Doce uvas para Paula Vázquez y Anna Simon: "A ver si dos rubias sabemos contar"
  1. Televisión
presentan las campanadas en antena 3

Doce uvas para Paula Vázquez y Anna Simon: "A ver si dos rubias sabemos contar"

Dos rubias para una Nochevieja. Antena 3 ha apostado por dos de sus caras más reconocibles, Anna Simon y Paula Vázquez para las campanadas

Dos rubias para una Nochevieja. Antena 3 ha apostado por dos de sus caras más reconocibles, Anna Simon y Paula Vázquez, para ir a la Puerta del Sol y retransmitir ese momento en el que, un año más, nos comemos las uvas y, entre gritos y pitos, como rezaba la famosa canción, los españolitos hacemos por una vez algo a la vez. “A ver si las dos rubias sabemos contar o no”, bromea Anna Simon aligerando la presión que pueden sentir enfrentándose a una retransmisión en la que todos van a mirar con lupa cada paso que den. “Dar las campanadas es ingrato”, asegura Paula Vázquez a Vanitatis. “Es como ir al ejército”. Simon confía en la veteranía de su compañera, que ya lleva cinco retransmisiones de las doce uvas.

El carrillón: ¿Cómo empieza todo?

Las dos presentadoras difieren en lo concerniente a la cena. Muchos espectadores se preguntan si los presentadores que se suben al balcón a retransmitirlo todo tienen ocasión de cenar. Simon duda: “No sé si me voy de cena a las docey pico porque cómo no me vaya al McDonalds, no sé dónde voy a cenar. Pero en Antena 3 nos cuidan bien y habrá de cenar”. Vázquez, veterana en estas lides, conoce la respuesta: “En la escuela de baile en la que lo hacemos todo, somos una marabunta de gente. Cada año usamos un hotel del edificio como camerino, pero el año pasado teníamos acompañantes y una cena de marisco estupenda. Estaba Alberto Chicote. Aquello habría dado para un buen reality”. Ambas llegarán pronto para cenar y colocarse los vestidos. Paula, además, guarda buen recuerdo de ese momento a lo largo de otras ediciones. “El año pasado, Imanol Arias estaba una planta más arriba y en la de abajo estábamos el resto de cadenas juntas. Bajó a saludarnos”.

Foto: Roberto GarverLos cuartos: Preparándose para el frío

El siguiente paso es preparar bien el vestuario, labor que comienza semanas antes de que ambas se presenten allí. Como ninguna de las dos es, parafraseando la película, una rubia de pelo en pecho, tienen que mentalizarse para pasar frío. “Es imposible no pasar frío”, asegura Paula Vázquez. “El vestido que mejor sienta siempre es el de tirantitos y encima estás a espaldas de la plaza. El primer día que hice las campanadas me temblaban las piernas”.

Si hay algo que aterrorice a Anna Simon es, justamente, la temperatura. “Ella me dice que me relaje, que lo vamos a pasar muy bien y que me prepare porque va a hacer mucho frío”. También confía en, como mínimo, deslumbrar con su vestuario, sobre todo gracias al equipo de Antena 3. “Tenemos un buen equipo de estilistas y confiamos mucho en ellos. No digo nada, pero creo que vamos a sorprender”.

Las doce uvas: Listas para las críticas

Aunque ambas aseguran no sentir la presión de vencer a la invencible Televisión Española en cuanto a audiencia, se admiran de que sorprenda tanto el hecho de que conduzcan la retransmisión dos chicas. “Estoy sorprendida de que suponga una novedad que seamos dos chicas. Cuando digo que este año hago las campanadas con Anna Simon, todo el mundo me pregunta por el chico”, dice Paula Vázquez. “El hecho de hacerlo dos mujeres me parece muy innovador y muy divertido”, asegura Anna Simon.

¿Y temen a las críticas? Precedentes como el pelo de Imanol Arias o las meteduras de pata de Marisa Medina o Carmen Sevilla se han convertido en hitos de las metedura de pata televisivas. “Si te equivocas durante la retransmisión, la cosa no se queda ahí. Luego te machacan en Twitter”, afirma Paula Vázquez, que este año tuvo sus más y sus menos con una red social a la que es bastante asidua. “Al principio, lo que me pasó me sirvió de escarmiento, pero con el tiempo he vuelto a ver Twitter como un atril para decir muchas cosas en primera persona”. Con críticas o sin ellas, Vázquez se considera una privilegiada que puede vivir de lo que le gusta: la pequeña pantalla. Está acostumbrada, incluso, a que a sus 39 años ya la consideren una veterana del mundillo. “En la Academia de Televisión reunieron a los ‘tesoros vivos’ de la televisión. Por un lado me halaga, pero por el otro me sorprende que me digan que me han visto desde pequeña gente que tiene mi edad. ¡Es que empecé a los 16!”

“Que en el año que empieza en vez de un millón, puedan ser dos”: Los deseos

Anna Simon también se considera una afortunada a pesar de que este año, su máximo proyecto, Por arte de magia, no acabase de cuajar en la parrilla. “Me supo mal porque había un equipo dejándose la piel. Nos lo pasamos muy bien haciéndolo, pero en esto de la tele nunca se sabe. Hay programas que no cuajan pero es otra experiencia más que me llevo. Ojalá hubiese durado más”, afirma. Sus deseos para el 2014 no difieren muchos de los de cualquiera. “Le pido a 2014 quedarme como estoy. Personalmente le pido salud para mí y para los que quiero. Estoy bien como estoy”.

Paula Vázquez tiene un deseo añadido. “No solo pido quedarme como estoy, sino algo más tranquila. En las últimas semanas no he parado quieta”. Quietas no se quedarán este 31 de diciembre cuando, en mitad de una plaza llena a rebosar de gente, pasen algo de frío para narrar las doce campanadas a todo un país que espera a 2014. Ya se sabe, otra vez el champán y las uvas y el alquitrán…

Anna Simon Paula Vázquez Carmen Sevilla Alberto Chicote Antena 3
El redactor recomienda