De cómo el caso 'La Noria' ha evitado que se pague a Miguel Ricart
  1. Televisión
LAS CADENAS SE HAN EMPLEADO A FONDO

De cómo el caso 'La Noria' ha evitado que se pague a Miguel Ricart

Hasta hace un par de años, las televisiones hacían ricos a los delincuentes. La sociedad tenía asumido este tipo de entrevistas

Hasta hace un par de años, las televisiones hacían ricos a los delincuentes. Antena 3 pagó hasta 140.000 euros por una entrevista con Farruquito en ¿Dónde estás corazón?, Telecinco 72.000 euros a Violenta Santander para que pudiera defender a Antonio Puerta, el hombre que pateó a Jesús Neira hasta dejarle en coma, o 10.000 euros a la madre de El Cuco, el menor juzgado por la desaparición y muerte de Marta del Castillo.

Sin embargo, esta última entrevista fue un punto de inflexión en la televisión. Y es que, después de que el periodista y bloguero Pablo Herreros publicara una curiosa iniciativa que recopilaba las marcas que patrocinaba La Noria y su posterior repercusión en los medios, lo que llevó a la fuga de varios anunciantes, las cadenas no han vuelto a pagar a un criminal.

De hecho, tal fue la repercusión del caso La Noria que al mínimo ápice de polémica en redes sociales debido a una entrevista con un asesino, incluso sin hacer pagos, las cadenas deciden desligarle por completo de ello.Ni Mediaset ni Atresmedia están dispuestas a vivir un caso así.

Así sucedía este domingo después de que El Mundo publicara que las televisiones estaban tras los pasos de Miguel Ricart. Tras esta información, Telecinco salió al paso negando tajantamente que fuera a conceder "minutos de gloria televisiva a un asesino temido y repudiado por la sociedad", evitando así que la polémica pudiera seguir creciendo en redes sociales.

Lo mismo ocurrió con Atresmedia. Después de que se conociera que Espejo Público había entrevistado al triple violador y que sus informativos había emitido ya parte de ese encuentro, la cadena procedió a retirar cualquier material de su web que le relacionara con Ricart. El programa presentado por Susanna Griso tampoco emitió la entrevista a pesar de lo anunciado previamente.

El poder de las personas

De esta forma quedaba mostrado que el caso La Noria había cambiado las políticas de las cadenas. "La sociedad lo agradece", tuiteaba Herreros, que justo hace unas semanas publicaba El poder es de las personas,un libro relantando este caso y en el que se explican cómo se logran las cosas en el mundo de la comunicación.

"Si uniéndonos desde la sensatez colectiva conseguimos que los criminales y delincuentes no ganen dinero en TV u otros medios a costa de sus delitos será bueno para las marcas, los espectadores, los medios de comunicación y el periodismo; y por supuesto, para las familias de las víctimas", explica el periodista, que ha decidido destinar el 20% de los derechos de autor a la F.A.P.E.

No obstante, lo que aún no se ha conseguido es una regulación por parte del Gobierno. De hecho, el PP, CiU y Coalición Canaria (CC) alcanzaron un acuerdo en el Congreso para rechazar las entrevistas pagadas a condenados con indemnizaciones pendientes pero, en vez de promover reformas legales para impedirlas,apuestan por la autorregulación de los medios.

"Cambiar la ley para evitar estas situaciones podríaintroducir mecanismos de control contrarios a la libertad de expresióno a la presunción de inocencia", justificó el diputado popular Juan Carlos Lagares.