ESTE LUNES, EN LA NOCHE DE ANTENA 3

Hugo Silva: "Si digo que no me hacía ilusión ser nominado al Goya, es mentira"

'El corazón del océano' desembarca este lunes en Antena 3 después de llevar más de dos años guardada en un cajón

Foto: Hugo Silva: Si digo que no me hacía ilusión ser nominado al Goya, es mentira

Antena 3 ha tardado en hacer volver a Hugo Silva a la televisión dos años. Es lo que El corazón del océano lleva guardada en un cajón, serie que verá la luz este lunes (22:40 horas). La serie terminó su rodaje en 2011 y es el último trabajo que el actor madrileño ha hecho para la pequeña pantalla.

Después de Los hombres de Paco, Silva prefirió dosificarse y sólo aceptó papeles de corta duración. Karabudjan y La princesa de Éboli fueron sus últimos pasos por Antena 3. Ahora regresa con el mismo estilo. El corazón del océano es una miniserie de 6 episodios basada en la obra literaria de Elvira Menéndez.

Hugo Silva es Juan de Salazar, un seductor y conquistador joven que ha pasado media vida en el Nuevo Mundo. A los 27 años hizo su primer viaje y ha sido uno de los fundadores de la ciudad de Asunción. Es un navegante consumado y un hombre con éxito entre las mujeres. Se enamorará de doña Mencía pero no consigue que ella le acepte como esposo. Su forma práctica de ver la vida y su falta de escrúpulos le separarán definitivamente de ella.

Aventuras y amor es lo que les espera a los espectadores en esta serie producida por Globomedia. Vanitatis ha hablado con el actor en lo que es, de momento, su último barco televisivo.

¿Hace cuánto tiempo se rodó ‘El corazón del océano’?

Hace dos años más o menos.

¿Habíais perdido la esperanza de que se emitiera en televisión?

No, la verdad es que no. Nos parecía a todos un poco raro que no se estrenase. Pero nunca perdimos la esperanza porque creemos bastante en el producto.

¿Cómo fue rodar en aquel paraíso?

Fue duro. Rodar en la selva es muy complicado. La humedad es muy alta y el calor es agobiante, y más vestido de época. Pero la experiencia en general fue maravillosa, fue fantástica.

Para vosotros era salir a un ambiente al que no estás acostumbrado…

Salir de España siempre motiva bastante porque conoces a mucha gente nueva. Es todo distinto. Pero el entorno era perfecto para lo que estábamos haciendo. Cartagena de Indias es un plató en sí mismos, era perfecto.

¿Cuánto tiempo duró el rodaje?

Son seis episodios y estuvimos rodando durante cuatro meses.

¿Qué tiene ‘El corazón del océano’ que puede atraer al espectador?

Sobre todo, es una serie o una miniserie de aventuras y eso es algo que no es muy común en nuestra industria. A nivel visual es fantástica. Yo creo que esos son sus dos puntos fuertes. Y luego la factura es fantástica, está hecho con muchísimo cuidado y creo que los compañeros están en un código de actuación bastante bueno.

También habrá tiempo para las historias de amor…

¡Claro! Son 80 chicas pero también está toda la tripulación del barco. Están los marineros, gente que representa a la Corona o incluso polizones. Se mezclan y hay muchas historias de amor. También hay mucha acción. Es un grupo de gente que se sumerge en una aventura que dura unos seis años.

¿Un actor nota los presupuestos de una serie?

Se nota, pero de una forma muy sutil. Un actor se tiene que centrar en el personaje e intentar que todo vaya a favor de la historia. Pero cuando estás en una producción potente se nota. En el teatro te puedes subir a un mueble y decir que es un caballo. Pero en el cine o en la televisión tienes que buscar un caballo de verdad. Cuando llegas a un set como este y te encuentras un espacio espectacular, todo genialmente construido, te das cuenta de que se está apostando por ello.

En los últimos tiempos te has paseado poco por televisión, sólo en TV Movies. ¿Es por algo en especial?

Por nada en especial. A mí siempre me ha gustado trabajar en historias cerradas que sé cómo acaban y cuándo. Lo único que te concede eso es el cine. Me gusta saber cómo va a avanzar mi personaje y, además, me gusta hacer muchos personajes y no quedarme sólo en uno.

Pero en este tiempo te habrá llegado alguna oferta de alguna serie…

Sí, claro, algo ha llegado.

A los actores de vuestra generación os ha costado mucho ser aceptados por la crítica…

No tengo ni idea. Te puedo decir que el caso de Mario Casas me parece bastante injusto porque tiene un talento muy fuerte. Ya es hora de que se le reconozca. También te digo que los premios sólo sirven para promocionar películas y que se repongan. Para que la gente vaya a verlas. Siempre hace ilusión un premio, por supuesto, pero los premios sirven para esto.

Tu nombre sonaba en la quiniela de los Goya. Cuando se dicen los nominados y no ves tu nombre…¿cómo te lo tomas?

Si digo que no me haría ilusión, es mentira. No sabía si tenía opciones o no, nunca lo sabes. Una vez que sabes que no estás entre los nominados lo que tienes que hacer es apoyar a tus compañeros porque todos estamos en el mismo barco.

¿Qué mejor premio que haber trabajado con Almodóvar y Álex de la Iglesia?

El mejor premio es que te sigan trabajando y seguir teniendo proyectos. Y, además, que te gusten.

¿Qué sentiste cuando te llamó Álex de la Iglesia?

Fue surrealista, no te lo crees. Igual que cuando me llamó Pedro [Almodóvar]. Todos los actores quieren trabajar con ellos por su personalidad y su estilo. Y, a nivel de carrera y de mercado, te sitúan bastante bien. En mi caso era porque me quería sumergir en el mundo de cada uno de ellos.

¿Con qué te quedas de cada uno?

Me quedo con el punto personal que tiene cada uno de los dos. Creo que están los dos al mismo nivel de genialidad. Pedro no se puede definir, tiene su propio estilo. Es una gozada trabajar con él. El Deseo es una productora muchísimo. Si tienes que hacer de piloto, como es mi caso, te buscan ellos mismos una escuela de pilotos para que aprendas. Y Álex es pura energía. Estar con él en un rodaje es como estar en un barco pirata, y él es el capitán. Ha sido una experiencia que espero poder repetir con los dos.

¿Qué proyectos tienes ahora mismo?

Tengo que estrenar Dioses y perros, una película que rodé a finales de verano. Y acabo de terminar una película producida por Álex de la Iglesia, Musarañas. Creo que son puro cine. Ahora estoy esperando y poniendo en orden este año que empieza.

¿La crisis también te afecta?

La crisis afecta a todo el país. La crisis no es una broma.

¿Cómo ves la situación en televisión y en cine?

Siempre ha sido complicado poner en pie un proyecto en este país. Imagínate ahora.

¿Y la música? Se comenta que te gusta bastante…

No soy músico. Me gusta tocar la guitarra y el bajo como aficionado. Alguna vez toco en alguna fiesta con amigos, pero nada más.

Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios