Es noticia
Menú
Risto Mejide, un quejica con marca registrada
  1. Televisión
estrena este domingo 'viajando con chester'

Risto Mejide, un quejica con marca registrada

Llegó a la televisión de rebote. Tinet Rubira fue su descubridor y el primero que le colocó en la mesa del jurado de El invento del

Llegó a la televisión de rebote. Tinet Rubira fue su descubridor y el primero que le colocó en la mesa del jurado de El invento del siglo (Antena 3) allá por 2006. Duró una semana en antena. Por aquel entonces no existía la marca Risto Mejide. Tuvo la suerte de que Rubira estaba detrás de Operación Triunfo y unos meses después se convertiría en el verdadero protagonista del talent estrella de Telecinco. Y fue entonces cuando Mejide creó su propio copyright.

Como experto en publicidad, Risto Mejide ha ido puliendo su imagen desde que apareció por primera vez en televisión. Unas gafas de sol eran su sello de identidad. Su carácter desaliñado ha ido desapareciendo con el paso de los años para convertirse en el Risto que este domingo volverá a enfrentarse a la audiencia en Viajando con Chester (21:30 horas en Cuatro). “No me puedo arrepentir de Operación Triunfo”, declara el publicista a Vanitatis. “Me ha dado unas alegrías que ni te cuento”.

Le gusta quejarse, ni más ni menos.Su carácter anti triunfito, tosco, serio y tajante le colocó como enemigo número uno del show de Telecinco. Su objetivo de destruir el programa desde dentro le salió rana y él mismo se convirtió en el carbón que el formato necesitaba para seguir quemando cartuchos hasta 2011. “Yo no quería fama. Yo me lo quería pasar bien y me lo pasé muy bien. La fama para mí es un medio, no es un fin. Respeto mucho a la gente que lo persiga como fin pero no es mi caso. Yo soy publicista y ese es mi fin”.

La marca Risto Mejide

Una vez finalizada la etapa Operación triunfo, el sello Mejide quiso seguir su camino en solitario por la televisión. Y entonces llegó G20, un programa que supo sacar el jugo político de Mejide. “Fue una etapa muy instructiva”, dice. Desde su silla sentenció a todos, desde Belén Esteban hasta Zapatero, el que será su primer invitado en Viajando con Chester.

“Nunca recibí una llamada de presión. Si algo bueno ha tenido mi relación con Mediaset es que nunca me han presionado para que diga u omita algo. Me han dejado total libertad”, declara el showman.

Pregunta: Risto, en serio, ¿eres 100% real?

Respuesta: Trabajo en el negocio de la percepción. En mi negocio, es mucho más importante la percepción que la realidad. Lo que tú pienses sobre mí es mucho más importante que lo que yo sea.

P: ¿Y tienes la marca que deseas?

R: Tengo la marca que desean los que me consumen.

Detrás de las cámaras

Después de aprender lo que era el piloto rojo de una cámara, Mejide se metió a la producción. Junto a otros publicistas y de la mano de Mediaset España creó la productora 60db. “Va lento porque no tenemos un súper formato que esté funcionando. Ahora se van a cumplir dos años y hemos hecho producciones que ya les gustarían a otras que llevan 10”.

Ha habido aciertos y fracasos. Tras la factoría 60db están los programas Bebé a bordo (Divinity), Money Time (Cuatro) Juegos en familia (Boing) y La incubadora de negocios (Cuatro). “Alguna vez nos hemos equivocado, como con Money Time. No hemos acertado o no hemos sabido dar con lo que quiere la audiencia. Otras han funcionado muy bien como Bebé a bordo. Nuestro ADN de publicistas es crear formatos asociados a marcas”.

P: ¿Estás contento con el resultado de ‘La incubadora’?

R: La incubadora tiene una curva espectacular. Hay programas que hacen una audiencia aceptable y, sin embargo, su curva es plana. En este caso es una curva que es continuamente ascendente.

P: Entonces a lo mejor su problema es el momento en el que está programado

R: Eso ya es cosa de la cadena. Yo sólo soy productor.

El nuevo Risto Mejide

“Es mi mayor reto profesional en la televisión al que me he enfrentado”. Así describe Risto Mejide lo que es Viajando con Chester, su nuevo programa en Cuatro y en el que conversará con diferentes personajes de la vida política y social. “Creo que lo he solventado”, dice con una sonrisa en la cara.

Cuando Mejide presenta este programa ante la prensa se le nota nervioso. “Estoy cagado”, dijo en el preestreno que tuvo con los fans. Presenta algo diferente y “honesto”, describe. “Ya no queda ninguna máscara por quitar. Soy así. Soy como se me va a ver en Chester. Si alguien piensa que aun así hay un personaje, la culpa ya no la tengo yo”.

En su sofá se sentarán invitados como Zapatero y Jorge Lorenzo, protagonistas del primer programa, Iñaki Gabilondo, Miguel Ángel Revilla, Cristina Cifuentes, Ada Colau, Lucia Caram, Loquillo o el exmagistrado Elpidio Silva. El único que no se quiere sentar es él mismo.

P: ¿Por qué no te sentarías contigo mismo?

R: Porque me conozco demasiado bien.

P: ¿Y qué ves en Risto Mejide cuando te pones frente al espejo?

R: ¡A ti te lo voy a decir!

P: ¿Compartes que te comparen con Jordi Évole?

R: Él es periodista y yo no. Es inteligente y yo no. Somos grandísimos amigos. Espero que haya sitio para los dos y el lunes nos levantemos con dos programas incómodos que funcionan. Esta semana llamé a Jordi Évole y le desee muy poca suerte. Doy gracias por colocarme el domingo a las 21:30 porque significa que apuestan por mí.

El mando a distancia público y privado

“La buena televisión es la que se ve”. Bajo esta premisa Risto Mejide habla de la televisión actual. “¿Qué es la mala televisión? Las privadas tienen que hacer televisión que se vea. Y punto”, declara. “Otra cosa es hablar de televisión pública”.

P: Hablemos de televisión pública

R: La televisión pública, desde mi ignorancia absoluta porque no trabajo allí, me parece que tiene muchas oportunidades de cara al futuro para mejorar.

P: ¿Y está aprovechándose de ello?

No lo está aprovechando ahora mismo y encima la pagamos todos. Me molesta cuando una televisión pública sufre las injerencias del poder, en un sentido o en otro. Me da igual que sean de izquierdas o de derechas. Cuando no lo es, me refiero al caso de Informe semanal, es insultante.

Viajando con Chester está producido por La fábrica de la tele. Se estrena este domingo a las 21:30 horas con la vista de José Luis Rodríguez Zapatero y Jorge Lorenzo. Su intención es la de conversar, no la de hacer entrevistas. Una vez terminado el encuentro, el chester se subastará y lo recogido será enviado a la ONG que el invitado decida.

El estreno

“¿Nos merecemos políticos mejor preparados?”, le pregunta Risto a Zapatero. El mal inglés de los miembros del Gobierno es un tema que Mejide ya trató durante los alegatos que realizaba en el programaG20de Telecinco. “Con los años que llevas en la Moncloa, a todos se nos hace un poco difícil creer que nunca hayas podido estudiar inglés”, le replicaba en aquel programa. Ahora, enViajando con Chester, todo lo resume con un “Do you speak english?”.“¿Crees que alguien que no haya estudiado inglés no puede gobernar?Es un argumento reaccionario”, le respondió Zapatero al publicista. “Me mola”, contestó Mejide.

Ambos conversaron de muchos más temas. De la independencia de Cataluña, de la que Zapatero se mostró poco partidario: deAngela Merkel, de la que aseguró que tiene “una bonita sonrisa”; o de su negativa a pronunciar la palabra “crisis” durante meses. “Fue un error”, reconoció el expresidente.

Llegó a la televisión de rebote. Tinet Rubira fue su descubridor y el primero que le colocó en la mesa del jurado de El invento del siglo (Antena 3) allá por 2006. Duró una semana en antena. Por aquel entonces no existía la marca Risto Mejide. Tuvo la suerte de que Rubira estaba detrás de Operación Triunfo y unos meses después se convertiría en el verdadero protagonista del talent estrella de Telecinco. Y fue entonces cuando Mejide creó su propio copyright.

Risto Mejide Cuatro Jorge Lorenzo
El redactor recomienda