Es noticia
Menú
El declive absoluto de La 1
  1. Televisión
RETROCEDE DOS PUNTOS EN UN AÑO

El declive absoluto de La 1

2013 pasará a la historia de nuestra televisión como el del declive absoluto de TVE. Nunca antes la cadena pública había tenido unos datos de audiencia

2013 pasará a la historia de nuestra televisión como el del declive absoluto de TVE. Nunca antes la cadena pública había tenido unos datos de audiencia tan bajos, ni nunca antes protagonizó tantos titulares debido a acusaciones de manipulación o polémicas por contenidos inapropiados para una televisión pública.

En tan sólo un año, La 1 ha retrocedido dos puntos pasando de un 12% de cuota de pantalla en 2012 a un 10,2% en 2013. Un dato que le aleja del liderazgo anual del que disfrutó en 2011 (14,5%) y que le lleva a la tercera posición. También retrocede, aunque sólo una décima, La 2, que pasa de un 2,5% a un 2,4%.

Como grupo, RTVE desciende 2,2 puntos, pasando de un 18,9% en 2012 a un 16,7% en 2013. A la bajada de un dos puntos de La 1 y una décima de La 2, hay que sumar la bajada de una décima de Clan (2,4%) y 24 Horas (0,8%) y la subida de una décima de Teledeporte (0,9%). 

A esto hay que sumar también los débiles datos de sus informativos, que siguen en el centro de todas las críticas. Los Telediarios son los más vistos en la ponderación de la audiencia media de todas las ediciones (mediodía y noche), pero con una ventaja de sólo 27.000 espectadores sobre Telecinco y 390.000 espectadores menos que hace un año.

En lo que respecta al share, la derrota ha sido clara. La 1 ha promediado un 13,2%, cinco décimas menos que Telecinco y el mismo dato que Antena 3. Respecto al pasado año, los informativos dirigidos por Julio Somoano pierden casi tres puntos (16% vs. 13,2%). 

Un año de acusaciones de manipulación

Pero lo más grave para los Telediarios son las continuas acusaciones de manipulación. A primeros de febrero, prensa y espectadores criticaron la forma poco rigurosa de abordar la información de las anotaciones del extesorero del PP, Luis Bárcenas sobre los sobresueldos en el PP. Pocos días después, Somoano era ampliamente criticado después de que recogiera el Premio Nacional de Televisión, concedido en noviembre de 2011 por el Ministerio de Cultura a los Servicios Informativos de Fran Llorente.

Ya en marzo llegaba el mayor varapalo que podrían sufrir los informativos a pesar de las artimañas de su dirección: la perdida del liderazgo después de 65 meses siendo los más vistos. También días después se quedaban fuera de las nominaciones de los XV Premios Iris de la televisión. "Preferimos ser líderes en rigor y calidad que en audiencia", comentaba Somoano.

Un mes después, otra grave acusación: una subdirectora de los informativos era obligada a dimitir por filtrar una información a una consejera del PP. "Los salientes son un lobby importante dentro de la redacción. Crean estado de opinión y presionan a los compañeros. Es un consejo monocolor, militante de izquierdas y con vinculación sindical".

El pasado julio, Somoano 'giró' a la izquierda con sus presentadores, pero se acercó a la política de Alfredo Urdaci con sus editores. Un mes después, cesaba al último editor de la etapa de Fran Llorente, Iñigo Herraiz. 

Los casos de Informe Semanal y Entre todos

Poco después, el Consejo de Informativos de TVE acordaba en su reunión exigir la dimisión del Director de Contenidos de los servicios informativos de TVE, José Gilgado, al considerar que su actuación durante la elaboración del TD 2 del pasado 14 de agosto "vulneró los principios editoriales de la Corporación RTVE"

TVE también fue duramente criticada por su cobertura de la tragedia en Santiago de Compostela. La cadena usó imágenes de archivo para contextualizar el momento y eligió por equivocación el accidente que se vivió en Alicante en 2003, cuando el resto de cadenas ya tenían conexión directa con la capital gallega.

Tampoco se ha librado de las críticas Informe Semanal, que ha vivido en este 2013 la certificación de su lenta agonía. La cadena pública decidía trasladarlo al late night o al segundo prime time, como de forma eufemística anunciaba en nota de prensa, lo que le hacía bajar hasta un residual 4% de audiencia. 

En otro apartado se encuentra el caso de Entre todos. El nuevo programa solidario de la cadena ha levantado ampollas y ha irritado a muchos espectadores por "promover la caridad privada" para resolver los problemas sociales fruto de los recortes del Gobierno.

Las únicas alegrías para la cadena han sido sus series estrella Cuéntame, Águila Roja e Isabel y, principalmente, el estreno de Masterchef, que se despidió de la audiencia con un increíble 33,1% y ha conseguido un premio Ondas y el reconocimiento del FesTVal de Vitoria de televisión.

2013 pasará a la historia de nuestra televisión como el del declive absoluto de TVE. Nunca antes la cadena pública había tenido unos datos de audiencia tan bajos, ni nunca antes protagonizó tantos titulares debido a acusaciones de manipulación o polémicas por contenidos inapropiados para una televisión pública.