliación. 

Elogios mutuos

“Pasé mucho tiempo leyendo guiones desde La piel que habito [de Almodóvar] e intentando encontrar un proyecto apetecible, distinto, que me sintiera cómoda a la hora de invitar al público a verlo; me cayó este guión y dije: '¿Qué hay qué hacer?”, añadió. “Me costó muchísimo convencer a Elena para hacer esta película. Bueno, en realidad, no. Ha seguido de cerca todo el proceso de escritura. Siempre le ha fascinado la historia y para mí ha sido un auténtico lujo trabajar con ella y contar con ella porque creo que hace un trabajo soberbio”, comentó por su parte Sanchís.

La expareja en playas de Menorca en agosto de 2011 (Gtres)
La expareja en playas de Menorca en agosto de 2011 (Gtres)

La película sirvió para unir a la pareja en un proyecto común. Su ruptura sobrevino cuando el film se encontraba en proceso de posproducción, por lo que el plano personal no afectó al laboral. Anaya y Sanchís nunca escondieron su amor en los cinco años que ha durado este. Numerosas son las imágenes de la pareja paseando por las calles de Madrid, así como de sus múltiples escapadas a las playas de Menorca, donde los paparazzi consiguieron ‘cazarlas’ en actitud cariñosa.

Tampoco han tenido reparos en hablar públicamente la una de la otra, aunque sin entrar en demasía a comentar su esfera privada. Así fue en 2011 cuando Elena Anaya se alzó con el premio Goya a la mejor intérprete femenina por La piel que habito, de Pedro Almodóvar: “Este premio se lo dedico a mi amor, porque eres lo más fascinante que me he encontrado nunca y soy profundamente feliz a tu lado”. 

Ópera prima de Sanchís, Todos están muertos cuenta la historia de Lupe, un exestrella de rock que vive encerrada en casa y dependiendo de Paquita, su madre, una mexicana supersticiosa que no sólo se ocupa de su hija, sino también de su nieto adolescente. Un personaje que podría valerle a Anaya la Biznaga a mejor actriz a tenor de las críticas de la prensa especializada. Lo contrario ocurre con la cinta, que fue recibida de forma tibia por la prensa. Para unos, Todos están muertos es una tierna fábula de los 80, mientras que para otros es una cinta desaprovechada y mal planteada.

 

Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios